Conversamos con Fakuta: “Crear una canción es como esculpir con arcilla, ya que estoy dándole forma hasta que esté lista la obra”

Por Sebastián Allende.
Pauta por Francisca Neira.

Este viernes 9 de febrero, en Bar El Clan, se dará inicio a la gira chilena-española de Pamela Sepúlveda, más conocida como Fakuta, quien ha sido catalogada por la prensa especializada como “indispensable” a la hora de escuchar pop hispano, y será la primera chilena en presentarse en el Madrid Pop Fest.

Lo anterior deja en evidencia que la nutrida trayectoria musical de Sepúlveda no ha sido en vano: Golden Baba, El Banco Mundial y World Music son solo algunos de los proyectos colectivos en los que participó antes de iniciar su carrera como solista el 2009, lo que le ha llevado a ser reconocida tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Para conocer más acerca de sus influencias, proceso creativo y de lo que se viene en su carrera musical, conversamos en forma telefónica con Fakuta.

Fakuta, muchas gracias por conversar con nosotros, para comenzar cuéntanos ¿Cómo se da el paso de tus estudios de arquitectura a la música, y cómo combinas ambas facetas el día de hoy?

Yo hago música desde muy chica, desde antes de estudiar. Tenía una familia que no estaba muy ahí que yo hiciera música y entonces cuando me tocó elegir que estudiar de todas las maneras posibles me hicieron entender que la música era un camino poco probable, seguía haciendo música pero en realidad me metí a la arquitectura. Cambié como músico al ponerme a estudiar arquitectura, como que fui estructurando los procesos creativos. Aprendí a contextualizar, y me dieron las ganas de componer, me aclaró mucho la mente el pasar por la Universidad.

¿Cómo es tu proceso de composición y producción de las canciones?

En una primera etapa, las canciones aparecen un poco jugando con el teclado o la guitarra, armo la estructura más primitiva. Siempre aparecen con una palabra que me guste, en torno a esa palabra armo la letra. Trato que la música sea como la banda sonora de la letra, como que me inspiro con eso. Luego de la parte más primitiva, paso a la parte de producción de la canción, que es la parte más divertida, porque como que desvisto la canción. Yo lo percibo como esculpir con arcilla, dándole forma hasta que esté lista. Puedo pasar semanas o meses en encontrar el sonido que yo quiero.

¿Cambió de alguna forma el dejar de trabajar con De Janeiros (Pablo Muñoz y Milton Mahan)?

En realidad no ha cambiado, ya que lo que yo hacía era muy parecido. Lo que pasa es que decidí dejar de trabajar con ellos, ya que me di cuenta que en el proceso de producción avanzaba mucho. En el estudio me di cuenta que eran cosas que ya sabía que podía hacer. Teníamos como un contrato de palabra para trabajar los dos primeros discos.

¿Cómo notas que ha evolucionado o cambiado tu sonido desde que partiste como solista el 2009?

Siempre he estado bien centrada en la música electrónica, creo que antes me preocupada de muy pocos elementos, después pasé por una etapa de pasar por todos los elementos. Ahora como que he vuelto a ocupar pocos, al principio era un tema de timidez, no me atrevía a hacer ciertas cosas. En el primer disco no hay bajos, por que no existía el conocimiento de las sonoridades que llenan todos los espacios. El segundo disco fue más recorrer todas las posibilidades, aprender. En el último es una combinación de tener los conocimientos, pero al mismo tiempo tratar de que las canciones funcionen de una manera más natural.

¿Cuáles son tus influencias musicales?

La música pop en general. Escuché mucho tiempo música experimental y contemporánea, sobre todo cuando estudiaba arquitectura. Desde esa época que no escucho una banda de rock, ya que me cuesta conectarme con esos sonidos, que son una capa de algo, sobre otra capa, es como hacer una torta. En cambio la música contemporánea se compone de otra manera, con elementos que aparecen y desaparecen, como que tiene otra ingeniería. Me gustan mucho las canciones, escucho muchas mujeres que hacen música, ya que siento que no caen mucho en la onda que se esté haciendo actual, sino que aparecen con ideas que se están haciendo por fuera.Tu último disco, Tormenta Solar es de casi fines de 2014, ¿qué pasó en tu vida musical hasta llegar al maxi single Abrazándote/Perfecto desastre de fines del año pasado?

Estuve tocando sin parar. Muchas giras, aparte de eso siempre he estado haciendo música en colaboraciones, un montón de cosas que van apareciendo en el camino.

¿Hay alguna urgencia por decir algo en particular para sacar solo dos canciones en este formato y no esperar a un LP, o hay alguna otra razón?

Yo creo que la música ya no se escucha en LP, creo que la gente que escucha mi música, con spotify y todo, escucha canciones y si te gusta mucho un artista buscas el disco. El disco en realidad es algo ochentero, noventero. Mi interés son las canciones, buscar ese tipo de composición y darle la importancia. Sé que si saco de a poco, la gente si va a escuchar mis canciones.

¿Cómo es tu relación con la industria musical y con el papel que juegan las redes sociales en la distribución del trabajo de los artistas?

Yo creo que ahora estamos en un proceso como crítico, ya que cuando empecé el 2009 con este proyecto me pasaron muchas cosas buenas por saber utilizar el internet y las redes sociales, eso era solo porque la gente te escuchaba en My Space y era natural. Ahora creo que hay una crisis de información, si bien las redes sociales te sirven para conectarte pero solo a nivel local, ya que hay muchas bandas. Creo, además, que están volviendo los sellos grandes, quienes pueden pagar por publicidad en las redes sociales, por ponerte en la radio. Está volviendo una mecánica que había desaparecido cuando empecé. Se está volviendo más competitiva, lo cual es muy complicado para las bandas nuevas.

¿Cómo ves la escena musical chilena? ¿Crees que existe una “escena” como tal?

Yo creo que ahora incluso hay varias escenas, hay una escena de electrónica, una de experimental, una de indie rock. Eso está “bakán” y es bueno, ya que en Chile siempre aparecen talentos muy importantes con autogestión.

Varios de tus trabajos han sido realizados en colaboración con otros músicos como Bronko Yotte o Cristóbal Briceño y tu misma has colaborado con otros artistas como Javiera Mena o Gepe ¿Cómo se da esta suerte de camaradería y cómo influye el trabajo de cada uno en el de los otros?

Igual es chico acá, si deseas hablar con un artista y conocerlo, les puedes escribir por Facebook. Yo antes cuando la escena era más chica toqué con Gepe, con la Javiera Mena. Al Cristóbal Briceño lo conocí en un carrete del sello que compartíamos y decidí llamarlo para un tema en donde quería una voz media soul y él tiene una onda así y decidí llamarlo.

¿Con quiénes (bandas o solistas) te sientes cercana en cuanto a estilo y a la vez en qué te diferencias de ellas, como propuesta musical?

No sé si en estilo, pero me siento cercana a Kinética, Entrópica, a la Niña Tormenta, como son mujeres siento que el lugar donde hacemos las cosas es similar. Me doy cuenta que a las mujeres nos cuesta decir: “Voy a hacer algo”. Por eso siento que las mujeres que logran hacer algo, superan como una inseguridad milenaria del género que se nos ha impuesto, y, además cuando lo logran hacer, es muy sincero.

Sabemos que en marzo te vas de gira por España y que, además, eres la primera chilena en participar en el Madrid Pop Fest, ¿qué esperas de esta gira?

Es una gira promocional, lo distinto de España es que la gente siempre busca la novedad, para mi es súper importante, ya que espero encontrarme con ese público que es súper respetuoso y la gente te escucha. Ellos carretean, pero van y escuchan a la banda. Es importante para mí pasar por hartas ciudades y poder mostrar mi música.

Fakuta, agradeciéndote el tiempo para conversar con nosotros y para finalizar ¿Cuáles son tus planes para este año 2018?

En este año estoy haciendo mi tercer disco, tengo que terminar hartas canciones. Lo de la gira salió y me interrumpe un poco el proceso de sacar un disco, pero voy a sacar singles para ir adelantando.

Este 9 de febrero, Bar el Clan, se llenará de colores y sonidos electro pop junto a Fakuta quien promete un show vibrante, que posteriormente llegará a Valdivia y La Serena para durante marzo dar el salto a España.

null

Por Sebastián Allende. Pauta por Francisca Neira. Este viernes 9 de febrero, en Bar El Clan, se dará inicio a la gira chilena-española de Pamela Sepúlveda, más conocida como Fakuta, quien ha sido catalogada por la prensa especializada como “indispensable” a la hora de escuchar pop hispano, y será la primera chilena en presentarse en el Madrid Pop Fest. Lo anterior deja en evidencia que la nutrida trayectoria musical de Sepúlveda no ha sido en vano: Golden Baba, El Banco Mundial y World Music son solo algunos de los proyectos colectivos en los que participó antes de iniciar su carrera como solista el 2009, lo que le ha llevado a ser reconocida tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Para conocer más acerca de sus influencias, proceso creativo y de lo que se viene en su carrera musical, conversamos en forma telefónica con Fakuta. Fakuta, muchas gracias por conversar con nosotros, para comenzar cuéntanos ¿Cómo se da el paso de tus estudios de arquitectura a la música, y cómo combinas ambas facetas el día de hoy? Yo hago música desde muy chica, desde antes de estudiar. Tenía una familia que no estaba muy ahí que yo hiciera música y entonces cuando me tocó elegir que estudiar de todas las maneras posibles me hicieron entender que la música era un camino poco probable, seguía haciendo música pero en realidad me metí a la arquitectura. Cambié como músico al ponerme a estudiar arquitectura, como que fui estructurando los procesos creativos. Aprendí a contextualizar, y me dieron las ganas de componer, me aclaró mucho la mente el pasar por la Universidad. ¿Cómo es tu proceso de composición y producción de las canciones? En una primera etapa, las canciones aparecen un poco jugando con el teclado o la guitarra, armo la estructura más primitiva. Siempre aparecen con una palabra que me guste, en torno a esa palabra armo la letra. Trato que la música sea como la banda sonora de la letra, como que me inspiro con eso. Luego de la parte más primitiva, paso a la parte de producción de la canción, que es la parte más divertida, porque como que desvisto la canción. Yo lo percibo como esculpir con arcilla, dándole forma hasta que esté lista. Puedo pasar semanas o meses en encontrar el sonido que yo quiero. ¿Cambió de alguna forma el dejar de trabajar con De Janeiros (Pablo Muñoz y Milton Mahan)? En realidad no ha cambiado, ya que lo que yo hacía era muy parecido. Lo que pasa es que decidí dejar de trabajar con ellos, ya que me di cuenta que en el proceso de producción avanzaba mucho. En el estudio me di cuenta que eran cosas que ya sabía que podía hacer. Teníamos como un contrato de palabra para trabajar los dos primeros discos. ¿Cómo notas que ha evolucionado o cambiado tu sonido desde que partiste como solista el 2009? Siempre he estado bien centrada en la música electrónica, creo que antes me preocupada de muy pocos…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0
Sebastián Allende

Periodista a ratos, Papá a miles, Cruzado y ClashCityRocker por millones.

Deja un comentario