Festival Despertar en Teatro Caupolicán: Diez años de celebración para despertar con más fuerza que nunca

Festival Despertar en Teatro Caupolicán: Diez años de celebración para despertar con más fuerza que nunca
10 de marzo 2018.

Por Carla Valdebenito.
Fotografías por Alicia Martínez.

No cabe duda que en Santiago hay muchísima gente motivada con ganas de disfrutar. Así nos quedó claro el día de ayer donde el Teatro Caupolicán reventó en fiesta tras la celebración del décimo cumpleaños de Villa Cariño, con un nuevo festival que prometía ser la gran revelación entre bandas nacionales y extranjeras.

A pesar de que en principio el lugar pactado para la cita era otro, el cambio de recinto no fue impedimento para llevar a cabo el espectáculo, donde a pesar de algunos desfases con los horarios, las expectativas eran altas. Pasada las dos de la tarde, los primeros valientes algo curiosos llegaban y se instalaban para disfrutar de la extensa jornada la cual, comenzó con un bloque de estilos muy variados, en los que pudimos oír a bandas de distintos lugares que incluso aportó a la diversidad. Esto estuvo a cargo del reggae de Vibración Eleva, quienes nos visitaban desde Concepción. Seguido del sabor de Los Haitianos del Sur, quienes daban el puntapié inicial al baile y a lo que vendría mucho más tarde, para luego disfrutar del rock femenino de Lilits.

Otras de las bandas invitadas fue Inti Illimani, quienes han mostrado una gran cercanía con Villa Cariño, sin ir más lejos uno de sus integrantes es parte de una canción de los cumpleañeros. Una banda consagrada que no quiso quedar fuera de esta festividad, quienes con su característico sonido envolvieron a todo aquel espectador que coreó sus clásicos temas.

Pasada las 17:00 hrs salió a escena Sol y Lluvia, banda nacional ya emblema de lo que tiene que ver con la lucha social, al son de “En un Largo Tour” canción que ha transcendido con el paso del tiempo y en la suerte de ya himno hizo emocionar a familias completas que estaban presentes en el evento. Siempre con palabras llenas de sabiduría Amaro Labra llenó de fe el Caupolicán.

La hora avanza y el Teatro se llena cada vez más. Ahora, llegaba el turno de los venezolanos Los Amigos Invisibles quienes, con su show potente y de diferentes ritmos marcaron la jornada. Una de las sorpresas de la noche fue que, acompañados de la voz femenina de la banda chilena Matahari, Ema Pinto, interpretaron “Viviré Para Ti” para luego contar con otra presencia femenina en “Espérame”,, a cargo de Carito Plaza y que los acompaña cada vez en su paso por Chile, el cual también podemos definir como perfecto gracias a la interpretación de sus canciones. Mariel Mariel marcó la presencia femenina junto a Lilits. Si bien, la presentación de MM no fue tan extensa, estuvo muy precisa y llena de sabiduría feminista, acostumbrados a su discurso potente y a su “flow latino” pudo mostrar parte de su trabajo musical a quienes la desconocían.

En un cartel plagado de música, Los Titiritifeos fueron los encargados de dar el quiebre, donde un simpático títere de goma espuma tuvo la dura misión de entretener y lo que es aún más difícil, hacer reír al público. Los argentinos algo temerosos por la recepción, supieron salir del paso con su humor blanco y entretener a la gente que esperaba por ver al siguiente artista. Juanito Ayala fue el siguiente en hacer vibrar con sus clásicos. “Vendedor Ambulante”, “Tengo Luquita”, “Chiquitita” son las cartas que jamás fallan al momento de verlo en vivo aunque sea en una visita muy reducida de tiempo.

Luego llegó el momento de oír a Panteón Rococó, donde la entrada al escenario de los mexicanos estuvo marcada por la energía que desbordaba la banda. Un debut en los escenarios nacionales que podemos definir como sublime. Un público totalmente entregado a cada nota musical del grupo. Una presentación mucho más extensa que la de otras bandas invitadas, probablemente debido al debut en los escenarios nacionales, que sin duda se debe repetir pronto. Cada vez faltaba menos para oír a quienes nos convocaban y el ambiente se sentía algo cansado. El ritmo urbano no quiso quedar fuera y una de las bandas elegidas para ello fue Tiro de Gracia, a pesar de que la presentación de los raperos fue muy rápida y con un término muy abrupto dejaron muy en claro que a pesar de los años, siguen siendo escuela.

Pasada las 23:00 hrs llegó el turno de los cumpleañeros, quienes entre globos, papel picado, banderas y lienzos mostraron un show completo con canciones tanto antiguas como nuevas. Presentación que comenzó con la canción “Recuerdos”, tema que para los seguidores de los inicios de Villa Cariño, es un clásico de su primer disco y que rara vez tocan. Otros de los temas antiguos que hicieron vibrar a los villanos fue “Abril” y “Para dormir contigo otra vez” temas que marcan un antes en la proyección de la banda cumbiera. Con la invitación de Juanito Ayala al escenario para cantar “Chica de la Ventana” continuó el festejo. Para seguir con “Clandestino”, tema que dio la mayor popularidad a la banda, canción que tuvo una sorpresa muy grata a momento de interpretar ya que, un niño de 8 años subió al escenario para apoderarse del micrófono y cantar junto a Max y sus compañeros. Un show de 1 hora que mostró lo mejor que han construido durante estos 10 largos años de carrera.

Movimiento Original hizo un mix con sus canciones más conocidas en un breve repaso donde saludaron a todos los inmigrantes presentes. El Bloque 8 y Santa Feria estuvieron a cargo de la cumbia para los aún miles de motivados que se negaban a terminar la gran celebración. Moral Distraída también fue parte de esta fiesta donde “Canción Bonita”, sigue figurando como uno de sus temas más populares entre la gente.

El broche de oro para cerrar, luego de una extensa jornada, y a altas horas de la madrugada fue la banda Guachupé. Como siempre, acompañados de sus fieles seguidores, quienes con sus camisetas marcaron presencia durante todo el festival y esperaron largas horas para finalizar cantando sus temas con la misma euforia que estamos ya acostumbrados. Diez años de trayectoria musical era la excusa perfecta para una gran reunión que combinó el arte de la música con la integración. Un festival que si bien, era su primera vez, mostró algunas flaquezas que se pueden pulir con el tiempo.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE INTI ILLIMANI, LOS HAITIANOS DEL SUR Y VIBRACIÓN ELEVA <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE MARIEL MARIEL Y SOL Y LLUVIA <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE JUANITO AYALA Y TIRO DE GRACIA <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE LOS AMIGOS INVISIBLES <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE PANTEÓN ROCOCÓ <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE VILLA CARIÑO <<<

Festival Despertar en Teatro Caupolicán: Diez años de celebración para despertar con más fuerza que nunca 10 de marzo 2018. Por Carla Valdebenito. Fotografías por Alicia Martínez. No cabe duda que en Santiago hay muchísima gente motivada con ganas de disfrutar. Así nos quedó claro el día de ayer donde el Teatro Caupolicán reventó en fiesta tras la celebración del décimo cumpleaños de Villa Cariño, con un nuevo festival que prometía ser la gran revelación entre bandas nacionales y extranjeras. A pesar de que en principio el lugar pactado para la cita era otro, el cambio de recinto no fue impedimento para llevar a cabo el espectáculo, donde a pesar de algunos desfases con los horarios, las expectativas eran altas. Pasada las dos de la tarde, los primeros valientes algo curiosos llegaban y se instalaban para disfrutar de la extensa jornada la cual, comenzó con un bloque de estilos muy variados, en los que pudimos oír a bandas de distintos lugares que incluso aportó a la diversidad. Esto estuvo a cargo del reggae de Vibración Eleva, quienes nos visitaban desde Concepción. Seguido del sabor de Los Haitianos del Sur, quienes daban el puntapié inicial al baile y a lo que vendría mucho más tarde, para luego disfrutar del rock femenino de Lilits. Otras de las bandas invitadas fue Inti Illimani, quienes han mostrado una gran cercanía con Villa Cariño, sin ir más lejos uno de sus integrantes es parte de una canción de los cumpleañeros. Una banda consagrada que no quiso quedar fuera de esta festividad, quienes con su característico sonido envolvieron a todo aquel espectador que coreó sus clásicos temas. Pasada las 17:00 hrs salió a escena Sol y Lluvia, banda nacional ya emblema de lo que tiene que ver con la lucha social, al son de “En un Largo Tour” canción que ha transcendido con el paso del tiempo y en la suerte de ya himno hizo emocionar a familias completas que estaban presentes en el evento. Siempre con palabras llenas de sabiduría Amaro Labra llenó de fe el Caupolicán. La hora avanza y el Teatro se llena cada vez más. Ahora, llegaba el turno de los venezolanos Los Amigos Invisibles quienes, con su show potente y de diferentes ritmos marcaron la jornada. Una de las sorpresas de la noche fue que, acompañados de la voz femenina de la banda chilena Matahari, Ema Pinto, interpretaron “Viviré Para Ti” para luego contar con otra presencia femenina en “Espérame”,, a cargo de Carito Plaza y que los acompaña cada vez en su paso por Chile, el cual también podemos definir como perfecto gracias a la interpretación de sus canciones. Mariel Mariel marcó la presencia femenina junto a Lilits. Si bien, la presentación de MM no fue tan extensa, estuvo muy precisa y llena de sabiduría feminista, acostumbrados a su discurso potente y a su “flow latino” pudo mostrar parte de su trabajo musical a quienes la desconocían. En un cartel plagado de música, Los Titiritifeos fueron los encargados de dar…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario