Conversamos con Carreyó: “Una canción puede inspirar para que las cosas sean más de corazón, honestas y justas”

Por Sebastián Allende.

El pasado jueves 4 de enero se presentó en Casa Parcas el cantautor panameño Carreyó, quien con 3 discos bajo la manga, visitó nuestro país en el marco de la promoción de su último trabajo discográfico ¿Cómo escribir un camino?, un CD DVD Documental que narrará la historia y filosofía de este particular artista.

Para conocer más acerca del trabajo de este músico y de su percepción de la actualidad latinoamericana conversamos telefónicamente con este destacado representante de la música panameña en la siguiente entrevista que podemos revisar a continuación:

Carreyó, muchas gracias por contestar nuestro llamado. Nos gustaría comenzar esta entrevista conociendo un poco sobre tu último y particular disco. ¿Cómo nace la idea de hacer un disco-documental? Y ¿Qué nuevos desafíos significó en relación a tus trabajos anteriores?

El disco nació con una canción que se llama “La vida es un viaje” y, a partir de eso, todas las canciones se comenzaron a hilar a través de ella. Nosotros lo que hicimos fue pensar cómo escribir un camino y fue lo que le dio una cara a todo el disco. Pensé en hacer algo diferente, algo más audiovisual. Tenía que darle un valor agregado a las cosas, sin olvidar lo realmente importante, que es la música. En el documental cuento mi historia a partir de mi viaje en México, a donde fui a crecer como artista, como solista. Sigo viajando a través de las canciones, porque la vida es un viaje a través de ellas.

Fue un desafío el buscar una historia que se hilara en forma audiovisual con la otra. Es un material más apegado a nuestro último EP. Cada canción narra que la vida es un viaje en donde vemos que “Jaime” sufre bullying, pero enfrenta su miedo. La línea que buscamos ahora es buscar al público en forma directa. Para mí el arte de hacer canciones, el conectar con ellas a través de las canciones es lo que me lleva a seguir en esto.

¿Cómo ves la escena musical panameña y cómo se inscribe en el concierto latinoamericano?

Panamá tiene mucho arte, mucho folclor panameño, es conocido por el reguetón en este momento, pero tiene mucha salsa. A mí me enriqueció lo latino. Yo creo que Panamá me inspira en lo de agarrar música de todos lados. El maestro de todos es Rubén Blades. Lo que tienen las canciones es mucho flow, el mensaje a través de la lírica y la música.

Cuéntanos acerca de la experiencia de trabajar con Nicolás García en “Jaime”, track perteneciente a tu último disco, Cómo escribir un camino ¿Cómo es trabajar con un niño?

Fue muy interesante porque Nicolás tiene 11 años y era perfecto para esta canción, que ya estaba escrita hace más de 2 años. Él tiene una voz dulce, que es lo que yo buscaba. Fueron cinco horas de sesión y en la primera toma teníamos la primera parte de “Jaimito”, quien es este personaje que le hacen bullying.

¿Cuál es tu relación con las redes sociales? Sobre todo pensando en la forma en la que se han dado a conocer los singles de Cómo escribir un camino o en los tutoriales de Youtube para tocar tus canciones?

Para mí las redes sociales son instancias que te permiten socializar con la gente que sigue tus pasos, tú forma de pensar. La tecnología hace todo más fácil para poder sacar una canción y concentrarte en ella. Yo soy un romántico del disco y del concepto que hay en él. A mí lo que me llena es que mis letras inspiren a la gente, ese es mi motor.

En la misma línea, te hemos podido conocer un poco más a partir de tus homenajes a dúo con diversos artistas como Oasis, Cerati o Rubén Blades ¿Cómo ha sido la respuesta de tus fans y del público en general frente a esta iniciativa (#ADúoCon)?

Yo tengo fans muy bonitos, siempre los leo y estoy atento a lo que escriben. Tengo un playlist de YouTube en donde juego a cantar con personas que idolatro, los comentarios en general de mi gente suelen ser muy positivos.

Algo que llama profundamente la atención de tu trabajo es el compromiso social que parece cruzarlo, por ejemplo, con la temática en contra del bullying en “Jaime”, la letra de “Cuidado con la ola” o la campaña #notetengomiedo ¿Cuál es, a tu juicio, el lugar del artista, del músico en el entramado social?

Yo lo veo como una necesidad de ser un altavoz: siempre buscar ser lo mejor en lo que te dedicas. Si vemos una injusticia hay que alzar la voz, para mí tiene que estar ligado. Entiendo que tiene que haber tiempo para todo, para bailar y disfrutar, pero lo hacemos todo a medias; igual una canción puede inspirar para que las cosas sean más de corazón, honestas y justas, sobre todo cuando una canción es de protesta, más que de amor y desamor. Esa es mi línea, desahogar a la sociedad.

Anoche te presentaste en nuestro país con Sabina Odone y Maca Torres ¿Conocías sus trabajos? ¿Cuál es la línea que une o vincula el trabajo de los tres?

Yo a Maca tuve el placer de conocerla en México, cuando fue a trabajar allá y tocar y componer. Conocí a Sabina por otra amiga artista chilena que se llama Valeria Cox, me recomendó con quien tocar y lugares para armar algo bueno que fue lo que hicimos anoche, una noche muy bonita de muy buena vibra. Fue una noche que disfruté mucho, aparte de cantar, como espectador.

¿Conoces el trabajo de algún otro músico chileno?

Yo he tenido el placer de conocer a Mon Laferte desde sus inicios en México, compartimos bohemia y soy súper fan de todo lo que hace. La admiro por todo lo que está haciendo, su arte y todo lo que ha logrado.

¿Cuál fue tu percepción del público chileno anoche?

Me gustó mucho la recepción, me trataron muy bien, me llevaron regalos. Ahora estoy tratando de llevarme entre los “cuicos” y los flaytes”. La gente chilena hasta ahora me ha tratado absolutamente bien.

¿Qué se viene para Carreyó en 2018?

Empezaremos una campaña de crowfounding en el cual entregaremos distintos premios por el apoyo por el disco. Sacaré un nuevo playlist en Youtube que se llamará #loqueseaporlamúsica en donde me verán haciendo distintas cosas día a día, como cantar en el metro, distintas expresiones relacionadas con la música. Una vez finalizado eso, mi plan es conseguir una marca que se puede asociar con esto, me apoye con una casa rodante y pueda cantar a distintas comunidades que necesiten de esto y dejar el mensaje de lo que hemos trabajado con el disco y que las marcas sean parte de esta. La idea es empezar por México, luego hacer algo de mi disco en inglés y posteriormente el resto de mi viaje será en América.

Un movido 2018 promete llevar a Carreyó hacia el próximo paso que dará para impulsar su carrera y que ya lo tiene instalado en México como uno de los artistas más talentosos, y sobre todo, inquietos de su generación con base en lo que él llama “pop con alma”.

Por Sebastián Allende. El pasado jueves 4 de enero se presentó en Casa Parcas el cantautor panameño Carreyó, quien con 3 discos bajo la manga, visitó nuestro país en el marco de la promoción de su último trabajo discográfico ¿Cómo escribir un camino?, un CD DVD Documental que narrará la historia y filosofía de este particular artista. Para conocer más acerca del trabajo de este músico y de su percepción de la actualidad latinoamericana conversamos telefónicamente con este destacado representante de la música panameña en la siguiente entrevista que podemos revisar a continuación: Carreyó, muchas gracias por contestar nuestro llamado. Nos gustaría comenzar esta entrevista conociendo un poco sobre tu último y particular disco. ¿Cómo nace la idea de hacer un disco-documental? Y ¿Qué nuevos desafíos significó en relación a tus trabajos anteriores? El disco nació con una canción que se llama “La vida es un viaje” y, a partir de eso, todas las canciones se comenzaron a hilar a través de ella. Nosotros lo que hicimos fue pensar cómo escribir un camino y fue lo que le dio una cara a todo el disco. Pensé en hacer algo diferente, algo más audiovisual. Tenía que darle un valor agregado a las cosas, sin olvidar lo realmente importante, que es la música. En el documental cuento mi historia a partir de mi viaje en México, a donde fui a crecer como artista, como solista. Sigo viajando a través de las canciones, porque la vida es un viaje a través de ellas. Fue un desafío el buscar una historia que se hilara en forma audiovisual con la otra. Es un material más apegado a nuestro último EP. Cada canción narra que la vida es un viaje en donde vemos que “Jaime” sufre bullying, pero enfrenta su miedo. La línea que buscamos ahora es buscar al público en forma directa. Para mí el arte de hacer canciones, el conectar con ellas a través de las canciones es lo que me lleva a seguir en esto. ¿Cómo ves la escena musical panameña y cómo se inscribe en el concierto latinoamericano? Panamá tiene mucho arte, mucho folclor panameño, es conocido por el reguetón en este momento, pero tiene mucha salsa. A mí me enriqueció lo latino. Yo creo que Panamá me inspira en lo de agarrar música de todos lados. El maestro de todos es Rubén Blades. Lo que tienen las canciones es mucho flow, el mensaje a través de la lírica y la música. Cuéntanos acerca de la experiencia de trabajar con Nicolás García en “Jaime”, track perteneciente a tu último disco, Cómo escribir un camino ¿Cómo es trabajar con un niño? Fue muy interesante porque Nicolás tiene 11 años y era perfecto para esta canción, que ya estaba escrita hace más de 2 años. Él tiene una voz dulce, que es lo que yo buscaba. Fueron cinco horas de sesión y en la primera toma teníamos la primera parte de “Jaimito”, quien es este personaje que le hacen bullying. ¿Cuál es tu relación…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0
Sebastián Allende

Periodista a ratos, Papá a miles, Cruzado y ClashCityRocker por millones.

Deja un comentario