Ibeyi en Teatro Nescafé de las Artes: El gran valor de la multiculturalidad

Ibeyi en Teatro Nescafé de las Artes: El gran valor de la multiculturalidad
6 de febrero 2018.

Por Francisca Neira.
Fotografías por Víctor Santibáñez.

Anoche se presentó por primera vez en Chile el dúo franco-cubano Ibeyi. Dos hermanas, gemelas, vestidas de overall rojo y zapatillas blancas que, ataviadas con sus increíbles voces, colmaron por completo el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, dando pie a un caudal de emociones distintas desde el primer acorde hasta el último golpe de percusión.

Partir con “I Carried This for Years”, el primer track de su segundo y más reciente álbum, Ash (2017), podría parecer un riesgo innecesario debido a que predomina el juego vocal y solo son acompañadas por una secuencia de voces corales que suenan en un muy segundo plano. Sin embargo, lo íntimo, melódico y tribal que tiene en esencia esta canción está presente en todo el trabajo de Lisa-Kaindé y Naomi Díaz, corroborando que la elección de dicho tema para abrir el show fue solo para darnos a los presentes un pequeño bocado de lo que viviríamos durante la hora y media de concierto.

Las hermanas Díaz, hijas de Miguel “Angá” Díaz, percusionista del mega conocido grupo cubano Buena Vista Social Club y de la cantante franco-venezolana Maya Dagnino, lejos de vivir a la sombra de sus antepasados tienen una voz propia que suena fuerte y claro a través de su música. El feminismo, las injusticias raciales, el rescate de su cultura, el desvanecimiento de las fronteras reales y culturales forman parte de los temas que les importan y que plasman en canciones como “No Man is Big Enough for my Arms”, que cuenta con un sampleo de Michelle Obama dando un discurso acerca de la lucha femenina por defender el lugar que merece en la sociedad, “Deathless” que invita a mantenerse en pie ante las batallas que social e individualmente se dan o, también en “Transmission/Michaelion”, tema en el que escuchamos la voz de Frida Kahlo hablando de sí misma, sus limitaciones físicas, su “locura”, lo inevitable y la esperanza.

Acompañadas por un juego de luces que ambientaba a la perfección la mezcla de soul, hip hop, electrónica y música originaria de África, Ibeyi nos regaló momentos de profunda emoción e intimidad, por ejemplo, al tocar “I Wanna be Like You” en la que hablan de las diferencias entre ellas y cómo les gustaría parecerse más a la otra ya que, como han señalado en varias entrevistas, pese a haber nacido juntas realmente se conocieron hace pocos años atrás lo que, probablemente, las llevó a hacer música juntas.

La misma sensación fue provocada por “Vale”, una canción de cuna escrita para su pequeña sobrina; por “Oddudua” cantada a capella o por el único tema de (des)amor que interpretaron, “Oya”, que produjo un sonido envolvente, tribal y que llegó a resultar sofocante a ratos, potenciando el contenido de la letra.

Pero la versatilidad es lo que caracteriza a las parisinas y lo dejaron ver cuando, después de tanta emoción, llamaron al público a ponerse de pie y disfrutar con las canciones más alegres, entre las que sonó su primer track en español “Me voy”, originalmente cantada con La Mala Rodríguez, que automáticamente provocó que muchos de los asistentes utilizaran los pasillos del teatro para bailar, los que no fueron desocupados hasta la última canción, “River”, perteneciente a su primer trabajo de estudio, Ibeyi (2015).

No hay duda de que la visita de Ibeyi a nuestro país fue un lujo: ellas nos mostraron sobre el escenario toda la potencia de la inocencia, también de la multiculturalidad y la importancia de los lazos familiares, nos llamaron a cuestionar lo establecido, a abandonar los prejuicios, a bailar sin pudores, a entregarnos al devenir. A ser y nada más.

Setlist:
I Carried This for Years
I Wanna be Like You
Away Away
Numb
No Man is Big Enough for my Arms
Mama Says
Transmission/Michelion
When will i Learn
I’m on my Way
Oya
Oddudua
Valé
Better in Tune
Deathless
Me Voy
Ash

Encore
Waves
River

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Ibeyi en Teatro Nescafé de las Artes: El gran valor de la multiculturalidad 6 de febrero 2018. Por Francisca Neira. Fotografías por Víctor Santibáñez. Anoche se presentó por primera vez en Chile el dúo franco-cubano Ibeyi. Dos hermanas, gemelas, vestidas de overall rojo y zapatillas blancas que, ataviadas con sus increíbles voces, colmaron por completo el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, dando pie a un caudal de emociones distintas desde el primer acorde hasta el último golpe de percusión. Partir con “I Carried This for Years”, el primer track de su segundo y más reciente álbum, Ash (2017), podría parecer un riesgo innecesario debido a que predomina el juego vocal y solo son acompañadas por una secuencia de voces corales que suenan en un muy segundo plano. Sin embargo, lo íntimo, melódico y tribal que tiene en esencia esta canción está presente en todo el trabajo de Lisa-Kaindé y Naomi Díaz, corroborando que la elección de dicho tema para abrir el show fue solo para darnos a los presentes un pequeño bocado de lo que viviríamos durante la hora y media de concierto. Las hermanas Díaz, hijas de Miguel “Angá” Díaz, percusionista del mega conocido grupo cubano Buena Vista Social Club y de la cantante franco-venezolana Maya Dagnino, lejos de vivir a la sombra de sus antepasados tienen una voz propia que suena fuerte y claro a través de su música. El feminismo, las injusticias raciales, el rescate de su cultura, el desvanecimiento de las fronteras reales y culturales forman parte de los temas que les importan y que plasman en canciones como “No Man is Big Enough for my Arms”, que cuenta con un sampleo de Michelle Obama dando un discurso acerca de la lucha femenina por defender el lugar que merece en la sociedad, “Deathless” que invita a mantenerse en pie ante las batallas que social e individualmente se dan o, también en “Transmission/Michaelion”, tema en el que escuchamos la voz de Frida Kahlo hablando de sí misma, sus limitaciones físicas, su “locura”, lo inevitable y la esperanza. Acompañadas por un juego de luces que ambientaba a la perfección la mezcla de soul, hip hop, electrónica y música originaria de África, Ibeyi nos regaló momentos de profunda emoción e intimidad, por ejemplo, al tocar “I Wanna be Like You” en la que hablan de las diferencias entre ellas y cómo les gustaría parecerse más a la otra ya que, como han señalado en varias entrevistas, pese a haber nacido juntas realmente se conocieron hace pocos años atrás lo que, probablemente, las llevó a hacer música juntas. La misma sensación fue provocada por “Vale”, una canción de cuna escrita para su pequeña sobrina; por “Oddudua” cantada a capella o por el único tema de (des)amor que interpretaron, “Oya”, que produjo un sonido envolvente, tribal y que llegó a resultar sofocante a ratos, potenciando el contenido de la letra. Pero la versatilidad es lo que caracteriza a las parisinas y lo dejaron ver cuando, después de tanta emoción,…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario