Conversamos con Manuela Reyes de Amanitas: “La música es un lenguaje universal y que, teniendo historias y culturas diferentes, podemos entendernos a través de ella”

Por Sebastián Allende.

Hoy sábado 30 de junio el grupo nacional Amanitas, festejará el final de su primera gira por Chile con un concierto de larga duración en discoteque Blondie. Ha sido un 2018 bastante movido para este conjunto conformado por cinco artistas mujeres: Josefa Hidalgo en guitarra y coros; Lorena Guerra en tornamesa y coros; Natalia Pérez en la voz principal y batería; Manuela Reyes en el bajo, y Paula Rojas a cargo de los teclados y sintetizadores, quienes prometen entregar un gran show que, además, servirá para comenzar las celebraciones por sus cinco años de carrera.



Para conocer sus impresiones sobre este show, un poco más sobre la historia de la banda y hablar de música, conversamos con Manuela Reyes, bajista de Amanitas, en la siguiente entrevista que podemos revisar a continuación:

Manuela muchas gracias por conversar con nosotros en Parlante.cl para comenzar nos gustaría conocer sobre los orígenes de la banda ¿Cómo nació la idea de crear una banda como Amanitas?

Amanitas nació de la complicidad y la amistad. Natti y Jose se conocen desde chicas cuando eran compañeras en el liceo artístico de La Unión, donde ya cantaban y hacían música juntas. Luego, ambas se vinieron a estudiar a la capital y fue ahí donde conocieron a Pau y Lou, y luego a Manu. Teníamos una amistad y una química musical súper fuerte, así que fue natural querer iniciar un camino juntas compartiendo: la amistad, la pasión y un gran anhelo de expresión.

¿Cómo definirías la propuesta sonora de la banda?

Siempre resulta difícil como artista, definir la música que una hace, sobre todo cuando no se hace pensando en estilos o clasificaciones, pero, haciendo uso de ellas, creemos que es a grandes rasgos rock/pop. Y si profundizamos un poquito más en estilos; rock alternativo, dreampop y synth pop. 
Bases rítmicas (batería/bajo) del rock clásico y sicodélico de los 70s, sintetizadores espaciales, samplers y pads del pop de los 80s, guitarras con harto efecto del rock alternativo y el trip hop de los 90s, y melodías vocales ensoñadoras de un pop onírico.

En términos amplios ¿Qué es para ustedes la música?

Para nosotras la música es una forma de conexión y de catarsis poderosa. Es algo en lo que pensamos gran parte del día y nuestra forma de expresión liberadora. Además, como humanos, nuestros cuerpos están compuestos por más de un 65% de agua, así que escuchar, y sobretodo crear música, es sentir cómo todo dentro nuestro se estremece y conmueve con sonidos y melodías que vibran en distintas frecuencias, estados y matices.

¿Algún artista que los inspire y/o influencie?

En general todas escuchamos música muy diferente, pero confluímos en varios artistas que son una gran inspiración: Violeta Parra, Los Jaivas, Pink Floyd, Björk, Portishead y Tame Impala son algunos de ellos.

Hablando ya en forma directa de lo que es la composición, ¿cómo es el proceso para crear su música?

Creamos las canciones en nuestra sala de ensayo, a través de improvisación. Algunas veces Paula comienza a tocar una progresión linda de pads y otras Manu o Jose prueban pedales y, espontáneamente y de a poquito, todas nos sumergimos en un estado casi inconsciente, dejándonos guiar por la música. Tocamos y tocamos hasta quese va construyendo la estructura de una canción: las estrofas, los estribillos, un solo, una parte c. Cada una va definiendo bien su instrumento hasta que la canción se arma. Natti también canta ahí mismo las melodías vocales y esbozos de la futura letra de la canción, que completa en la casa.

Como son una banda bien numerosa ¿Poseen roles definidos?

Gran parte de nuestra carrera hemos sido una banda muy independiente, así que hemos tenido que aprender a desempeñarnos en áreas diversas. Por ejemplo, Natti ve toda la parte visual de Amanitas, desde diseños hasta ediciones de videos y redes sociales; Manu es como la periodista, escribiendo comunicados, invitaciones y usando redes sociales también. Jose se dedica a todo lo que sea proyectos, fondos y postulaciones. Lou y Paula son como productoras, viendo organización y financiamiento de actividades. Ahora, hemos ido armando un equipo sólido y lindo y hace menos de un año tenemos mánager que nos apoya mucho y que llegó a complementar estos roles que poseemos en la banda.

Hablando de los dos discos que poseen ¿Qué diferencias podemos encontrar con Sale el Mundo de Gritar, su primer lanzamiento, y lo último de ustedes que es Amor Celeste Imperial?

Sentimos que esos dos discos podrían ser de bandas diferentes, jaja. Cuando grabamos Sale el Mundo a Gritar, llevábamos poco tiempo de banda y nuestra formación era distinta. Paula aún no formaba parte y Lou era la vocalista. Era recién el comienzo de una larga búsqueda y lo vemos de alguna forma como la infancia de nuestro proyecto; inquieta y Juguetona.

Cuando llegó Paula, la primera canción que compusimos fue “Aventurar”, que es también la primera canción en la que Natti fue cantante principal. Eso nos condujo hacia a la sonoridad que habría en el futuro, en Amor Celeste Imperial.

Con nuestro último disco sentimos que encontramos nuestra identidad y una estación base para futuras búsquedas, en el rock alternativo, el dreampop y el synthpop. Tiene un sonido más maduro, gigante e imperial. Es la música que queremos expresar y las sensaciones que queremos compartir ahora mismo, ya conociéndonos y teniendo una dinámica maravillosa de composición.

Cuéntenos, ¿en qué consiste la temática de sus letras?

Las temáticas son variadas, pero siempre desde la perspectiva de una mujer latinoamericana en una época de liberación y expresión. Algunas tratan de amor onírico y transgresor, fuera de lugares comunes e incluso género. Otras hacen alusión a los sueños; ese mundo interior insconciente que muchas veces se desconoce y que Natti deja fluir, en un ejercicio surrealista. En todo hay inspiración, incluso hay canciones, como “Sudakalandia”, que tratan de manera surrealista cómo ocurrió la colonización de latinoamerica, imponiendo creencias y verdades ajenas.

Hablando de las giras que han realizado nos gustaría conocer ¿Qué tal es el saldo de sus presentaciones en España y México? ¿Cómo fue su experiencia de llevar su música a otras latitudes?

Ha sido muy lindo tener la oportunidad de mostrar nuestra música en otros países. Es ahí cuando te das cuenta de que la música es un lenguaje universal y que, teniendo historias y culturas diferentes, podemos entendernos a través de ella.

México es un país con un público para la música increíble. Fuimos en mayo del año pasado y ahí realmente la gente tiene una cultura de apoyar la música y moverse por bandas independientes. Volvimos habiendo conocido a gente hermosa que se organiza en fanclubs para apoyarnos.

En el caso del viaje a España, fue algo que jamás esperábamos tan pronto y nos sorprendimos mucho. Estuvimos en un festival/feria de música alternativa y la recepción de la gente fue súper positiva.

Viajar siempre es una inspiración gigante que tenemos como personas y como artistas.

Ya anclados en nuestro país, son una banda de hartas tocadas y están acabando su última gira por nuestro país ¿Nos podrían contar que tal estuvo esa experiencia a lo largo de nuestro país? ¿Alguna anécdota y/o detalle para recordar de este recorrido?

La verdad es que hacer una gira por Chile fue como cumplir un sueño que teníamos desde que comenzamos la banda. Curiosamente, comenzamos girando primero por China, un país que nunca esperábamos, antes que por Chile.

Como algunas somos del sur, siempre estuvo esa necesidad de recorrer y descentralizar un poco la música, comenzando por casa. Tocamos en Viña del Mar, Valparaíso, Quilpué, Rancagua, Pichidegua, Chillán, Concepción, Valdivia, Temuco y Puerto Montt. Todavía nos queda mucho por conocer, pero consideramos que es un lindo inicio para recorrer nuestro extenso país.

Creo que todas atesoramos cada concierto en nuestros recuerdos, porque en cada ciudad hubo magia y nos encontramos con gente que vibraba con nuestra música, una gran energía y mucho cariño. Es bien emotivo notar cómo las personas cantan las canciones enteras, formando un gran coro.

Como anécdota, en Concepción tocamos en dos oportunidades en un día y ambas estuvieron llenas. Primero tocamos un formato más íntimo, en un bar pequeño (Bar Callejón), y luego en Casa de Salud, donde la gente tenía una energía increíble.

Hablando de la música nacional ¿Cómo ven la escena? ¿Creen que se puede armar una carrera musical en nuestro país?

Vemos una escena súper fuerte y llena de bandas de diversos estilos, todas muy buenas. Pero sentimos que de alguna forma la industria musical chilena no ha dado abasto para tantos artistas. Hay espacios muy cerrados a cosas nuevas y todavía queda mucho por construir. La existencia de las plataformas de música digitales han sido un aporte gigante porque han podido, en general, democratizar la música y lograr que se conozca la música de artistas que no son necesariamente del mainstream, ni que suenan en las radios.

La verdad que no es raro ver que artistas vayan a probar suerte a otros países, como México, porque ser artista en Chile es difícil y recién está comenzando a valorarse. En nuestra experiencia en el extranjero, nos hemos dado cuenta de que miran nuestro país como un exponente de música muy buena, destacando mucho artistas femeninas como Ana Tijoux, Javiera Mena, Fran Valenzuela y Mon Laferte.

Este sábado 30 en Blondie darán su presentación más numerosa con un concierto de larga duración en donde, además, celebrarán sus 5 años de vida ¿Qué las motivó a tomar este desafío? Y ¿Qué tienen preparado para esa especial fecha?

Tocar en Blondie es un momento muy importante para nuestra carrera, y fue posible gracias al equipo que hemos ido formando y completando este último tiempo. Cinco años es un número significativo y sentimos que con este concierto se viene una nueva etapa más profesional para nuestra banda, porque será nuestro primer concierto con un gran equipo. Tendremos un show visual y de luces que siempre habíamos soñado, con una propuesta sicodélica y pop-art. Además, habrá algunas sorpresas musicales y muchísima energía y estados por los que viajaremos durante el show.

Para finalizar, y agradeciendo el tiempo para responder esta entrevista, ¿qué tiene preparado Amanitas para la segunda parte de este 2018?

Todo este año es para Amor Celeste Imperial, y tendrá su edición deluxe en los meses finales. Ya se ha dejado entrever con el arte nuevo y poco a poco irá revelando sorpresas. También planeamos seguir tocando por otros lugares de nuestro país y compartir nuestra música lo más que se pueda; en nuevos singles, videoclips, videos en vivo, en entrevistas y en talleres. Paralelamente, seguiremos creando mucha música para futuros discos; nos brota y nos apasiona mucho.

Las entradas para el gran show de Amanitas en Blondie están a $5.000 por el sistema Ticketpro (valor no incluye cargo por servicio).

null

Por Sebastián Allende. Hoy sábado 30 de junio el grupo nacional Amanitas, festejará el final de su primera gira por Chile con un concierto de larga duración en discoteque Blondie. Ha sido un 2018 bastante movido para este conjunto conformado por cinco artistas mujeres: Josefa Hidalgo en guitarra y coros; Lorena Guerra en tornamesa y coros; Natalia Pérez en la voz principal y batería; Manuela Reyes en el bajo, y Paula Rojas a cargo de los teclados y sintetizadores, quienes prometen entregar un gran show que, además, servirá para comenzar las celebraciones por sus cinco años de carrera.

 Para conocer sus impresiones sobre este show, un poco más sobre la historia de la banda y hablar de música, conversamos con Manuela Reyes, bajista de Amanitas, en la siguiente entrevista que podemos revisar a continuación: Manuela muchas gracias por conversar con nosotros en Parlante.cl para comenzar nos gustaría conocer sobre los orígenes de la banda ¿Cómo nació la idea de crear una banda como Amanitas? Amanitas nació de la complicidad y la amistad. Natti y Jose se conocen desde chicas cuando eran compañeras en el liceo artístico de La Unión, donde ya cantaban y hacían música juntas. Luego, ambas se vinieron a estudiar a la capital y fue ahí donde conocieron a Pau y Lou, y luego a Manu. Teníamos una amistad y una química musical súper fuerte, así que fue natural querer iniciar un camino juntas compartiendo: la amistad, la pasión y un gran anhelo de expresión. ¿Cómo definirías la propuesta sonora de la banda? Siempre resulta difícil como artista, definir la música que una hace, sobre todo cuando no se hace pensando en estilos o clasificaciones, pero, haciendo uso de ellas, creemos que es a grandes rasgos rock/pop. Y si profundizamos un poquito más en estilos; rock alternativo, dreampop y synth pop. 
Bases rítmicas (batería/bajo) del rock clásico y sicodélico de los 70s, sintetizadores espaciales, samplers y pads del pop de los 80s, guitarras con harto efecto del rock alternativo y el trip hop de los 90s, y melodías vocales ensoñadoras de un pop onírico. En términos amplios ¿Qué es para ustedes la música? Para nosotras la música es una forma de conexión y de catarsis poderosa. Es algo en lo que pensamos gran parte del día y nuestra forma de expresión liberadora. Además, como humanos, nuestros cuerpos están compuestos por más de un 65% de agua, así que escuchar, y sobretodo crear música, es sentir cómo todo dentro nuestro se estremece y conmueve con sonidos y melodías que vibran en distintas frecuencias, estados y matices. ¿Algún artista que los inspire y/o influencie? En general todas escuchamos música muy diferente, pero confluímos en varios artistas que son una gran inspiración: Violeta Parra, Los Jaivas, Pink Floyd, Björk, Portishead y Tame Impala son algunos de ellos. https://www.youtube.com/watch?v=oKirG39DAZc Hablando ya en forma directa de lo que es la composición, ¿cómo es el proceso para crear su música? Creamos las canciones en nuestra sala de ensayo, a través de improvisación. Algunas veces Paula…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0
Sebastián Allende

Periodista a ratos, Papá a miles, Cruzado y ClashCityRocker por millones.

Deja un comentario