Pascuala Ilabaca y Fauna cantaron a Violeta en el Nescafé de las Artes: Una reunión en base a la música y la magia

Pascuala Ilabaca y Fauna cantaron a Violeta en el Nescafé de las Artes: Una reunión en base a la música y la magia
11 de octubre 2017.

Por Carla Valdebenito.
Fotografías por Leonardo González.

A días de la celebración de la música chilena y conmemoración de los cien años de la gran Violeta Parra, Pascuala Ilabaca quiso ser parte de ello. La porteña regresó a la gran capital junto a su música al Teatro Nescafé de las Artes con grandes invitados y su banda Fauna, para rendir tributo a nuestra gran referente de la música popular.

A pesar de que Violeta está presente en muchos cantautores nuevos, quienes poco a poco se han ido familiarizando y empapando de la cultura “Parrista”, hay muchos otros que nacieron gracias a la fuente de inspiración que nos dejó. El caso de Ilabaca es claro, diez años han pasado desde el lanzamiento de Pascuala canta a Violeta, donde la artista rinde un homenaje lleno de amor y mucho respeto, el cual revivió la noche de ayer.

Al contrario de lo que muchos piensan, para cantar a Violeta no sólo hace falta una buena voz, también se necesita conmover con cada interpretación, lograr remover sentimientos y hacer parte a quien escuche cada melodía, debido al enorme contenido emocional de las letras. Pascuala logró con creces traspasar la pasión, dejándonos a todos con la piel de gallina superándose canción tras canción.

Fuera del teatro todo apuntaba a que sería una fría noche, lo que pasadas las 20:40 horas cambió por completo, una escenografía que plasmaba la esencia de los bordados, ayudaba a que dentro de la sala se sintiera el calor humano y las ganas del público por vivir una noche excepcional. Lo que así fue, ya que muchos de los temas grabados hace ya una década, cobraron vida nuevamente.

Saludando al público de la mano de quien la acompañaría durante todo el concierto en el lenguaje de señas, y dejando así en evidencia su esencia consciente y entregando un mensaje a la inclusión comenzaba el viaje musical, el primer tema de la noche: “Una copla me ha cantado”, canción que forma parte de Las Últimas Composiciones de Violeta Parra, que emocionó y dio pie al hermoso homenaje que recorreríamos gracias a la dulce y consistente voz de la oriunda de Valparaíso.

“Pupila de Águila”, “Maldigo del alto cielo”, “Versos para la niña muerta”, que interpretó junto a la voz desgarradora de la cantora Magdalena Matthey entre otras, fueron parte del repertorio de la “primera parte” donde sólo hubo canciones de autoría de la misma Violeta, pero que en una “segunda parte” y aprovechando el espacio, Pascuala quiso seguir rindiendo homenaje pero con cánticos propios.

Entre los grandes invitados, también estuvieron el cantautor chileno Nano Stern, la bailarina de danza clásica hindú, Bhavani Kali que dio vida a “Jardines Humanos” y el fundador de Pascuala Ilabaca y Fauna, Christian Retamal y autor original de las guitarras del disco.

¿Estaremos frente a una Violeta Parra del siglo XXI?, aunque muchos de sus seguidores digan que sí, no me atrevería a reafirmarlo, ya que las comparaciones resultan ser odiosas a veces. De lo que no hay duda, es que Pascuala ha sabido venerar e interpretar de muy buena manera las canciones que con crudeza, rudeza, y pasión fueron escritas. Demostrando una vez más que Violeta es parte de nuestra identidad y nuestra cultura.

Setlist
(Primera parte)
Una Copla Me Ha Cantado
Pupila De Águila
Arriba Quemando El Sol (Con Nano Stern)
Versos Para La Niña Muerta (Con Magdalena Matthey)
Anticueca 3
En Los Jardines Humanos (Bhavani Kali)
Parabienes Al Revés
El Gavilán
El Guillatún (Con Nano Stern)
Teneme En Tu Corazón (Con Nano Stern)

(Segunda parte)
Violeta y Frida
Canción Quechua
Busco Paraíso
Rezos En Montegrande
Ay Mamita Mamita
Diablo Rojo, Diablo Verde
Caminito Viejo

Encore:
Te Traigo Flores

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Pascuala Ilabaca y Fauna cantaron a Violeta en el Nescafé de las Artes: Una reunión en base a la música y la magia 11 de octubre 2017. Por Carla Valdebenito. Fotografías por Leonardo González. A días de la celebración de la música chilena y conmemoración de los cien años de la gran Violeta Parra, Pascuala Ilabaca quiso ser parte de ello. La porteña regresó a la gran capital junto a su música al Teatro Nescafé de las Artes con grandes invitados y su banda Fauna, para rendir tributo a nuestra gran referente de la música popular. A pesar de que Violeta está presente en muchos cantautores nuevos, quienes poco a poco se han ido familiarizando y empapando de la cultura “Parrista”, hay muchos otros que nacieron gracias a la fuente de inspiración que nos dejó. El caso de Ilabaca es claro, diez años han pasado desde el lanzamiento de Pascuala canta a Violeta, donde la artista rinde un homenaje lleno de amor y mucho respeto, el cual revivió la noche de ayer. Al contrario de lo que muchos piensan, para cantar a Violeta no sólo hace falta una buena voz, también se necesita conmover con cada interpretación, lograr remover sentimientos y hacer parte a quien escuche cada melodía, debido al enorme contenido emocional de las letras. Pascuala logró con creces traspasar la pasión, dejándonos a todos con la piel de gallina superándose canción tras canción. Fuera del teatro todo apuntaba a que sería una fría noche, lo que pasadas las 20:40 horas cambió por completo, una escenografía que plasmaba la esencia de los bordados, ayudaba a que dentro de la sala se sintiera el calor humano y las ganas del público por vivir una noche excepcional. Lo que así fue, ya que muchos de los temas grabados hace ya una década, cobraron vida nuevamente. Saludando al público de la mano de quien la acompañaría durante todo el concierto en el lenguaje de señas, y dejando así en evidencia su esencia consciente y entregando un mensaje a la inclusión comenzaba el viaje musical, el primer tema de la noche: “Una copla me ha cantado”, canción que forma parte de Las Últimas Composiciones de Violeta Parra, que emocionó y dio pie al hermoso homenaje que recorreríamos gracias a la dulce y consistente voz de la oriunda de Valparaíso. “Pupila de Águila”, “Maldigo del alto cielo”, “Versos para la niña muerta”, que interpretó junto a la voz desgarradora de la cantora Magdalena Matthey entre otras, fueron parte del repertorio de la “primera parte” donde sólo hubo canciones de autoría de la misma Violeta, pero que en una “segunda parte” y aprovechando el espacio, Pascuala quiso seguir rindiendo homenaje pero con cánticos propios. Entre los grandes invitados, también estuvieron el cantautor chileno Nano Stern, la bailarina de danza clásica hindú, Bhavani Kali que dio vida a “Jardines Humanos” y el fundador de Pascuala Ilabaca y Fauna, Christian Retamal y autor original de las guitarras del disco. ¿Estaremos frente a una Violeta Parra del siglo…

0

Calificación del usuario : 1.55 ( 6 Votos)
0

Deja un comentario