Creedence Clearwater Revisited en Arena Monticello: Un reencuentro con clásicos de todos los tiempos

Creedence Clearwater Revisited en Arena Monticello: Un reencuentro con clásicos de todos los tiempos
8 de febrero 2018.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Alicia Martínez.

La hora marcada para el inicio del concierto fue la misma hora en que los músicos salieron a escena. Pequeños arreglos a sus instrumentos, manos alzadas para recibir el cariño del público y breves instantes de un silencio nervioso, cargado de esa ansiedad previa que se vive a segundos de comenzar un show de esta categoría.

Era el jueves 08 de febrero. La noche ya caía en San Francisco de Mostazal, pero la cúpula musical apostada en medio del Sun Monticello, estaba completamente iluminada: luces recorriendo el lugar y los ojos de los cientos de fanáticos que brillaban con luz propia, todos ellos expectantes por ver y escuchar a la mítica banda de country-rock Creedence Clearwater Revisited.

Y es que, pese a que son 28 años los que tienen como formación, se va a cumplir medio siglo desde que aparecieron sus primeras canciones que los llevarían a la cima del rock con ese estilo característico del sur de Estados Unidos.

El bajista Stu Cock y el baterista Doug “Cosmo” Clifford fueron miembros fundadores de la predecesora banda Creedence Clearwater Revival, la que también estaba integrada por los hermanos Tom y John Fogerthy. De ese lejano 1968 y en un rango de solo 5 años de carrera es que nacen todos los éxitos que tuvimos la oportunidad de escuchar. Una noche cargada de clásicos en que todos cantaban al unísono junto a la voz carraspeada de Dan McGuiness.

De esta manera, fueron apareciendo los temas clásicos de la legendaria agrupación, comenzando con “Born on the Bayou” de su segunda placa Bayou Country (1969) y siguiendo con temas como las reconocidas “Green River”, “Lodi” y “Commotion”, todas pertenecientes al álbum Green River publicado en el mismo año.

Pero la verdadera fiesta se creó con el quinto tema que salió al ruedo: “Who´ll Stop the Rain” fue una de esas canciones coreadas y, obviamente, esperada por todos. Tras los primeros acordes, el público comenzó a pararse de sus asientos, a sacar sus celulares, a cantar con más fuerza y pasión. De ahí en más todo sería un eterno transitar por aquellas canciones que, en algún momento de nuestras vidas y en algún lugar apartado o cercano, hemos escuchado mientras agitamos rítmicamente nuestras cabezas, mientras chistamos los dedos y hacemos cuenta que un sombrero cowboy adorna nuestra indumentaria.

Para el nacimiento de esta banda, hubo que sortear muchas dificultades por parte de Cock y Cosmo. Esto, porque las canciones, en su mayoría, pertenecen a John Fogerthy, quien no quiso acompañarlos en esta cruzada musical y emprendió su propio camino como solista. Finalmente, todo quedó resuelto y la banda fue autorizada para tocar todas las canciones que ardieron en nuestras gargantas; sin embargo, cabe destacar que algunas no pertenecen a Fogerthy pues era común en los álbumes de Creedence encontrarnos con diversos covers que se hicieron populares tras sus interpretaciones. Este es el caso de canciones como “Susie Q”, “I Put a Spell on You” y la tremenda “Midnight Special”.

Ya la segunda parte del show fue una emboscada de clásicos. Nadie se pudo resistir a los acordes de canciones como “Down on the Corner” y “Lookin´Out my Back Door” que dieron inicio a esta travesía afrodisíaca. A esas alturas, había incluso aplausos que emanaban cuando nadie ni siquiera los podía oír, esos que son espontáneos, esos mismos que nacen y mueren en el corazón de los más asiduos fanáticos.

“Bad Moon Rising”, “Proud Mary” y “Fortunate Son” encabezaron la primera despedida, pero el público, sabiendo que ese no era el fin del espectáculo, no se movió de sus lugares. Los gritos se hicieron más fuertes, la algarabía catárquica solo cabía en el sinsentido, por lo que fue necesario un tridente de canciones adicionales.

Para hacer de la noche, una absoluta delicia, se dejó para el final lo mejor de lo mejor: “Have you Ever Seen the Rain?”, “Travelin´ Band” y “Up Around the Bend”. Todas seguidas, todas en un continuo deleite para los que estuvimos allí, porque así es Creedence Clearwater Revisited, lo único que esperan es mostrar todos los éxitos que alguna vez los tuvieron en el pináculo de la música en todo el orbe. No todos son ellos mismos, pero la esencia no se pierde y eso quedó demostrado en la fantástica presentación y en la increíble recepción por parte de un cúmulo de personas que, devotamente y de manera intergeneracional, los sigue escuchando con pleitesía y veneración absolutas.

Setlist
Born on the Bayou
Green River
Lodi
Commotion
Who´ll Stop the Rain
Susie Q
Hey Tonight
Long as I Can See the Light
I Put a Spell on You
Down on the Corner
Lookin´ Out My Back Door
I Heard It Through the Grapevine
Midnight Special
Bad Moon Rising
Proud Mary
Fortunate Son

Encore:
Have You Ever Seen the Rain?
Travelin´ Band
Up Around the Bend

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Creedence Clearwater Revisited en Arena Monticello: Un reencuentro con clásicos de todos los tiempos 8 de febrero 2018. Por Jorge Fernández. Fotografías por Alicia Martínez. La hora marcada para el inicio del concierto fue la misma hora en que los músicos salieron a escena. Pequeños arreglos a sus instrumentos, manos alzadas para recibir el cariño del público y breves instantes de un silencio nervioso, cargado de esa ansiedad previa que se vive a segundos de comenzar un show de esta categoría. Era el jueves 08 de febrero. La noche ya caía en San Francisco de Mostazal, pero la cúpula musical apostada en medio del Sun Monticello, estaba completamente iluminada: luces recorriendo el lugar y los ojos de los cientos de fanáticos que brillaban con luz propia, todos ellos expectantes por ver y escuchar a la mítica banda de country-rock Creedence Clearwater Revisited. Y es que, pese a que son 28 años los que tienen como formación, se va a cumplir medio siglo desde que aparecieron sus primeras canciones que los llevarían a la cima del rock con ese estilo característico del sur de Estados Unidos. El bajista Stu Cock y el baterista Doug “Cosmo” Clifford fueron miembros fundadores de la predecesora banda Creedence Clearwater Revival, la que también estaba integrada por los hermanos Tom y John Fogerthy. De ese lejano 1968 y en un rango de solo 5 años de carrera es que nacen todos los éxitos que tuvimos la oportunidad de escuchar. Una noche cargada de clásicos en que todos cantaban al unísono junto a la voz carraspeada de Dan McGuiness. De esta manera, fueron apareciendo los temas clásicos de la legendaria agrupación, comenzando con “Born on the Bayou” de su segunda placa Bayou Country (1969) y siguiendo con temas como las reconocidas “Green River”, “Lodi” y “Commotion”, todas pertenecientes al álbum Green River publicado en el mismo año. Pero la verdadera fiesta se creó con el quinto tema que salió al ruedo: “Who´ll Stop the Rain” fue una de esas canciones coreadas y, obviamente, esperada por todos. Tras los primeros acordes, el público comenzó a pararse de sus asientos, a sacar sus celulares, a cantar con más fuerza y pasión. De ahí en más todo sería un eterno transitar por aquellas canciones que, en algún momento de nuestras vidas y en algún lugar apartado o cercano, hemos escuchado mientras agitamos rítmicamente nuestras cabezas, mientras chistamos los dedos y hacemos cuenta que un sombrero cowboy adorna nuestra indumentaria. Para el nacimiento de esta banda, hubo que sortear muchas dificultades por parte de Cock y Cosmo. Esto, porque las canciones, en su mayoría, pertenecen a John Fogerthy, quien no quiso acompañarlos en esta cruzada musical y emprendió su propio camino como solista. Finalmente, todo quedó resuelto y la banda fue autorizada para tocar todas las canciones que ardieron en nuestras gargantas; sin embargo, cabe destacar que algunas no pertenecen a Fogerthy pues era común en los álbumes de Creedence encontrarnos con diversos covers que se hicieron populares tras sus interpretaciones.…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario