Pascuala Ilabaca y Fauna en Teatro Oriente: Abajo el individualismo, arriba la colectividad

Pascuala Ilabaca y Fauna en Teatro Oriente: Abajo el individualismo, arriba la colectividad
12 de octubre 2018.

Por Jaime Farfán.
Fotografías por Leonardo González.

Durante la noche de ayer, en el Teatro Oriente, se presentó la cantante y multiinstrumentista Pascuala Ilabaca quien, junto a su banda, Fauna y un colorido desfile de colaboradores, lanzó oficialmente lo que es la sexta placa de los nacionales, El Mito de la Pérgola. Un espectáculo cuidadosamente diseñado, colaborativo e inclusivo y con un fuerte sentimiento familiar, tuvo lugar en el recinto de Providencia, donde cultura callejera y tradición se fusionaron en una de las propuestas musicales más interesantes del 2018.

El disco, disponible en servicios de streaming desde Junio, es producto de más de dos años de investigación de Ilabaca y compañía y la progresión natural del trabajo que el grupo ha cultivado en su década de trayectoria. Buscando inspiración en los ritmos de las calles, fue música que evolucionó en público, moldeada mientras la banda realizaba conciertos ciudadanos en Valparaíso y el resto de Chile. En los diez temas que conforman el disco se rescatan las demostraciones artísticas colectivas y las expresiones de la comunidad sin distinguir fronteras ni temor a experimentar. El símbolo central es la pérgola: “en algún momento el hombre creó un espacio digno para que el arte y la gente se encontraran en el centro, no en la periferia. Y ese centro es la pérgola, bella, creada por nuestras manos. No podemos dejar que haya tantas otras cosas de la sociedad que ocupen el centro y nosotros estar escondidos en la periferia”, explica Pascuala.

El componente colaborativo fue el núcleo de la presentación de ayer. La escenografía, una mezcla entre naturaleza y modernidad, estuvo a cargo de Danila Ilabaca e Inas Diseño, quienes repletaron de flora y fauna el teatro. Bailes y representaciones, de la mano de la comparsa porteña La Gritona invocaron a santos y demonios a zapatear los ritmos de la noche. Destacada fue la cooperación de la intérprete de lengua de señas Alicia Collante, de la fundación AMOMA quien, a un costado del escenario transmitía palabras y sentimientos con su cuerpo, buscando no dejar a nadie afuera del carnaval.

En una primera parte del concierto, Ilabaca y compañía recorrieron los temas que componen El mito de la Pérgola, partiendo con los ritmos nortinos de “El Baile del Kkoyaruna”. De acordeón en mano Pascuala abre, rodeada de bailarines y máscaras, evocando los ritos quechuas. Los sonidos mexicanos se dan paso en “El Son de la Vida” y, rompiendo con el esquema del disco, la noche continúa con “Herencia de Hielo”. Sube al escenario el músico Demián Erasmo quien junto a su bandoneón acompañó a Fauna en la interpretación de ese tema y de “Yma”, abriendo con frenéticos giros como chinchinero. Todo para deleite del público que rompe en gritos de admiración y se mueven inquietos en su asientos con ganas de bailar.

Es que los músicos de Fauna (Juan Nuñez, Christian Chiang, Jaime Frez y Miguel Razzaouk), forman el ramillete perfecto para adornar la elegante figura de Pascuala Ilabaca, cuyos movimientos sobre el escenario son el centro de atención en medio de un paraíso de luces y sombras. La fortaleza viene de una rica variedad musical y una selección de los mejores artistas de Valparaíso. Makarena y Francisca refuerzan la línea de los bronces, sonando potentes en “Te Traigo Flores” y la quena de Alex Johnson maneja los aires de la cordillera a su antojo. Emocionante resultó también la participación de Leslie Lizama de la Fábrica de Melodías, capitalinos artesanos del organillo. En “Un Ángel” la delicada fusión del piano de cola y el rodillo del instrumento tradicional, coronado por brillantes remolinos, trae recuerdos de domingos lejanos a los asistentes. “¿Cuándo es que desaparecieron los organillos?” escucho que pregunta alguien entre el público. La interrogación queda flotando en el aire cuando el aplauso unánime celebra la fantasía, el eco de plazas de la infancia que resuena en el ambiente.

La segunda parte de la presentación fue un desfile de clásicos y resulta inevitable empezar a bailar con la energética seguidilla de “Canción Quechua”, “Busco Paraíso” e “Isla”. La fiesta se desata en medio de las butacas y no frena hasta el cierre, con la cueca “Violeta y Frida”. Anoche el Teatro Oriente funcionó como el símil perfecto de la plaza de algún pueblo común perdido entre mar y cordillera. Un lugar abierto para todos y todas, donde la vida y la muerte juegan por igual, y llantos y fortunas se viven lado a lado. Un pueblo que recibe a la banda viajera de Pascuala y Fauna, quienes tras recorrer millas y kilómetros, nos traen nuevos mitos e imágenes de diversas tierras, buscando romper nuestro aislamiento en la modernidad. Dan ganas de unirse a la comparsa y seguir al carnaval.

Setlist:
El Baile del Kkoyaruna
Son de la Vida
Herencia de Hielo
Usted
Te traigo flores
Yma
Manikarnika
De amigo tengo un demonio
Para cantar bajo una ventana
Un Ángel
Ay mamita, mamita
Canción Quechua
Busco Paraíso
Isla
Diablo Rojo, Diablo Verde
Festival de San Lorenzo de Tarapacá
Caminito Viejo

Encore:
El perdón
Instrumental
Frida y Violeta

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Pascuala Ilabaca y Fauna en Teatro Oriente: Abajo el individualismo, arriba la colectividad 12 de octubre 2018. Por Jaime Farfán. Fotografías por Leonardo González. Durante la noche de ayer, en el Teatro Oriente, se presentó la cantante y multiinstrumentista Pascuala Ilabaca quien, junto a su banda, Fauna y un colorido desfile de colaboradores, lanzó oficialmente lo que es la sexta placa de los nacionales, El Mito de la Pérgola. Un espectáculo cuidadosamente diseñado, colaborativo e inclusivo y con un fuerte sentimiento familiar, tuvo lugar en el recinto de Providencia, donde cultura callejera y tradición se fusionaron en una de las propuestas musicales más interesantes del 2018. El disco, disponible en servicios de streaming desde Junio, es producto de más de dos años de investigación de Ilabaca y compañía y la progresión natural del trabajo que el grupo ha cultivado en su década de trayectoria. Buscando inspiración en los ritmos de las calles, fue música que evolucionó en público, moldeada mientras la banda realizaba conciertos ciudadanos en Valparaíso y el resto de Chile. En los diez temas que conforman el disco se rescatan las demostraciones artísticas colectivas y las expresiones de la comunidad sin distinguir fronteras ni temor a experimentar. El símbolo central es la pérgola: “en algún momento el hombre creó un espacio digno para que el arte y la gente se encontraran en el centro, no en la periferia. Y ese centro es la pérgola, bella, creada por nuestras manos. No podemos dejar que haya tantas otras cosas de la sociedad que ocupen el centro y nosotros estar escondidos en la periferia”, explica Pascuala. El componente colaborativo fue el núcleo de la presentación de ayer. La escenografía, una mezcla entre naturaleza y modernidad, estuvo a cargo de Danila Ilabaca e Inas Diseño, quienes repletaron de flora y fauna el teatro. Bailes y representaciones, de la mano de la comparsa porteña La Gritona invocaron a santos y demonios a zapatear los ritmos de la noche. Destacada fue la cooperación de la intérprete de lengua de señas Alicia Collante, de la fundación AMOMA quien, a un costado del escenario transmitía palabras y sentimientos con su cuerpo, buscando no dejar a nadie afuera del carnaval. En una primera parte del concierto, Ilabaca y compañía recorrieron los temas que componen El mito de la Pérgola, partiendo con los ritmos nortinos de “El Baile del Kkoyaruna”. De acordeón en mano Pascuala abre, rodeada de bailarines y máscaras, evocando los ritos quechuas. Los sonidos mexicanos se dan paso en “El Son de la Vida” y, rompiendo con el esquema del disco, la noche continúa con “Herencia de Hielo”. Sube al escenario el músico Demián Erasmo quien junto a su bandoneón acompañó a Fauna en la interpretación de ese tema y de “Yma”, abriendo con frenéticos giros como chinchinero. Todo para deleite del público que rompe en gritos de admiración y se mueven inquietos en su asientos con ganas de bailar. Es que los músicos de Fauna (Juan Nuñez, Christian Chiang, Jaime Frez y Miguel Razzaouk),…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario