Aterciopelados en Club Chocolate: música con sonido a igualdad
15 de marzo 2019.

Por Constanza Paredes.
Fotografías por Javier Martínez.

Lo ocurrido anoche en Club Chocolate fue un momento único, lleno de multiculturalidad, baile y amena conversación. Aterciopelados llegó presentando su nuevo trabajo titulado Claroscura, el que fue nominado como mejor álbum de música alternativa en los últimos premios Grammy latino, y que además, tiene la participación de otros artistas como Ana Tijoux y que está cargado de recuerdos y letras que buscan aquello tan esquivo últimamente: el derecho de vivir en paz (como habría dicho Víctor Jara), la necesidad de detenerse un momento a ver lo simple que nos rodea y por supuesto, crítica social.

La jornada inició con la banda Casanova, comenzando como la continuación de la música envasada que sonaba en el lugar y su canción titulada “Un año más”, que pegó lentamente a los asistentes que recién iban llegando y acomodándose para el show principal. La banda es de un sonido que no tiene necesariamente relación con lo que hace Aterciopelados, pero que sin embargo cautivó en cierto punto al público que alcanzó a escucharlos. Cabe destacar que los muchachos fueron invitados por los mismísimos dueños de la velada.

null

La noche avanzó y al fin aparecieron los colombianos en el escenario, el ambiente ya se encontraba energizado y el público gritaba emocionado alzando sus discos y banderas colombianas, resultando como un presagio de lo que fue la noche. Se podría decir que el 50% de los asistentes eran parceros que con nostalgia cantaron cada una de sus canciones clásicas y nuevas. Pero poco importó su procedencia, pues ayer el público fue uno solo: personas latinoaméricanas. La primera canción fue “Play”, que es parte del nuevo disco, invita a jugar, prestar atención, que la sabrosura no desaparezca y que la música sirva de caricia como parte de lo que a veces no es fácil dejar de fluir. El álbum no está alejado de su sonido, al contrario, es todo lo que han sido en más de 20 años de carrera y que innova con sonidos más electrónicos pero que se ciñe a la reiteración de versos constantemente como estamos acostumbrados en sus canciones.

null

Cuando comenzaron a aparecer las más clásicas como por ejemplo “Bolero falaz” y “Baracunátana” todo ya era una fiesta y la cercanía con el público también entregó un momento dulce: lanzó caramelos para amenizar aún más la noche. De Andrea Echeverri que es un encanto de mujer, conversó constantemente, casi como si estuviera en el living de su casa, con su voz tan llena de carisma y profundidad llenó el lugar y las gargantas de los asistentes con gritos llenos de gratitud. Explicó que el nuevo trabajo de la banda está pensado desde la crítica a la “sociedad superficial de mierda”, tal como lo dijo ella y que está convencida de que es momento de pensar bonito, una tierna invitación pero que resulta tan real en este mundo tan rápido y lleno de egoísmo que de verdad se convirtió en un regalo para los que probablemente llegaron después de un largo día de trabajo a disfrutar de un momento intenso y de relajo.

null

Siguieron apareciendo canciones de Claroscura y una de las que más llamó la atención fue la titulada “Dúo”, que es una especie de biografía de la banda y de la pareja principal que ha conformado por tanto tiempo este proyecto musical; la letra cuenta un poco la evolución de ella y Héctor Buitrago, no solo como músicos, sino que también desde su relación íntima, la letra los cataloga como surrealistas mágicos convertidos en un clásico, enunciado con la que todos concordamos cuando la escuchamos.

null

Así fue como la noche se llenó de regalos y sueños, risas y reflexión. Aterciopelados son un referente, un motivador de la autonomía, intertextualidad y descubrimiento, una banda que definitivamente debe verse por lo menos una vez en la vida, pues genera una satisfacción que probablemente pocas veces suceda: calidad y ritmo. La noche terminó con afectividad, sonando “A eme O” y “Rompecabezas” como las clásicas y “Soñemos un bosque” como una de las nuevas. Definitivamente se puede concluir que fue una jornada redondita, que en casi dos horas de espectáculo dejó a todo mundo satisfecho y con una sonrisa en la cara y alegría en el corazón.

Setlist:
Play
Cuerpo
He venido a pedirte perdón
Cosita seria
Dúo
Piernas
Tumbao
Maligno
Tu amor es
Despierta mujer
El álbum
Rompecabezas
Baracunátana
Bolero falaz

Encore:
A eme o
Soñemos un bosque
Florecita rockera

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE CASANOVA <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE ATERCIOPELADOS <<<

Deja un comentario