Magnético de Lucybell: Por amor a la música

Por Bernardita Ponce.

Siete años tuvieron que pasar, para que la banda compuesta por Claudio Valenzuela (voz, guitarra), Eduardo Caces (bajo eléctrico, teclado, sintetizador) y José Miguel “Cote” Foncea (batería) lanzara un nuevo larga duración. Si bien, en 2013 ya nos daban muestra de su camino sólido con el EP Poderoso (2013), es ahora donde se ve a la banda nacional disfrutando de los frutos que han cosechado a lo largo de su carrera.

Este nuevo álbum nos reafirma que Lucybell es una de las bandas que ha sabido abrir proyección con su música y no morir en el tiempo. Son más de 20 años, que nos han permitido viajar a través de letras relacionadas, principalmente, al amor, las emociones y los sueños. Que han soportado cambio de integrantes y mostrado una nueva faceta desde su disco Comiendo Fuego, donde pudimos ser parte de este nuevo power trio con un sonido potente en la batería de Cote Foncea y que traspasa las fronteras. Una banda que suena bien desde cualquier escenario y que tienen un sonido universal.

Ante Magnético no estamos en presencia de un grupo nuevo, ni uno que busca hacer algo diferente sino de unos músicos que consolidan talento, energía y amor por lo que más le gusta hacer, componer y hacer música. Los tres llevan las notas en la sangre, y Lucybell es algo que les permite mostrar su interior, con una calidad sorprendente. A pesar, de que su vocalista Claudio Valenzuela viva en Estados Unidos o que cada uno tenga proyectos personales, lo que vemos en la banda es un proyecto casi indestructible, que cuenta con un público fiel, en su mayoría personas que se encantaron con un sonido diferente en los años 90´s.

Ya no son los cuatro chicos que se conocieron en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, a principios de los años 90, desde hace un tiempo son un power trio, y eso lo saben manejar tanto cuando interpretan sus temas antiguos o cuando nos presentan una nueva propuesta como Magnético. Un disco con 12 canciones, que nos hablan principalmente de amor, y que repasaremos en las siguientes líneas.

El disco comienza con “Por amor”, una canción que ya habíamos podido escuchar como adelante del disco y cuyo videoclip fue interpretado por la actriz nacional Blanca Lewin. En sus letras tan como dice su nombre nos hablan de un amor, uno difícil, uno vengativo, competitivo. “Se queman en la hoguera por amor. Nos odiamos tanto por amor”. Un tema con una excelente interpretación vocal y una potente batería, bien elegida para comenzar estos 46 minutos de emociones.

“No me olvides”, un tema algo más relajado con mayor participación del bajo eléctrico de Caces. Sigue la potente “indestructible”, una canción más rockera que nos habla del abuso político en América con letras que dicen: “Carne sucia de América. Ya no hay vuelta atrás. Me vas a electrocutar, me vas a mutilar…pero nunca podrás destruirme”.

“Un sueño”, que nos habla de un amor que podría ser. “Me harás reír, me harás gritar, me harás dormir y al despertar creeré que fue un sueño. Nunca me sentí mejor”. Continuar el disco con “Maleficio” que nos habla de la desesperanza, la tristeza. “No sé que pasa, pero yo ya nada quiero hacer. Tu maleficio lo hizo tan bien”, letras acompañadas con un ritmo suave con los toques que sólo Claudio Valenzuela en voz, podrían dar.

Llegamos a la mitad del disco con “Magnética luz”, un tema suave, romántico y esperanzador que nos habla de un amor que nos lleva a soñar. “Yo nunca perderé, no perderás”. Séptima canción, una que también habíamos tenido la oportunidad de escuchar como adelanto del disco “Salté a tus ojos”, casi recitada por Claudio Valenzuela y que nos habla de encontrar a un amor. “Y te vi frente a mí y salté a tus ojos sin pensar”.

Con la marca en las baquetas de Cote Foncea, comienzan los ritmos de “Perfección”, un poco más rock y que nos habla también de amor, uno más incondicional. “Juntos va a nacer el Sol…siempre y por siempre…perfección”. Continúa el noveno tema del disco “Demencial”, uno con letras y sonidos bastante oscuros, que nos hace recordar a temas del EP Sálvame la vida (2003).

“No perdonaré” con sonidos más rápidos y rockeros, que tiene predominancia la batería, y que nos habla de la decepción del amor. “Tanto amor que no me diste y necesité”.

“Cuando me acerco a ti” más eléctrica que nos evoca a los sonidos más primitivos de la banda, pero con la madurez que dan los años. Llegamos al último tema “Alma envenenada” con un sonido más atmosférico y eléctrico, con la voz de Claudio Valenzuela como protagonista y donde los instrumentos van adquiriendo mayor importancia al momento que avanzan los minutos. Un cierre potente.

Magnético suena romántico, oscuro, rockero y esperanzador. Nos llevar a ese lado de las emociones que nos tiene acostumbrados Lucybell. Una banda, que sigue manteniéndose en la escena, con un sonido universal que traspasa fronteras y que nos muestra que el amor por la música tiene buenos resultados.

Disco disponible en www.portaldisc.com/lucybell

Por Bernardita Ponce. Siete años tuvieron que pasar, para que la banda compuesta por Claudio Valenzuela (voz, guitarra), Eduardo Caces (bajo eléctrico, teclado, sintetizador) y José Miguel “Cote” Foncea (batería) lanzara un nuevo larga duración. Si bien, en 2013 ya nos daban muestra de su camino sólido con el EP Poderoso (2013), es ahora donde se ve a la banda nacional disfrutando de los frutos que han cosechado a lo largo de su carrera. Este nuevo álbum nos reafirma que Lucybell es una de las bandas que ha sabido abrir proyección con su música y no morir en el tiempo. Son más de 20 años, que nos han permitido viajar a través de letras relacionadas, principalmente, al amor, las emociones y los sueños. Que han soportado cambio de integrantes y mostrado una nueva faceta desde su disco Comiendo Fuego, donde pudimos ser parte de este nuevo power trio con un sonido potente en la batería de Cote Foncea y que traspasa las fronteras. Una banda que suena bien desde cualquier escenario y que tienen un sonido universal. Ante Magnético no estamos en presencia de un grupo nuevo, ni uno que busca hacer algo diferente sino de unos músicos que consolidan talento, energía y amor por lo que más le gusta hacer, componer y hacer música. Los tres llevan las notas en la sangre, y Lucybell es algo que les permite mostrar su interior, con una calidad sorprendente. A pesar, de que su vocalista Claudio Valenzuela viva en Estados Unidos o que cada uno tenga proyectos personales, lo que vemos en la banda es un proyecto casi indestructible, que cuenta con un público fiel, en su mayoría personas que se encantaron con un sonido diferente en los años 90´s. Ya no son los cuatro chicos que se conocieron en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, a principios de los años 90, desde hace un tiempo son un power trio, y eso lo saben manejar tanto cuando interpretan sus temas antiguos o cuando nos presentan una nueva propuesta como Magnético. Un disco con 12 canciones, que nos hablan principalmente de amor, y que repasaremos en las siguientes líneas. El disco comienza con “Por amor”, una canción que ya habíamos podido escuchar como adelante del disco y cuyo videoclip fue interpretado por la actriz nacional Blanca Lewin. En sus letras tan como dice su nombre nos hablan de un amor, uno difícil, uno vengativo, competitivo. “Se queman en la hoguera por amor. Nos odiamos tanto por amor”. Un tema con una excelente interpretación vocal y una potente batería, bien elegida para comenzar estos 46 minutos de emociones. https://www.youtube.com/watch?v=B7oSdyj-pDo “No me olvides”, un tema algo más relajado con mayor participación del bajo eléctrico de Caces. Sigue la potente “indestructible”, una canción más rockera que nos habla del abuso político en América con letras que dicen: “Carne sucia de América. Ya no hay vuelta atrás. Me vas a electrocutar, me vas a mutilar…pero nunca podrás destruirme”. “Un sueño”, que nos habla de…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0
Bernardita Ponce

Periodista 🇨🇱 #doglover🐶 #patiperra☀️ ❤️❤️ la música, el cine, el yoga, andar en bici, el sour y la #UC. Moviendo mi vida con Parlante.cl

Deja un comentario