El Cuarteto de Nos en Club Chocolate: Sobreviviendo el Apocalipsis, celebrando mientras se puede

El Cuarteto de Nos en Club Chocolate: Sobreviviendo el Apocalipsis, celebrando mientras se puede
7 de octubre 2017.

Por Johanna Dagnino.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

El Cuarteto de Nos es una mítica banda uruguaya con más de 30 años de historia que ha sabido permanecer y ganarse un lugar en la escena latinoamericana. Con un estilo muy particular que funde el rock alternativo con rap y aires electrónicos, llegó este 7 de octubre a contagiar toda su energía en Club Chocolate para presentar su último trabajo, Apocalipsis Zombi. La noche estuvo llena de anécdotas: el vuelo que traía a la banda desde Montevideo se retrasó por más de cuatro horas, haciendo que la presentación, que se había agendado originalmente para las 22:00 horas terminara por comenzar recién a eso de las 23:35. El inicia fue agitado, la fila afuera presagiaba un ambiente de fiesta y ansiedad por parte de los asistentes quienes pudimos escuchar la prueba de sonido desde las afueras del recinto. Sin embargo, solo una banda como El Cuarteto de Nos, que sabe bien lo que es dar pelea para que las cosas salgan bien, podría salir victoriosa frente a tantas adversidades. Las puertas se abrieron, el público llenó el club y la fiesta comenzó.

Roberto Musso, vocalista y compositor principal de la banda uruguaya, es el claro ejemplo de cómo la experiencia permite salir del paso de cualquier tipo de obstáculo, ya que tuvo que afinar el oído de forma constante en el escenario frente a las fallas técnicas. Así lo dejó claro la banda entera que tuvo que sobreponerse a algunos problemas de audio y desfases junto con los problemas previos al show y, aun así, supieron llevar el espectáculo a buen puerto. El show inicia con la banda subiendo al escenario con máscaras de distintos animales para presentarnos “La Bestia”, uno de los temas de su último disco que más aires tiene a los trabajos anteriores de los uruguayos y que prendió al público desde el primer acorde. Le siguió “Apocalipsis Zombi”, con los rostros ya descubiertos, con El Cuarteto de Nos interpretando uno de los temas más intensos del disco homónimo y la audiencia coreando cada letra sin fallar.

Con apenas dos temas, una cosa quedó sentada como una constante para el resto del show: En primer lugar, el último disco del Cuarteto fue coreado, saltado y festejado como si se tratase de temas históricos de la banda; en segundo lugar, el show debió brillar por la energía de sus integrantes y de un público fiel para sobreponerse a las fallas de sonido que, lamentablemente, son producto de los imprevistos que debieron sortear en su llegada a nuestro país. Resultaba claro que en el escenario los músicos no se escuchaban, lo que se reflejó en compases erráticos, momentos en los que se perdía algún elemento u otro se iba por los cielos (como la voz de Roberto que a veces se perdía entre los instrumentos) y desfases entre los instrumentos y la voz. Otra cosa, además, quedó clara: el apoyo del público es incondicional y lograron mantener la moral y la energía por los 23 temas que nos presentarían esta noche de sábado.

El Cuarteto de Nos se caracteriza por letras irónicas y potentes y por una creatividad que se desborda en cada uno de sus trabajos. Sus presentaciones en vivo no están exentas de esa particularidad. Cuando tocó el turno de tocar “Whisky En Uruguay”, Santiago Tavella, quien es cuento aparte en el rollo de los uruguayos, se larga a cantar “En los atrasos de vuelo me cago, en los atrasos de vuelo me cago y me tomo un whisky en Santiago”. La algarabía se desataba después de esto y el público festejaba con la banda el humor para enfrentar cualquier tormenta que pueda presentarse. Lo de Santiago es eso, un desplante, una seguridad, un don para moverse y para hablar en el escenario que hacen que viva un show propio en cada presentación.

Las banderas uruguayas eran parte del corolario en la cancha, un público que salta la cancha como si se tratase de un tablón de estadio, pidiendo temas a coro con fidelidad y energía. Piden “Gaucho Power”, sencillo de la última placa y que podría hacerle peso a cualquiera de sus éxitos anteriores. Es curiosa la mística que tiene El Cuarteto de Nos con su público, hay una complicidad y un humor compartido, a veces poco comprendido por el resto de las personas que tienden a creer que sus letras son ásperas o forzadas pero que, para quienes se encuentran en esas discordancias, son un mundo entero. Anoche quedó claro por qué esta banda ha sobrevivido por más de tres décadas, están hechos de puro poder y aguante, porque “este gaucho no se agacha, con la frente en alto marcha y ante cualquier situación no se rinde fácil, no”.

El setlist termina con “El rey y el As”, también perteneciente a Apocalipsis Zombi, y termina por ser una gran síntesis de lo que fue la noche: “así que hoy me quiero sentir libre de celebrar, por si mañana no tengo de nuevo al rey y al as”. Celebramos, en efecto, las fallas terminaron siendo anécdota porque El Cuarteto de Nos es dueño del escenario cuando están arriba, porque saben ser dueños de su destino, porque nada esperan del azar. La banda se restira para retornar al escenario para cerrar con dos temas que dejaron claro de qué están hechos: “Miguel Gritar” y la energética “Yendo a la casa de Damian”. El cierre fue el punto más alto de la noche: la banda lanzó por la borda a marineros y todo inconveniente previo para mostrar la vitalidad y visceralidad que los caracteriza: los saltos de la banda y el público hicieron temblar todo el recinto mientras coreaban desde lo más profundo de sus gargantas “porqué me cuesta tanto llegar”. Al Cuarteto le costó llegar, pero lo hizo con lo mejor que tienen: su brío y su talento. Nos brindaron el show completo pese al cansancio arrastrado por las dificultades de las horas previas y no decepcionaron, su entrega es total y explica cómo, tras 33 años de carrera, siguen siendo una de las bandas latinoamericanas más importantes de nuestro tiempo.

Setlist:
La Bestia
Apocalipsis Zombi
El Hijo De Hernández
Ya No Sé Qué Hacer Conmigo
Enamorado Tuyo
Invisible
Lo Malo De Ser Bueno
Mi Lista negra
El Innombrable
No Llora
Whisky en Uruguay
Calma Vladimir
Buen Día Benito
Hola Karma
Roberto
Pobre Papá
Mírenme
Me Amo
Gaucho Power
Invierno del 92
El Rey y El As

Encore:
Miguel Gritar
Yendo A La Casa de Damián

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

El Cuarteto de Nos en Club Chocolate: Sobreviviendo el Apocalipsis, celebrando mientras se puede 7 de octubre 2017. Por Johanna Dagnino. Fotografías por Francisco Aguilar A. El Cuarteto de Nos es una mítica banda uruguaya con más de 30 años de historia que ha sabido permanecer y ganarse un lugar en la escena latinoamericana. Con un estilo muy particular que funde el rock alternativo con rap y aires electrónicos, llegó este 7 de octubre a contagiar toda su energía en Club Chocolate para presentar su último trabajo, Apocalipsis Zombi. La noche estuvo llena de anécdotas: el vuelo que traía a la banda desde Montevideo se retrasó por más de cuatro horas, haciendo que la presentación, que se había agendado originalmente para las 22:00 horas terminara por comenzar recién a eso de las 23:35. El inicia fue agitado, la fila afuera presagiaba un ambiente de fiesta y ansiedad por parte de los asistentes quienes pudimos escuchar la prueba de sonido desde las afueras del recinto. Sin embargo, solo una banda como El Cuarteto de Nos, que sabe bien lo que es dar pelea para que las cosas salgan bien, podría salir victoriosa frente a tantas adversidades. Las puertas se abrieron, el público llenó el club y la fiesta comenzó. Roberto Musso, vocalista y compositor principal de la banda uruguaya, es el claro ejemplo de cómo la experiencia permite salir del paso de cualquier tipo de obstáculo, ya que tuvo que afinar el oído de forma constante en el escenario frente a las fallas técnicas. Así lo dejó claro la banda entera que tuvo que sobreponerse a algunos problemas de audio y desfases junto con los problemas previos al show y, aun así, supieron llevar el espectáculo a buen puerto. El show inicia con la banda subiendo al escenario con máscaras de distintos animales para presentarnos “La Bestia”, uno de los temas de su último disco que más aires tiene a los trabajos anteriores de los uruguayos y que prendió al público desde el primer acorde. Le siguió “Apocalipsis Zombi”, con los rostros ya descubiertos, con El Cuarteto de Nos interpretando uno de los temas más intensos del disco homónimo y la audiencia coreando cada letra sin fallar. Con apenas dos temas, una cosa quedó sentada como una constante para el resto del show: En primer lugar, el último disco del Cuarteto fue coreado, saltado y festejado como si se tratase de temas históricos de la banda; en segundo lugar, el show debió brillar por la energía de sus integrantes y de un público fiel para sobreponerse a las fallas de sonido que, lamentablemente, son producto de los imprevistos que debieron sortear en su llegada a nuestro país. Resultaba claro que en el escenario los músicos no se escuchaban, lo que se reflejó en compases erráticos, momentos en los que se perdía algún elemento u otro se iba por los cielos (como la voz de Roberto que a veces se perdía entre los instrumentos) y desfases entre los instrumentos y la voz.…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario