Overkill en Teatro Teletón: un paseo infernal
1 de febrero 2019.

Por Rodrigo Guzmán.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Han sido semanas intensas para los seguidores del metal. Si hace no tanto se sucedió el aturdidor AntonFest, para luego dar paso a Phil Anselmo y después a Haken, ayer fue el turno de otro conjunto pionero dentro de la escena metalera a nivel global. Los oriundos de New Jersey Overkill presentaron lo más potente de su clásico repertorio, ante un Teatro Teletón virtualmente lleno.

Sin embargo, la visita del conjunto estadounidense tuvo caracteres más bien de festival, pues antes de su actuación, hubo un par de conjuntos que se encargaron de calentar el ambiente a punta de riffs, solos y beats enloquecidos de la batería más trashera de todas. En este sentido, los nacionales Disaster y los trasandinos de A.N.I.M.A.L. fueron quienes dieron inicio a una jornada extensa e intensa del metal más clásico y el más moderno.

En dicho sentido, Disaster dio en el clavo. A eso de las 20:00, el conjunto salió a romper cráneos con una muestra de trash metal sin complejos, donde la velocidad y la contundencia del sonido fueron todo en su performance. Títulos como “Atormentado”, “Desquiciado”, “Culto de Muerte” o “Motosierra del Infierno”, fueron interpretados como el género lo exige. Sin embargo, hubo un elemento que llamó la atención a más de alguno: la conciencia del show de Disaster hizo que los cortes interpretados ganarán en presencia y personalidad, pues en medio de la puesta en escena brutal de su música, su vocalista Alejandro Alfaro paseó por el escenario a una monja encadenada, además de aparecer con una moto sierra en la mano, en un show que buscó impactar al espectador sin necesidad de violentarlo.

null
null

De este modo, la presentación de A.N.I.M.A.L. se desencadenó con un primer mazazo, conocido por varios: “Solo por ser indios” fue el primer corte extraído de su álbum de 1994, Fin de un Mundo Enfermo, donde confluían los sonidos más trasheros que el conjunto argentino ha elaborado hasta esta parte. Tras ello vinieron “Revolución”, “Sol”, “Combativo”, “Latinoamérica” y “El Nuevo Camino del Hombre”, entre otros. Andrés Giménez se mostró como siempre: afable, locuaz, agradecido y halagador con un público que lo escuchó con respeto. Quizás por la naturaleza de la fecha, más ligada al trash metal más clásico e invariable, la propuesta de A.N.I.M.A.L. fue recepcionada con tal respeto, pero sin mucho entusiasmo más, a pesar del pequeño mosh que se formó en el público. Los riffs de los transandinos aún recuerdan una época muy influenciada por el Groove metal y el Nu metal, sub género aborrecido por la mayoría de los seguidores de conjuntos metaleros de la vieja escuela. Tal como Robb Flynn de Machine Head, quien dice sentirse orgulloso de discos más ligados a un metal más moderno (o comercial como dirán algunos fanáticos) como The Burning Red o Supercharger, Giménez no se deja amedrentar por ningún purista o sectario e interpreta los cortes de A.N.I.M.A.L. le guste a quien le guste. Ya hacia el final de la presentación del conjunto argentino, Giménez contó una breve historia sobre reos, penales y amenazas, para luego interpretar un cover de “Copkiller”, compuesta por Ice T y compañía, en aquella banda nominada Body Count.

null

Tras esto, vino la ansiada presentación de Overkill, quien a eso de las 22:30 dio inicio a su show con “Mean, Green, Killing Machine”, que incluyó a modo de introducción, un fragmento del track compuesto por Giorgio Moroder para la icónica Scarface. Luego de esto, se pasearon por “Rotten to the Core”, “Electric Rattlesnake”, “Hello From the Gutter”, “In Union We Stand”, “Coma”, “Infectious”, “Goddamn Trouble”, “Wrecking Crew” y “Head of a Pin”, hasta llegar a “Ironbound”. Todos los cortes extraídos de la extensa discografía de los estadounidenses fueron interpretados con contundencia y rapidez trashera, sin ninguna intención más que brindar al público metalero lo que buscaban: metal ágil, pesado y cantado con una voz que recordó a ratos una pérfida bruja. Para finalizar, los sandieguinos interpretaron “Elimination” y los cover de “Fuck You” (The Subhumans) y “Sonic Reducer” (Dead Boys).

null
null

De este modo, el metal vino a cerrar un mes cargado de guitarras pesadísimas que han hecho de este verano una experiencia poderosa que tras los insistentes betas y riffs del trash, se ha asimilado, aún más, a un paseo infernal.

Setlist:
Mean, Green, Killing Machine
Rotten to the Core
Electric Rattlesnake
Hello From the Gutter
In Union We Stand
Coma
Infectious
Goddamn Trouble
Wrecking Crew
Head of a Pin
Ironbound
Elimination
Fuck You (The Subhumans cover)
Sonic Reducer (Dead Boys cover)

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE DISASTER <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE A.N.I.M.A.L <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE OVERKILL <<<

Una Respuesta

Deja un comentario