Living Colour en Teatro La Cúpula: La fuerza de la naturaleza

Living Colour en Teatro La Cúpula: La fuerza de la naturaleza
15 de mayo 2018.

Por Sebastián Allende.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Una fría noche de martes fue el escenario perfecto para una nueva reunión de los norteamericanos de Living Colour con su fanaticada chilena.

Living Colour, esa gran banda descubierta por un tal Mick Jagger, que se transformaría a finales de los 80 en piedra angular de la renovación de los sonidos del rock americano a través de esa amalgama de colores que fue el rock alternativo que infectó todo a nivel mundial a principios de los noventa, llegaría por cuarta vez a nuestro país para demostrar que estos sonidos afines al funk metal se han transformado en uno de los favoritos de muchos.

Siendo las 21:00 hrs. el Teatro La Cúpula se encontraba ocupado por más de mil personas que vieron apagarse las luces del recinto para que el escenario se tornara rojo como si fuera un volcán a punto de estallar. Suenan los sonidos envasados de “Runnin’ With the Devil” de Van Halen, canción que no es elegida al azar y que guarda mucha relación con los sonidos con fuerza, potencia y sobre todo virtuosismo del que seremos testigos.

Finaliza esta gran canción y es el momento de que aparezcan en escena los cuatro pilares de esta gran agrupación: El Sr. Corey Glover en voz, a cargo de las 6 cuerdas Don Vernon Reid, y el ritmo que entregan el bajista Doug Wimbish y en las baquetas Will Calhoun. “Preachin’ Blues”, original del mítico guitarrista de blues Robert Johnson. Es el primer golpe una noche que suena potente, fresca y sobre todo llena de vida.

Se notaba que la banda hoy jugaba de local y más todavía que para el público que se encontraba presente no eran unos desconocidos, ya que gozaron con los clásicos de la carrera que lleva esta agrupación como “Middle Man”, “Desperate People” y “Auslander” (canción que no formó parte del set de la banda en su paso por Argentina), así como también hubo momentos para disfrutar de la nueva música que nos han entregaron con el disco Shade, a través de la interpretación de las canciones “Freedom of Expresión” o “Come On”, entre otras. Y con cada gesto, cada manifestación entregada por y para la banda, entre las que podemos nombrar un clásico “Ole, ole ole, ole… Chile… Chile” interpretado por Wimbish con su bajo, el respetable reaccionaba con aplausos, gritos y una gran admiración por el gran talento que todos pudimos presenciar.

“Open Letter (To a Landlord)” es uno de esos momentos en que la emoción traspasa la escena y, sin lugar a dudas, una de las canciones en donde el protagonismo (como en toda la noche) se la lleva Corey Glover, quien posee un registro vocal que pareciera ser una verdadera fuerza sobrenatural, un llamado de la Madre Tierra, y es quien logra generar un sello distintivo en la banda.

Pero las grandes interpretaciones de la noche son los grandes hits de su disco Vivid, “Glamour Boys” y, sobre todo, “The Cult Of Personality”. En la primera nos entregan una potente versión con un beat pegajoso y sobre todo rítmico que nos pone de manifiesto que, además de la potencia y el rock, la fiesta también es parte esencial de esta agrupación. Por dar unos ejemplos, fue así como hubo momentos para tributos a James Brown, ya que escuchamos fragmentos de “Get Up (I Feel Like Being a) Sex Machine” mientras interpretaron “Time’s Up” y también se hicieron presentes los ritmos del reggae durante la canción “Type” que mostró una hipnótica versión de la canción “Police and Thieves” de Junior Marvin, que fue popularizada por The Clash.

Sin lugar a dudas “The Cult Of Personality” se gana el premio a la canción más potente de la noche. Track que termina con un Corey cantando en la reja junto a los fans, demostrando un fiato innato, natural y sobre todo un cariño hacia el público chileno que se ha ganado a creces con la fidelidad del tiempo.

Tras un gran solo de batería de Calhoun, vendría el encore de rigor con otro tributo a una de sus grandes influencias, la poderosa y desatada interpretación de “Rock And Roll” de Led Zepellin y junto a la ejecución de “Solace Of You” (otro regalo para los fans chilenos), este cuarteto norteamericano nos diría el adiós.

Alabar el virtuosismo de Vernon Reid y sobre todo el gran registro vocal de Corey Glover por sobre las otras partes de esta banda, sería ningunear el gran aporte rítmico que entrega la dupleta compuesta por Doug Wimbish en el bajo (quien se mandaría un solo de antología en su canción “Swirl”) y Will Calhoun en la batería, los que vienen a sumar y, sobre todo, a confirmar que Living Colour es sin lugar a dudas una gran banda, con una fuerza sobrenatural, que eclipsa y eriza a cualquiera y que son una agrupación que se debe disfrutar en vivo.

Setlist:
Intro: Runnin’ With the Devil (Van Halen)
Preachin’ Blues
Middle Man
Desperate People
Funny Vibe
Freedom of Expression (F.O.X.)
Auslander
Wall
Memories Can’t Wait
Ignorance Is Bliss
Who Shot Ya?
Come On
Open Letter (To a Landlord)
Swirl (Doug Wimbish song)
Glamour Boys
Elvis Is Dead
Love Rears Its Ugly Head
Type
Time’s Up
Cult of Personality
Drum Solo

Encore:
Rock and Roll
Solace Of You

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Living Colour en Teatro La Cúpula: La fuerza de la naturaleza 15 de mayo 2018. Por Sebastián Allende. Fotografías por Francisco Aguilar A. Una fría noche de martes fue el escenario perfecto para una nueva reunión de los norteamericanos de Living Colour con su fanaticada chilena. Living Colour, esa gran banda descubierta por un tal Mick Jagger, que se transformaría a finales de los 80 en piedra angular de la renovación de los sonidos del rock americano a través de esa amalgama de colores que fue el rock alternativo que infectó todo a nivel mundial a principios de los noventa, llegaría por cuarta vez a nuestro país para demostrar que estos sonidos afines al funk metal se han transformado en uno de los favoritos de muchos. Siendo las 21:00 hrs. el Teatro La Cúpula se encontraba ocupado por más de mil personas que vieron apagarse las luces del recinto para que el escenario se tornara rojo como si fuera un volcán a punto de estallar. Suenan los sonidos envasados de “Runnin' With the Devil” de Van Halen, canción que no es elegida al azar y que guarda mucha relación con los sonidos con fuerza, potencia y sobre todo virtuosismo del que seremos testigos. Finaliza esta gran canción y es el momento de que aparezcan en escena los cuatro pilares de esta gran agrupación: El Sr. Corey Glover en voz, a cargo de las 6 cuerdas Don Vernon Reid, y el ritmo que entregan el bajista Doug Wimbish y en las baquetas Will Calhoun. “Preachin' Blues”, original del mítico guitarrista de blues Robert Johnson. Es el primer golpe una noche que suena potente, fresca y sobre todo llena de vida. Se notaba que la banda hoy jugaba de local y más todavía que para el público que se encontraba presente no eran unos desconocidos, ya que gozaron con los clásicos de la carrera que lleva esta agrupación como “Middle Man”, “Desperate People” y “Auslander” (canción que no formó parte del set de la banda en su paso por Argentina), así como también hubo momentos para disfrutar de la nueva música que nos han entregaron con el disco Shade, a través de la interpretación de las canciones “Freedom of Expresión” o “Come On”, entre otras. Y con cada gesto, cada manifestación entregada por y para la banda, entre las que podemos nombrar un clásico “Ole, ole ole, ole… Chile… Chile” interpretado por Wimbish con su bajo, el respetable reaccionaba con aplausos, gritos y una gran admiración por el gran talento que todos pudimos presenciar. “Open Letter (To a Landlord)” es uno de esos momentos en que la emoción traspasa la escena y, sin lugar a dudas, una de las canciones en donde el protagonismo (como en toda la noche) se la lleva Corey Glover, quien posee un registro vocal que pareciera ser una verdadera fuerza sobrenatural, un llamado de la Madre Tierra, y es quien logra generar un sello distintivo en la banda. Pero las grandes interpretaciones de la noche son los…

0

Calificación del usuario : 4.9 ( 1 Votos)
0
Sebastián Allende

Periodista a ratos, Papá a miles, Cruzado y ClashCityRocker por millones.

Deja un comentario