Mercury Rev en Blondie: Atmósferas anestésicas

Mercury Rev en Blondie: Atmósferas anestésicas
8 de noviembre 2018.

Por Francisco Aguilar A.

Ayer, con el show de la banda de rock estadounidense Mercury Rev, se dio inicio al ciclo de conciertos que forman parte de la experiencia Fauna Primavera 2018. Tras la cancelación del tour por Latinoamérica de Deerhunter (debido a la muerte de su ex bajista Josh Fauver), la agrupación liderada por Jonathan Donaue (voz y guitarra) y Sean Mackowiak (guitarra) realizó este show (que originalmente incluía en su cartel a Deerhunter) que se enmarca en la celebración de los 20 años de su álbum más mediático: Deserter’s Song.

La jornada partió a eso de las 21:15 horas, con una Blondie rodeada de intimidad, la cual fue parte de una atmósfera anestésica, la que conjugada perfectamente con la propuesta musical de los norteamericanos, la iluminación y el humo presente, hizo que la catarsis de los asistentes consistiese en no dejarse despertar de un sueño hipnótico, del que solo parecían liberarse entre cada canción para aplaudir a los músicos que tímidamente agradecían la complicidad.

La propuesta de Mercury Rev pasa por un rock con tintes psicodélicos y experimentales, que si bien puede parecer algo no masivo, el público presente ayer disfruto a más no poder. Se notaba que cada uno de los asistentes sabia a lo que iba y estaba dispuesto a someterse a ese trance, en el que el baile y la performance sobre el escenario de los músicos, era lo importante. No había mucha comunicación verbal desde los artistas al respetable, quizá no era necesario, porque la entrega en escena de ellos bastaba para que todos pudiésemos recibir su mensaje.

La banda formada a fines de la década de los ochenta, en sus primeros pasos componía principalmente música para películas de carácter independiente y tras varios intentos en el año 1991 lanza su álbum debut Yerself is Steam. Dentro de los nueve discos que han compuesto, el año 1998 publican Deserter’s Songs, placa que este año cumple dos décadas y una de las razones de su visita a nuestro país.

El disco celebrado marcó a muchos amantes del rock alternativo en el fin del siglo pasado y fue escogido como disco del año por algunas publicaciones como NME, además de dar un espaldarazo comercial a un grupo que estaba por esa época, en el ocaso, y es que tras la salida del carismático y problemático David Baker en el año 1994, Donahue y Grasshopper tuvieron que reinventarse para lograr un disco que como el mismo Donahue describe en algunas entrevistas: “es un disco nacido de una notable cantidad de dolor”.

No causó rareza que al revisar los temas interpretados ayer, logramos apreciar que un gran porcentaje forman parte del disco celebrado en donde destacaron los singles “Goddess on a Hiway”, “Delta Sun Bottleneck Stomp” y “Holes”, con sendas interpretaciones en donde la pulcritud y la calidad fueron la tónica de una noche en que la banda también se dió el tiempo de regocijarnos con el cover de Neil Young “A Man Needs a Maid” y con canciones de su última placa The Light in You transformando está velada atmosférica en una grata experiencia sonora.

La experiencia Fauna Primavera continúa hoy con el show de la banda de post-hardcore norteamericana At The Drive In en el Teatro La Cúpula, para seguir mañana sábado con el festival a realizarse en Espacio Broadway. En su octava versión, este evento ya se consolida como una propuesta sólida y cada vez más masiva, así tal como lo ha indicado en algunas entrevistas el Director de este certamen, Roberto Parra.

Setlist:
The Funny Bird
Tonite It Shows
Central Park East
Endlessly
Hudson Line
Delta Sun Bottleneck Stomp
A Man Needs a Maid (Neil Young cover)
The Queen of Swans
Pick Up If You’re There
Tides of the Moon
Goddess on a Hiway
Holes
Opus 40
The Dark Is Rising

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Mercury Rev en Blondie: Atmósferas anestésicas 8 de noviembre 2018. Por Francisco Aguilar A. Ayer, con el show de la banda de rock estadounidense Mercury Rev, se dio inicio al ciclo de conciertos que forman parte de la experiencia Fauna Primavera 2018. Tras la cancelación del tour por Latinoamérica de Deerhunter (debido a la muerte de su ex bajista Josh Fauver), la agrupación liderada por Jonathan Donaue (voz y guitarra) y Sean Mackowiak (guitarra) realizó este show (que originalmente incluía en su cartel a Deerhunter) que se enmarca en la celebración de los 20 años de su álbum más mediático: Deserter’s Song. La jornada partió a eso de las 21:15 horas, con una Blondie rodeada de intimidad, la cual fue parte de una atmósfera anestésica, la que conjugada perfectamente con la propuesta musical de los norteamericanos, la iluminación y el humo presente, hizo que la catarsis de los asistentes consistiese en no dejarse despertar de un sueño hipnótico, del que solo parecían liberarse entre cada canción para aplaudir a los músicos que tímidamente agradecían la complicidad. La propuesta de Mercury Rev pasa por un rock con tintes psicodélicos y experimentales, que si bien puede parecer algo no masivo, el público presente ayer disfruto a más no poder. Se notaba que cada uno de los asistentes sabia a lo que iba y estaba dispuesto a someterse a ese trance, en el que el baile y la performance sobre el escenario de los músicos, era lo importante. No había mucha comunicación verbal desde los artistas al respetable, quizá no era necesario, porque la entrega en escena de ellos bastaba para que todos pudiésemos recibir su mensaje. La banda formada a fines de la década de los ochenta, en sus primeros pasos componía principalmente música para películas de carácter independiente y tras varios intentos en el año 1991 lanza su álbum debut Yerself is Steam. Dentro de los nueve discos que han compuesto, el año 1998 publican Deserter’s Songs, placa que este año cumple dos décadas y una de las razones de su visita a nuestro país. El disco celebrado marcó a muchos amantes del rock alternativo en el fin del siglo pasado y fue escogido como disco del año por algunas publicaciones como NME, además de dar un espaldarazo comercial a un grupo que estaba por esa época, en el ocaso, y es que tras la salida del carismático y problemático David Baker en el año 1994, Donahue y Grasshopper tuvieron que reinventarse para lograr un disco que como el mismo Donahue describe en algunas entrevistas: “es un disco nacido de una notable cantidad de dolor”. No causó rareza que al revisar los temas interpretados ayer, logramos apreciar que un gran porcentaje forman parte del disco celebrado en donde destacaron los singles “Goddess on a Hiway”, “Delta Sun Bottleneck Stomp” y “Holes”, con sendas interpretaciones en donde la pulcritud y la calidad fueron la tónica de una noche en que la banda también se dió el tiempo de regocijarnos con el cover…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0
Francisco Aguilar

Melómano, cinéfilo, futbolero y soñador.

Deja un comentario