Mark Lanegan en Club Subterráneo: Magnetismo desgarrador

Mark Lanegan en Club Subterráneo: Magnetismo desgarrador
12 de septiembre 2018.

Por Sebastián Allende.
Fotografías por Felipe Morales.

Después de tres años de ausencia, la noche de este miércoles 12 de septiembre nos tenía preparado el reencuentro de uno de los más grandes iconos de la música que nos entregó Seattle, hablamos del señor Mark Lanegan.

Para muchos, Mark es considerado, uno de los más grandes héroes de esa revolución musical que fue durante los años noventa y que se tituló en los medios como grunge. Como líder y vocalista de los extintos Screaming Trees y colaborador habitual de Queens Of The Stone Age, este artista ha sabido ganarse un nombre a punta de talento, buenas canciones y sobre todo, de un inconfundible tono de voz que ya lo tiene lanzado como solista con 11 discos editados, siendo el último de ellos editado este año y titulado With Animals, su carta de presentación para el show de esta velada.

Con una noche fría, sombría y con aires misteriosos, tal como si se hubiera puesto de acuerdo para calzar con los sonidos de los cuales presenciaríamos, poco a poco, casi en forma tímida, comenzaría a tomar cuerpo el Club Subterráneo, recinto que albergaría a toda esta aura poética, melancólica y casi seria que enlaza a este cantante.

Fue así como si viviéramos un abrir y cerrar de ojos que este particular recinto de calle Orrego Luco vería copada en su capacidad y tras una breve puesta a punto de los instrumentos saldrían a escena en formato trío los protagonistas de la noche para comenzar con las notas de piano de “When Your Number Isn’t Up” a crear el ambiente íntimo y oscuro que sería el tono dominante de este miércoles.

Al hablar de la voz de Lanegan es casi como nombrar un fenómeno sobrenatural que te abraza, te cobija y que aunque pueda que suene bajo compases lentos, como en las canciones “Low”, “Sister”, “Deepest Shade” y en el gran cover de Nancy Sinatra “You Only Live Twice” (que grabó en su disco de versiones Imitations), entre otros, de igual forma logra emocionar con su canto y su oda a la soledad. Esa soledad que en ocasiones te hace confrontar tus logros y caídas y que te lleva a pensar en el pasado, el presente y el futuro. Es que pareciera que la música que nos trae este autor es un eterno reencuentro con su historia, donde expone ese tono barítono inconfundible sin miedo de tomar riesgos y entregarnos piezas con pinceladas de electrónica como “Nocturne” y “The Gravedigger’s Song”. Pero su mejor cobija es al lado la guitarra en temas como “One Way Street”, “Phantasmagoria Blues” y “Halcyon Daze”, en donde nos da dosis de blues, ciertas reminiscencias a Tom Waits, y ahí lo vemos en escenario: intacto, casi sin gestos, agradeciendo seriamente a los fans sin más ropaje que un cigarrillo en su mano.

Ya llega el final y tras un primer adiós, vuelve para entregarnos una grata sorpresa: Mark invita al escenario a “su amigo personal” Alain Johannes para dar rienda suelta a las últimas dos canciones de su show: “I Am the Wolf” y “Hangin’ Tree” las que suenan potentes a dos guitarras y teclados y terminan siendo los temas perfectos para finalizar bien en alto una jornada oscura, en donde el fin de ésta fue hipnotizar a través de sonidos minimalistas y elegantes que sirven para exaltar la leyenda de esta figura de culto para toda una generación.

Escuchar a Mark Lanegan es como beber de esos vinos añejos, uno sabe que con los años en que envejecen no pierden su sabor y que por muy al contrario, mejoran con el tiempo. Es que este artista es un viejo roble y uno de esos sabios, que sabe y tiene muy claro su lugar en la historia de la música contemporánea y que tiene la cualidad de entregarnos en estos momentos la música que quiere sin dejarse seguir por las modas, tal como la siente, para así, poder seguir seduciéndonos con todo su magnetismo que te invita a mirar al abismo, a la muerte, a la soledad y también a sonreír.

Setlist:
When Your Number Isn’t Up
Low
Hit the City
Nocturne
Sister
The Gravedigger’s Song
Deepest Shade
One Hundred Days
Come to Me
Strange Religion
Beehive
You Only Live Twice
One Way Street
Mirrored
Sad Lover
Halcyon Daze
Phantasmagoria Blues
On Jesus’ Program

Encore:
I Am the Wolf
Hangin’ Tree

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Mark Lanegan en Club Subterráneo: Magnetismo desgarrador 12 de septiembre 2018. Por Sebastián Allende. Fotografías por Felipe Morales. Después de tres años de ausencia, la noche de este miércoles 12 de septiembre nos tenía preparado el reencuentro de uno de los más grandes iconos de la música que nos entregó Seattle, hablamos del señor Mark Lanegan. Para muchos, Mark es considerado, uno de los más grandes héroes de esa revolución musical que fue durante los años noventa y que se tituló en los medios como grunge. Como líder y vocalista de los extintos Screaming Trees y colaborador habitual de Queens Of The Stone Age, este artista ha sabido ganarse un nombre a punta de talento, buenas canciones y sobre todo, de un inconfundible tono de voz que ya lo tiene lanzado como solista con 11 discos editados, siendo el último de ellos editado este año y titulado With Animals, su carta de presentación para el show de esta velada. Con una noche fría, sombría y con aires misteriosos, tal como si se hubiera puesto de acuerdo para calzar con los sonidos de los cuales presenciaríamos, poco a poco, casi en forma tímida, comenzaría a tomar cuerpo el Club Subterráneo, recinto que albergaría a toda esta aura poética, melancólica y casi seria que enlaza a este cantante. Fue así como si viviéramos un abrir y cerrar de ojos que este particular recinto de calle Orrego Luco vería copada en su capacidad y tras una breve puesta a punto de los instrumentos saldrían a escena en formato trío los protagonistas de la noche para comenzar con las notas de piano de “When Your Number Isn't Up” a crear el ambiente íntimo y oscuro que sería el tono dominante de este miércoles. Al hablar de la voz de Lanegan es casi como nombrar un fenómeno sobrenatural que te abraza, te cobija y que aunque pueda que suene bajo compases lentos, como en las canciones “Low”, “Sister”, “Deepest Shade” y en el gran cover de Nancy Sinatra “You Only Live Twice” (que grabó en su disco de versiones Imitations), entre otros, de igual forma logra emocionar con su canto y su oda a la soledad. Esa soledad que en ocasiones te hace confrontar tus logros y caídas y que te lleva a pensar en el pasado, el presente y el futuro. Es que pareciera que la música que nos trae este autor es un eterno reencuentro con su historia, donde expone ese tono barítono inconfundible sin miedo de tomar riesgos y entregarnos piezas con pinceladas de electrónica como “Nocturne” y “The Gravedigger's Song”. Pero su mejor cobija es al lado la guitarra en temas como "One Way Street", "Phantasmagoria Blues" y "Halcyon Daze", en donde nos da dosis de blues, ciertas reminiscencias a Tom Waits, y ahí lo vemos en escenario: intacto, casi sin gestos, agradeciendo seriamente a los fans sin más ropaje que un cigarrillo en su mano. Ya llega el final y tras un primer adiós, vuelve para entregarnos una grata sorpresa:…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0
Sebastián Allende

Periodista a ratos, Papá a miles, Cruzado y ClashCityRocker por millones.

Deja un comentario