Alice in Chains en Santiago Gets Louder Meets Solid Rock: Vivir el presente sin olvidar el pasado

Alice in Chains en Santiago Gets Louder Meets Solid Rock: Vivir el presente sin olvidar el pasado
Movistar Arena, 2 de noviembre 2018.

Por Sebastián Allende.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

La edición 2018 del Santiago Gets Louder tenía preparado uno de los reencuentros más esperados por los fanáticos chilenos, Alice In Chains llegaba nuevamente al Movistar Arena como uno de los platos fuertes de este festival para saldar así una deuda y una espera de más de 5 años, tras ese gran show ocurrido en el mismo recinto y el debut de los originarios de Seattle vivido en el lejano Festival Maquinaria del año 2011.

Como si fuese un flashback hacia el pasado, las camisas leñadoras, las poleras afines a la banda así como de Soundgarden, Pearl Jam y Nirvana aparecen como credenciales para toda esa masa que poco a poco repleta la Arena. Más de 15 mil personas reunidas en pos de una nueva cita con una de esas agrupaciones puntales de un sonido que enamoró y marcó a una generación completa y que parece, por lo menos por este lado del cono, no conocer de modas ni tendencias.

Tras una breve introducción dada por la canción “Música Ricercata, II (Mesto, rigido e cerimoniale)” de György Ligeti, tema que sería conocido por ser parte de la banda sonora de la película Eyes Wide Shut de Stanley Kubrick, aparecerían sobre escena los cuatro héroes de la noche: Sean Kinney en batería, Mike Inez en el bajo, William Duvall en voz y guitarra y el talento de don Jerry Cantrell en voces y guitarra líder. Así, el cuarteto toma posiciones para con “Check My Brain” inundar de potencia y furia a todos los presentes. No es casualidad que elijan esta canción para dar comienzo a su show ya que, si nos remontamos al año 2009, esta fue la “carta de presentación” de la nueva versión de la banda tras su reencuentro y reagrupación con posterioridad al lamentable deceso de Layne Staley.

“Again” nos mantiene girando, saltando y gozando con la música de esta gran agrupación que demuestra sobre el escenario una compenetración y un espíritu envidiable que se lo desearía a cualquiera de las nuevas agrupaciones. “Es increíble estar de nuevo en Chile” nos exclama DuVall y de verdad se nota que la banda disfruta, con el pasar de los minutos, el ambiente que se vive en el recinto del Parque O’Higgins.

“Never Fade” y posteriormente “The One You Know” fueron las muestras del último trabajo de Alice In Chains lanzado en agosto de este año y del que hay que decir que los nuevos sonidos de la agrupación no destiñen para nada entre tantos clásicos que suenan, uno tras otro. El grito desesperado e incesante de DuVall se siente en “Them Bones”, la cual va casi pegada a “Dam That River” y es durante esta dupleta formada por estas sendas canciones del disco Dirt que los saltos y los cantos se sienten más fuertes.

Las guitarras de Cantrell siempre fueron un distintivo en el sonido de los de Seattle y durante esta noche no destiñeron con esos solos que únicamente él sabe ejecutar de manera tan pasional y correcta, como ocurre en “Heaven Beside You” o “We Die Young”, entregándonos esas melodías que son fácilmente reconocibles para los amantes del sonido de AIC. Una preciosa ejecución de “Down in a Hole” volvería a traer en la palestra el disco más tocado durante la noche, Dirt, con un William DuVall que se luce con su voz y que también nos entrega parte de su talento y aporte a la banda con las canciones “Hollow”, “Your Decisión” (en donde el público acompañó con las palmas) y en “Stone”, tema en que el bajo rasposo de Mike Inez se siente más fuerte que nunca.

El final no podía ser de mejor forma y junto al canto a todo pulmón de los clásicos “Would?” y “Rooster” finaliza un gran concierto que, con dieciocho canciones, abarca todas las etapas de la banda y que respeta la tradición de Alice In Chains, quienes con mucho respeto y sobre todo pundonor han sabido mantener en la memoria el pasado, vivir el presente a concho y demostrar que sí existe un futuro, tal como si fuera un saludo al cielo haciendo un salud al recuerdo de Layne Staley y Mike Starr (ex bajista fundador) para que ambos, desde el más allá, tengan la tranquilidad de que su legendario legado está muy bien cuidado y que no tiene intención de desaparecer.

Setlist:
Check My Brain
Again
Never Fade
Them Bones
Dam That River
Hollow
Heaven Beside You
Down In A Hole
No Excuses
Stone
We Die Young
Your Decision
Angry Chair
Man In The Box

Encore:
The One You Know
Got Me Wrong
Would?
Rooster

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Alice in Chains en Santiago Gets Louder Meets Solid Rock: Vivir el presente sin olvidar el pasado Movistar Arena, 2 de noviembre 2018. Por Sebastián Allende. Fotografías por Francisco Aguilar A. La edición 2018 del Santiago Gets Louder tenía preparado uno de los reencuentros más esperados por los fanáticos chilenos, Alice In Chains llegaba nuevamente al Movistar Arena como uno de los platos fuertes de este festival para saldar así una deuda y una espera de más de 5 años, tras ese gran show ocurrido en el mismo recinto y el debut de los originarios de Seattle vivido en el lejano Festival Maquinaria del año 2011. Como si fuese un flashback hacia el pasado, las camisas leñadoras, las poleras afines a la banda así como de Soundgarden, Pearl Jam y Nirvana aparecen como credenciales para toda esa masa que poco a poco repleta la Arena. Más de 15 mil personas reunidas en pos de una nueva cita con una de esas agrupaciones puntales de un sonido que enamoró y marcó a una generación completa y que parece, por lo menos por este lado del cono, no conocer de modas ni tendencias. Tras una breve introducción dada por la canción "Música Ricercata, II (Mesto, rigido e cerimoniale)" de György Ligeti, tema que sería conocido por ser parte de la banda sonora de la película Eyes Wide Shut de Stanley Kubrick, aparecerían sobre escena los cuatro héroes de la noche: Sean Kinney en batería, Mike Inez en el bajo, William Duvall en voz y guitarra y el talento de don Jerry Cantrell en voces y guitarra líder. Así, el cuarteto toma posiciones para con “Check My Brain” inundar de potencia y furia a todos los presentes. No es casualidad que elijan esta canción para dar comienzo a su show ya que, si nos remontamos al año 2009, esta fue la “carta de presentación” de la nueva versión de la banda tras su reencuentro y reagrupación con posterioridad al lamentable deceso de Layne Staley. “Again” nos mantiene girando, saltando y gozando con la música de esta gran agrupación que demuestra sobre el escenario una compenetración y un espíritu envidiable que se lo desearía a cualquiera de las nuevas agrupaciones. “Es increíble estar de nuevo en Chile” nos exclama DuVall y de verdad se nota que la banda disfruta, con el pasar de los minutos, el ambiente que se vive en el recinto del Parque O’Higgins. “Never Fade” y posteriormente “The One You Know” fueron las muestras del último trabajo de Alice In Chains lanzado en agosto de este año y del que hay que decir que los nuevos sonidos de la agrupación no destiñen para nada entre tantos clásicos que suenan, uno tras otro. El grito desesperado e incesante de DuVall se siente en “Them Bones”, la cual va casi pegada a “Dam That River” y es durante esta dupleta formada por estas sendas canciones del disco Dirt que los saltos y los cantos se sienten más fuertes. Las guitarras de Cantrell siempre…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0
Sebastián Allende

Periodista a ratos, Papá a miles, Cruzado y ClashCityRocker por millones.

Deja un comentario