Corrosion Of Conformity en Blondie: Santiago en llamas

Corrosion Of Conformity en Blondie: Santiago en llamas
16 de mayo 2018.

Por Sebastián Allende.
Fotografías por Víctor Santibáñez.

Lo que se transformó en una de las grandes noticias para los amantes del rock y el metal pesado, este miércoles 16 de mayo se convertía en una realidad. Los influyentes sonidos de los norteamericanos de Corrosion of Conformity (COC) volvían a aterrizar en nuestro país para presentarse en el Club Blondie.

La banda regresaba para sacudirnos con sus sonidos cercanos al stoner y al metal sureño, después de su debut ocurrido en marco del Metal Fest 2013, donde se lucieron como trio. Esta nueva visita mantenía muchas expectativas, donde además de todos sus clásicos, presentaron lo nuevo de la banda titulado No Cross No Crown, disco que tiene de vuelta al vocalista y guitarrista, Pepper Keenan.

Con esos antecedentes era comprensivo la algarabía y la cantidad de gente que se podía apreciar afuera del recinto. Situación que no hacía más que asegurar que sería una gran noche.

Para calentar los motores los elegidos no podían no ser otros que Yajaira. Uno de los pioneros del stoner rock en nuestro país y, además, dueños de una carrera de más de 20 años que los tiene marcados como uno de los músicos más influyentes en su estilo, nos demostraron, que lo suyo es música que va en serio. La agrupación formada por Comegato, Pinpon y Sam daría paso a lo mejor de su repertorio, el que el año 2017 los vería dar vida a su último disco titulado Post Tenebrax Lux.

Una vez finalizada la correcta apertura de Yajaira, la cancha (o pista de baile) del Club Blondie comenzaría a tomar vida. Cientos de barbudos, rockeros y metaleros fans aprovechaban el momento de pausa para buscar alguna cerveza de rigor y/o para encontrar una mejor ubicación, que les permitiera apreciar de mejor forma los sonidos crudos que serían parte del momento estelar de esta noche.

Cuando el reloj pitaba las 22:20 horas se prende la pantalla instalada sobre el escenario y logramos apreciar una imagen que corresponde a la mitad de la caratula del nuevo disco de COC, No Cross No Crown, donde se nos permite ver en forma completa e imponente el nombre de la banda. Aparece Mike Dean sobre el escenario para iniciar con su Sadowsky Jazzbass la apertura del show con “Bottom Feeder (El que come abajo)”, poco a poco se suman a la interpretación Woody Weatherman y Pepper Keenan con las guitarras y posteriormente, ya como cuarteto junto a la batería, comienzan a dar vida al show.

“The Luddite”, el primer single de lo último de COC, sería la canción que nos traerá a colación la buena salud de los muchachos tras el regreso de Keenan a la banda. “Broken Man” nos devuelve a lo mejor de la carrera de los Corrossion, el disco Deliverance, en una gran canción que llenó de mosh y headbanging al recinto, y que debe estar dentro de lo más coreado de la noche.

“Señor Limpio”, “Long Whip/Big America” y “Wiseblood”, terminarían de confirmar que los sonidos del sludge, stoner y del rock sureño sonarían muy fuertes esta noche gracias a este cuarteto que con los años se ha ido transformando en una clase de leyenda viviente que no solamente ha sabido convivir con su historia, sino que al contrario, nos siguen demostrando que poseen más vigencia que nunca con la interpretación de “Wolf Named Crow”, perteneciente a su última placa.

Corrosion of Conformity es una banda que nos puede entregar una presentación entretenida y llena de la crudeza que los caracteriza, donde todos los presentes se conectan con los sonidos desérticos y con la gran performance que nos entregaron los liderados por Kennan y Dean. Una clara prueba de esto, fue el clímax que se vivió con la interpretación de “Albatross”, canción que significó el primer adiós de la noche.

Con la energía a tope, “Clean My Wounds”, quizás la canción más conocida del cuarteto, fue la encargada de poner el broche de oro a una gran jornada marcada al rojo vivo, donde el reencuentro con Corrosion of Conformity fue potente, donde presenciamos a una banda completa y dinámica, quienes a partir del groove, fueron capaces con 14 canciones de incendiar y masacrar las cabezas de cada uno de los presentes.

Setlist:
Bottom Feeder (El que come abajo)
The Luddite
Broken Man
Señor Limpio
Long Whip/Big America
Wiseblood
Who’s Got the Fire
Seven Days
Paranoid Opioid
13 Angels
Vote With a Bullet
Wolf Named Crow
Albatross

Encore:
Clean My Wounds

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE YAJAIRA <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE CORROSION OF CONFORMITY <<<

Corrosion Of Conformity en Blondie: Santiago en llamas 16 de mayo 2018. Por Sebastián Allende. Fotografías por Víctor Santibáñez. Lo que se transformó en una de las grandes noticias para los amantes del rock y el metal pesado, este miércoles 16 de mayo se convertía en una realidad. Los influyentes sonidos de los norteamericanos de Corrosion of Conformity (COC) volvían a aterrizar en nuestro país para presentarse en el Club Blondie. La banda regresaba para sacudirnos con sus sonidos cercanos al stoner y al metal sureño, después de su debut ocurrido en marco del Metal Fest 2013, donde se lucieron como trio. Esta nueva visita mantenía muchas expectativas, donde además de todos sus clásicos, presentaron lo nuevo de la banda titulado No Cross No Crown, disco que tiene de vuelta al vocalista y guitarrista, Pepper Keenan. Con esos antecedentes era comprensivo la algarabía y la cantidad de gente que se podía apreciar afuera del recinto. Situación que no hacía más que asegurar que sería una gran noche. Para calentar los motores los elegidos no podían no ser otros que Yajaira. Uno de los pioneros del stoner rock en nuestro país y, además, dueños de una carrera de más de 20 años que los tiene marcados como uno de los músicos más influyentes en su estilo, nos demostraron, que lo suyo es música que va en serio. La agrupación formada por Comegato, Pinpon y Sam daría paso a lo mejor de su repertorio, el que el año 2017 los vería dar vida a su último disco titulado Post Tenebrax Lux. Una vez finalizada la correcta apertura de Yajaira, la cancha (o pista de baile) del Club Blondie comenzaría a tomar vida. Cientos de barbudos, rockeros y metaleros fans aprovechaban el momento de pausa para buscar alguna cerveza de rigor y/o para encontrar una mejor ubicación, que les permitiera apreciar de mejor forma los sonidos crudos que serían parte del momento estelar de esta noche. Cuando el reloj pitaba las 22:20 horas se prende la pantalla instalada sobre el escenario y logramos apreciar una imagen que corresponde a la mitad de la caratula del nuevo disco de COC, No Cross No Crown, donde se nos permite ver en forma completa e imponente el nombre de la banda. Aparece Mike Dean sobre el escenario para iniciar con su Sadowsky Jazzbass la apertura del show con “Bottom Feeder (El que come abajo)”, poco a poco se suman a la interpretación Woody Weatherman y Pepper Keenan con las guitarras y posteriormente, ya como cuarteto junto a la batería, comienzan a dar vida al show. “The Luddite”, el primer single de lo último de COC, sería la canción que nos traerá a colación la buena salud de los muchachos tras el regreso de Keenan a la banda. “Broken Man” nos devuelve a lo mejor de la carrera de los Corrossion, el disco Deliverance, en una gran canción que llenó de mosh y headbanging al recinto, y que debe estar dentro de lo más coreado de la…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0
Sebastián Allende

Periodista a ratos, Papá a miles, Cruzado y ClashCityRocker por millones.

Deja un comentario