Conversamos con Piero Duhart: “Hoy en día la gente está más clara que un músico puede tener varios proyectos por donde moverse”

Por Francisco Aguilar A.
Pauta por Francisca Neira.

Piero Duhart es el cantante, guitarrista, compositor y referente del grupo de rock pop De Saloon. En 2013, Duhart concretó su debut como solista con el disco Espíritu, en un camino paralelo a su banda, más cercano al pop electrónico y con un trabajo vocal distinto. Este 2018 libera su segunda producción en solitario titulada Corazón Imperial, la cual se encuentra promocionando.

Pudimos conversar con Piero acerca de su carrera solista y de cómo logra mezclar ésta con la vorágine de ser el frontman de De Saloon. Todo, en la siguiente entrevista:

Piero, gracias por conversar con nosotros. Para empezar, eres líder de una de las bandas de mayor rotación radial y más conocida de la escena chilena, ¿de dónde viene la necesidad de publicar un proyecto personal paralelo a De Saloon? Hace un tiempo ya lanzaste tu primer trabajo individual, Espíritu y ahora este segundo, Corazón Imperial.

Son varios factores, varias ideas que al final terminan haciendo que haya sacado otro disco. La primera puede estar relacionada con el primer trabajo, que se editó el 2013, al que le fue muy bien. Yo fui bastante cauteloso al sacarlo en el sentido de que, como en cualquier proyecto popular como es De Saloon y uno de los integrantes hace otro proyecto en paralelo, se puede generar esta idea de que se va a acabar el grupo. Tuve que responder mucho eso, que el grupo no se acababa, pero el recibimiento fue súper bueno, hasta el día de hoy gusta muchísimo: lo he tocado en vivo y tuvo excelente recepción cuando salió, me dejó muy contento. Yo sé lo difícil que es para cualquier músico tener un proyecto que funcione, imagínate tener dos. Para mí, la verdad, fue bastante grato sentir que la gente lo percibió de súper buena manera y que gustaron muchísimo las canciones y que el medio también lo recibió súper bien. Tuvo singles radiales, qué se yo, video clips en canales de video música y súper buena crítica. Ese fue un gran puntapié inicial y un gran espaldarazo para que yo dijera que más adelante tenía que hacer otro disco. En el intertanto, sacamos una nueva placa con De Saloon y también pasa por hacer más música. Yo soy el compositor de todas las canciones de la banda entonces la gente entenderá que es algo que a mí me apasiona y que siento que es lo que más me gusta hacer, que es ser compositor y estoy siempre generando canciones. Material había para que yo dijera “voy a hacer un segundo disco”, busqué el tiempo necesario para hacer uno como el que quería y por ahí iba esa necesidad de hacer más música.

Pese a que entre Espíritu y este Corazón Imperial hay una identidad común, pareciera que este segundo trabajo está más cerca de las guitarras y del lenguaje que sabemos que manejas con De Saloon. ¿Es así?

Por supuesto, no es a propósito, pero lo hice una forma súper natural. El primer disco, lo hice de una forma en la que tenía una idea predispuesta que era que no se pareciera a De Saloon, que si iba a hacer nueva música, fuese algo distinto. Por ende, caí o recaí en el electro pop que es música que a mí me gusta, me encanta trabajar con máquinas, con secuencias, tengo la posibilidad de tener un home studio y trabajar desde ahí, entonces era una idea súper clara. Trabajé con un productor, Arturo Zegers, con el que dimos varias vueltas al hecho de no parecerse, saqué la guitarra como hilo conductor que es lo que la gente más reconoce de mí, como un guitarrista, pasé a un disco más de secuencias, de sintetizadores. Pero cinco años después hice todo lo contrario, me liberé un poco de ese peso. Es obvio que si a mí me gusta la guitarra, que es mi instrumento principal, pasa ésta a ser el hilo conductor de todas las canciones, me parece que hay solos de guitarra en todas las canciones, lo que evocará claramente a lo que he hecho con De Saloon a lo largo de 20 años. Si alguien encuentra que se parece o hay similitudes, es una obviedad, yo soy el cantante, el que hace las canciones, el guitarrista, entonces claramente alejarme de eso ya no tenía ningún sentido sino que, por el contrario, uno tiene que disfrutar lo que hace, disfrutar hacer un disco y para mi esa fue la opción y creo que quedo súper bien, quedé súper contento.

¿Cuáles son las influencias que predominan en este nuevo trabajo?

Varias. Una de las características a la hora de definir lo que iba a grabar, qué canciones iban a quedar en este disco, fue tomar la opción de decir “voy a reflejar influencias”, que son súper notorias, como llevar mis gustos musicales a las canciones. Yo soy un fanático de Johnny Marr, de las guitarras de él y hay una canción que se llama “Dolor Domado” y lo traté de calcar súper gráfico con la guitarras con coros, con reverb, pasadas por un roland, ese tipo de cosas que uno como músico trata de emular o características que uno busca en la música que las traté de plasmar súper gráficamente. O el primer single “Eternamente”, que es un tema guitarrero, súper noventero en el que todas las influencias de mi adolescencia como Nirvana, Soundgarden, qué se yo, están en esa canción. O cosas más ochenteras como Soda Stereo. Hay un tema que se llama “Destino” y traté de que sonara súper ochentero con guitarras más ligadas a esos años. Esas influencias se notan súper claras y me dejó súper contento el resultado, creo que se logra Mucha gente me ha dicho que le gusta el disco, que suena súper ochenta, que se logró el objetivo. Es bonito que la gente vea otro tipo de influencias y es la suerte de hacer un disco solo, donde uno se puede dar ese tipo de lujos.

¿Qué importancia tienen las colaboraciones en este segundo trabajo tuyo como solista?, ¿son opciones estéticas o tienen alguna participación en la creación de la música?

Es súper bonito lo que pasó con el tema de las colaboraciones. Es un tema que ha llamado mucho la atención por la gran cantidad de músicos chilenos y lo destacados que son cada uno, pero también a mí me gusta por lo natural que se dio, aquí no hay ninguna idea preconcebida de decir “voy a hacer un disco de colaboraciones” sino que, por el contrario, se fue dando según lo que iba pidiendo la canción y como una opción de tener un disco de solista ya que en De Saloon somos un trío y somos súper autosuficientes, nos metemos a grabar, grabamos el disco y hay muy pocas incorporaciones externas, es bien cerrado el círculo. Ahora, como podía hacerlo, podía llamar a quien quisiera y tomar ese tipo de decisiones artísticas, lo hice y fue súper natural. Me fui encontrando con gente en el estudio o diciendo “a esta canción le falta algo, quiero probar algo nuevo”. Ha llamado mucho la atención el reggae que hice, se llama “Me quiero” y es el segundo single, donde está Pablo Ilabaca, Rulo y Zaturno. Esas incorporaciones son netamente por admiración, hay un tema de que nos conocemos hace muchos años, de admiración a su trabajo y de querer que ellos aportaran con todo su talento y lo hicieron. Yo no me manejo en ese estilo y ellos, claramente, sí entienden mucho más ese código y lo hicieron increíble. Los tres hicieron que la canción creciera muchísimo. La incorporación de Zaturno fue fantástica porque yo nunca he trabajado con hip hop, con alguien rapeando en una canción mía y quedó impecable. Recuerdo que cuando me mandó la pista fue fantástico al escucharla y sentir que la canción creció en un 100%, así que quedé súper contento y así también la necesidad de cada canción. Hay unas canciones muy ochenteras en las que llamé a Eduardo Caces, estilísticamente funcionaba súper bien con cada canción o así a cada uno de los invitados, que lo hicieron fantástico.

Hablemos ahora del proceso compositivo, ¿Cómo lo haces?, ¿Te basas en el día a día?, ¿Te sientas a componer? Cuéntanos un poco sobre eso.

Sí, me siento a componer. La gente a veces tiene una idea más romántica del tema de la composición. Yo trabajo más la composición, me siento día a día a trabajarla. Hoy en día es mucho más fácil teniendo un estudio a disposición en la casa. Uno se levanta temprano a trabajar y a generar contenido y también eso te da la posibilidad de que sean más constantes y no solamente si es que hay que hacer un disco uno haga 10 o 20 canciones. A mí me gusta componer muchísimo, hago muchísimo material, así que es bastante metódico el trabajo. Obviamente hay canciones que salen de otra forma, de una inspiración mucho más natural, de pronto te encuentras en donde sea y aparece la canción, ahí uno tiene que atraparla y aterrizarla, eso también pasa y hay canciones así en este disco. Pero generalmente soy más trabajólico, estoy trabajando constantemente y por eso mismo se junta más material y puedo decidir qué música suena para un proyecto solista, para De Saloon o para otros artistas, porque también me han pedido trabajar con otros músicos y hacer canciones. Es algo que me gusta muchísimo y técnicamente abogo a todo tipo de formato. Si bien la guitarra es mi instrumento primario para componer, luego hay otras opciones como el piano, pero generalmente trabajo así y funciona bastante bien.

Piero, en general tus canciones tienen temáticas de amor, desamor, nostalgia, etc. ¿Cuál es tu visión respecto del rol social del músico?

Es súper importante. El hecho de que menciones que mi música tiene como ese lado más melancólico, más nostálgico, también tiene una labor social entre comillas. El hacer sentir bien a la gente, hacerlas sentir acompañada, no todo tiene que ser tan literal. En general yo siento, y me hace sentir bien, cuando la gente se acerca y me dice “nos conocimos con esta canción”, “nos casamos con esta canción”, “en el bautizo de mi hijo sonó esta canción”. Generalmente uno está haciendo una labor de divertimento, de esparcimiento, pero también es parte de la vida de la gente, uno se hace parte de ellos, nosotros somos parte de la banda sonora de tal generación y ese tipo de cosas es súper bonito, sin tener que ser tan literal o tener una posición súper clara en las canciones, porque sí la tenemos afuera, como personas naturales. Pero en las canciones, por lo menos, ya que es estilísticamente lo que a mí me gusta, prefiero hacer canciones de amor y hacer sentir bien a la gente al final.

En el ámbito netamente cultural, ¿Cómo ves la realidad chilena a grandes rasgos?

Falta como siempre. Hacer cultura en Latinoamérica, no solo en Chile, es tan difícil, obviamente cuesta, siempre hacen falta lugares. Con internet da la sensación de que pasan muchas cosas, pero la realidad es que no pasan tantas, hacen falta más lugares. Hace falta que la gente encienda la cultura, que disfrute la cultura, que se acerque a ella, no solo a lo masivo. Yo creo que esta es la pregunta en la cual uno puede retroceder en el tiempo y siempre será la misma respuesta, siempre hace falta tanta ayuda, que se hagan cargo. Es súper difícil, me saco el sombrero por los gestores culturales, sé lo difícil que es y cada uno está dando una pequeña pelea.

¿En cuanto a la escena musical, estás escuchando algo en particular? ¿Algo que recomendar?

No, nada en particular. Escuché el disco de We Are The Grand porque tuvimos la suerte de salir el mismo día. A los chiquillos los conozco, son súper talentosos, esta súper bueno. Pero que tenga una banda que escuche realmente, como lo hacía cuando era chico, que escuchaba a Los Tres todo el día, no tengo ahora. Chile está pasando por un excelente momento musical en el que hay una gran cantidad de bandas, una gran cantidad de música dando vuelta. La lata es que falten espacios y que los chicos se desilusionen porque es tan fácil hacer música, es fácil generarla, grabarla. Puedes generar música en un día, subirla y que mucha gente la escuche, pero te quedas con esa sensación de que “y ahora qué hacemos”, ese es el tema. Musicalmente Concepción siempre sorprende. Yo soy súper consumidor de música chilena, me gusta muchísimo, está en súper buen pie y hay que darle.

¿Cuál es tu visión de la distribución de la música a través de internet versus la “antigua escuela” de producción musical? Ustedes en De Saloon han vivido ambas etapas.

Nosotros tuvimos la suerte de vivir las dos caras, vivimos un poco el tema de “la industria”, donde existían sellos que te costeaban los discos, tuvimos la suerte de grabar afuera, vivir en otro país mientras grababas un disco, trabajar con productores internacionales y ese tipo de cosas, versus hoy en día donde cada músico es su propia empresa, cada músico saca su disco, invierte y el alcance va de la mano con dicha inversión. La dificultad siempre está, yo tengo opiniones divididas, creo que hoy en día es un excelente momento para generar música. Por ejemplo, acabo de sacar mi disco solista, salió hace unas semanas y me meto a Spotify a ver números para ver la cantidad de gente que lo ha escuchado y en un fin de semana, 15.000 personas escucharon el disco, una cifra exacerbada comparada con la industria antigua. Antes, si a tu disco le iba bien vendías 10.000 copias. Hoy en día el alcance que te da la era digital es gigante, el tema pasa por que todos están haciendo lo mismo entonces hay mucha música. Si bien a mí me favorece el hecho de que vengo de una banda conocida, la gente ya me conoce y conoce un poco la música que hago, lo difícil es para las bandas nuevas para que se den a conocer ya que quedan en el limbo sin saber que más hacer. Siempre lo digo, lo que hay que hacer es tocar y eso no va a cambiar nunca, si bien cambia el formato en el que se entrega, ya que hoy en día todo es digital, lo que nunca va a cambiar es el tocar en vivo y eso hace la gran diferencia y es ahí donde van a ganar las bandas.

De Saloon es una banda que gira bastante dentro del país, ¿cómo compatibilizarás eso con la promoción de tu trabajo en solitario?, ¿qué estrategias tienes pensadas para este segundo caso?

Si, ya tengo una banda armada. El primer disco lo toqué muy poco, por lo mismo. Fui bastante cuidadoso de no molestar mucho, de tocar lo justo y necesario, toqué mucho menos de lo que me hubiese gustado porque también era un disco difícil de tocar. Ahora quiero tocar mucho más este disco, por eso hice algo más orgánico, algo fácil de llevar y presentar en vivo. Tengo una banda increíble que me acompaña y vamos a tener presentaciones, la idea es movernos y que vaya en paralelo, la verdad es que tenemos la suerte con De Saloon de ser de las bandas que más toca, pero saco este disco en invierno, donde bajan bastante los shows en vivo, lo que me da el tiempo para promocionarlo, dar entrevistas y tener momentos para preparar cuándo tocar, no creo que haya problema, yo creo que para el primer disco estaba más preocupado, incluso en minutos tocando con De Saloon, la gente me pedía temas del disco solista o llegaba con el disco. Hoy en día la gente está más clara que un músico puede tener varios proyectos por los cuales moverse, en los cuales tocar y sabe hacer las separaciones y disfrutan ambos show de la misma manera.

Nos comentabas recién sobre tu banda, ¿quiénes componen ésta?

Está Diego Fuchslocher en la batería que fue quien grabó todas las baterías y también me acompaña en mi primer disco, él era el baterista de López y ahora está trabajando conmigo. Está Lucas Pino, que toca en De Saloon, es el cuarto integrante de la banda, el músico invitado, lo tengo al lado y es un tremendo músico; y Mike Pino, el hermano de Lucas, que es un excelente bajista, es sesionista y nos conocemos hace muchos años. Es una banda clásica de rock pop.

¿Y qué pasa mientras tanto con De Saloon? En alguna parte leímos que durante este 2018 volverán a entrar al estudio.

Sí, De Saloon el segundo semestre debería tener música nueva. El año pasado hice el disco nuevo que vamos a sacar, lo trabajé y ahora solo falta juntarnos con los chiquillos, hacer la pre producción y montarlo para poder grabarlo y, lo más seguro que sea ahora en el invierno ya que como te comentaba es temporada baja y tendremos tiempo para grabar. La diferencia hoy en día es que la industria te exige estar sacando singles, eso va a generar una distancia que no sé si este año va a salir el disco, porque quizá a fin de año va a salir un single y en marzo del próximo año, el disco, no lo tenemos muy claro. Lo que sí tenemos claro es que De Saloon va a presentar nuevo material este año, antes de que termine.

¿Fechas agendadas para presentar “Corazón Imperial”?

No, hay un par de fechas chicas agendadas, pero quiero hacer un lanzamiento más grande, para poder juntar a la mayor cantidad de músicos invitados que tiene este disco, para que sea bien entretenido el show. Quiero que la gente conozca el disco, se aprendan las canciones, dejar pasar un par de meses y de ahí ver, en agosto o octubre, para poder lanzarlo como corresponde.

Por Francisco Aguilar A. Pauta por Francisca Neira. Piero Duhart es el cantante, guitarrista, compositor y referente del grupo de rock pop De Saloon. En 2013, Duhart concretó su debut como solista con el disco Espíritu, en un camino paralelo a su banda, más cercano al pop electrónico y con un trabajo vocal distinto. Este 2018 libera su segunda producción en solitario titulada Corazón Imperial, la cual se encuentra promocionando. Pudimos conversar con Piero acerca de su carrera solista y de cómo logra mezclar ésta con la vorágine de ser el frontman de De Saloon. Todo, en la siguiente entrevista: Piero, gracias por conversar con nosotros. Para empezar, eres líder de una de las bandas de mayor rotación radial y más conocida de la escena chilena, ¿de dónde viene la necesidad de publicar un proyecto personal paralelo a De Saloon? Hace un tiempo ya lanzaste tu primer trabajo individual, Espíritu y ahora este segundo, Corazón Imperial. Son varios factores, varias ideas que al final terminan haciendo que haya sacado otro disco. La primera puede estar relacionada con el primer trabajo, que se editó el 2013, al que le fue muy bien. Yo fui bastante cauteloso al sacarlo en el sentido de que, como en cualquier proyecto popular como es De Saloon y uno de los integrantes hace otro proyecto en paralelo, se puede generar esta idea de que se va a acabar el grupo. Tuve que responder mucho eso, que el grupo no se acababa, pero el recibimiento fue súper bueno, hasta el día de hoy gusta muchísimo: lo he tocado en vivo y tuvo excelente recepción cuando salió, me dejó muy contento. Yo sé lo difícil que es para cualquier músico tener un proyecto que funcione, imagínate tener dos. Para mí, la verdad, fue bastante grato sentir que la gente lo percibió de súper buena manera y que gustaron muchísimo las canciones y que el medio también lo recibió súper bien. Tuvo singles radiales, qué se yo, video clips en canales de video música y súper buena crítica. Ese fue un gran puntapié inicial y un gran espaldarazo para que yo dijera que más adelante tenía que hacer otro disco. En el intertanto, sacamos una nueva placa con De Saloon y también pasa por hacer más música. Yo soy el compositor de todas las canciones de la banda entonces la gente entenderá que es algo que a mí me apasiona y que siento que es lo que más me gusta hacer, que es ser compositor y estoy siempre generando canciones. Material había para que yo dijera "voy a hacer un segundo disco", busqué el tiempo necesario para hacer uno como el que quería y por ahí iba esa necesidad de hacer más música. Pese a que entre Espíritu y este Corazón Imperial hay una identidad común, pareciera que este segundo trabajo está más cerca de las guitarras y del lenguaje que sabemos que manejas con De Saloon. ¿Es así? Por supuesto, no es a propósito, pero lo hice una…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0
Francisco Aguilar

Melómano, cinéfilo, futbolero y soñador.

Deja un comentario