Phil Collins en Chile: Un reencuentro para dejar de vivir en la nostalgia

Por Jorge Fernández.

Aunque suene paradójico, para hablar de la figura mundial Phil Collins hay que remontarse a su Genesis. Es que, esta banda ícono de los años 70 y 80, es uno de los pilares de los cuales se sostuvo el artista para ser lo que es hasta el día de hoy. Peter Gabriel y Tony Banks son solo algunos de los integrantes que formaron parte de esta agrupación, considerada como una de las más grandes de todos los tiempos.

Evolucionando desde el rock progresivo al pop rock, desde los sonidos armoniosos de Gabriel a la consolidación definitiva como frontman del también baterista Phil Collins. Así fue como emergieron canciones que, hasta el día de hoy, son éxitos calados en el corazón de sus fanáticos. De entre todo su arsenal de grandes canciones es posible destacar algunas como “Follow You Follow Me”, “Invisible Touch” y “Throwing It All Away”.

Pero es sobre Phil Collins como solista de lo que hay que hablar, porque el motivo principal en esta oportunidad no es Genesis (aunque resulte inevitable mencionarlo), sino que todo se debe a The Legendary Phil Collins Live, su más reciente tour el cual lo trae de vuelta a los escenarios nacionales.

Recordemos que su inicio como solista surgió de forma paralela a su participación en Genesis por allá en el año 1981 y a través del disco Face Value. Esta placa le valió una cosecha de buenas críticas, especialmente tras temas como “In the Air Tonight” y “I Missed Again”. A este exitoso debut le sigue muy de cerca Hello, I Must Be Going (1982), con canciones que también son muy reconocidas y donde destaca por sobre todas, el cover de The Supremes “You Can´t Hurry Love”.

La segunda mitad de la década de los 80 trajo consigo dos discos más como solista del británico. En 1985 fue el turno del que es considerado uno de los mejores de su carrera, No Jacket Required, desde el cual se desprenden temas que son grandes éxitos alrededor de todo el orbe como “One More Night”, “Sussodio” y “Take Me Home”. En 1989, por su parte, nació el disco …But Seriously, desde donde emanan canciones de alta categoría, entre las que destacan “I Wish It Would Rain Down” y “Another Day in Paradise”.

La última década del siglo pasado fue caótica para Phil Collins. Encuentros y desencuentros, disoluciones de su banda y nuevos desafíos; todo resumido, en lo particular, en dos nuevos discos de estudio. Si bien éstos no cuajaron con el éxito anterior, de igual forma fueron aceptados por aquellos fanáticos devotos y sempiternos. De Both Sides (1993) es posible destacar “Both Sides of the Story” y de Dance Into the Light (1996) la canción homónima incluida.

Un nuevo milenio emergía y las ganas de Phil Collins por seguir tocando y cantando no se agotaban ni por los años de ruedo, ni por las dolencias de la edad. Nada era impedimento y así lo dejó demostrado en los dos últimos discos de estudio que le conocemos: Testify (2002) y Going Back (2010) en los cuales se encuentran canciones tales como “Can´t Stop Loving You”, “Wake Up Call” y la homónima “Going Back”.

Phil Collins es, por sobre todo, una figura mundial. Un artista íntegro y sumamente talentoso que no sólo ha dejado huella con su magna agrupación Genesis o con sus discos de estudio como solista, sino también a través de colaboraciones recurrentes con artistas de la talla de Robert Plant (Led Zeppelin), Frida Lyngstad (ABBA) y Phillip Bayley (Earth, Wind and Fire), con quien inmortalizó el tema “Easy Lover”. Esto, sólo por nombrar unos cuantos.

En el cine tampoco ha escapado del éxito de este artista, quien incluso porta un Oscar a Mejor Canción Original para la película de Disney Tarzan con el tema “You´ll Be in My Hearth”. Otras canciones destacadas por bandas sonoras son, por ejemplo, “Against All Odds” para la película del mismo nombre y “Separate Lives” cover que realizó para el soundtrack de la película Noches Blancas.

Tratándose de un artista como Phil Collins, hay grandes expectativas. La espera se hace cada vez más pequeña, la cita de reencuentro con su fanaticada nacional está fijada para el próximo 15 de marzo en el emblemático Estadio Nacional.

null

Por Jorge Fernández. Aunque suene paradójico, para hablar de la figura mundial Phil Collins hay que remontarse a su Genesis. Es que, esta banda ícono de los años 70 y 80, es uno de los pilares de los cuales se sostuvo el artista para ser lo que es hasta el día de hoy. Peter Gabriel y Tony Banks son solo algunos de los integrantes que formaron parte de esta agrupación, considerada como una de las más grandes de todos los tiempos. Evolucionando desde el rock progresivo al pop rock, desde los sonidos armoniosos de Gabriel a la consolidación definitiva como frontman del también baterista Phil Collins. Así fue como emergieron canciones que, hasta el día de hoy, son éxitos calados en el corazón de sus fanáticos. De entre todo su arsenal de grandes canciones es posible destacar algunas como “Follow You Follow Me”, “Invisible Touch” y “Throwing It All Away”. https://www.youtube.com/watch?v=DyDRXbP1MaY https://www.youtube.com/watch?v=epOBenUjIHw Pero es sobre Phil Collins como solista de lo que hay que hablar, porque el motivo principal en esta oportunidad no es Genesis (aunque resulte inevitable mencionarlo), sino que todo se debe a The Legendary Phil Collins Live, su más reciente tour el cual lo trae de vuelta a los escenarios nacionales. Recordemos que su inicio como solista surgió de forma paralela a su participación en Genesis por allá en el año 1981 y a través del disco Face Value. Esta placa le valió una cosecha de buenas críticas, especialmente tras temas como “In the Air Tonight” y “I Missed Again”. A este exitoso debut le sigue muy de cerca Hello, I Must Be Going (1982), con canciones que también son muy reconocidas y donde destaca por sobre todas, el cover de The Supremes “You Can´t Hurry Love”. https://www.youtube.com/watch?v=YkADj0TPrJA https://www.youtube.com/watch?v=PoTz3WgZm4c https://www.youtube.com/watch?v=Ao9SIKC48vg La segunda mitad de la década de los 80 trajo consigo dos discos más como solista del británico. En 1985 fue el turno del que es considerado uno de los mejores de su carrera, No Jacket Required, desde el cual se desprenden temas que son grandes éxitos alrededor de todo el orbe como “One More Night”, “Sussodio” y “Take Me Home”. En 1989, por su parte, nació el disco …But Seriously, desde donde emanan canciones de alta categoría, entre las que destacan “I Wish It Would Rain Down” y “Another Day in Paradise”. https://www.youtube.com/watch?v=r0qBaBb1Y-U https://www.youtube.com/watch?v=sRY1NG1P_kw https://www.youtube.com/watch?v=Qt2mbGP6vFI La última década del siglo pasado fue caótica para Phil Collins. Encuentros y desencuentros, disoluciones de su banda y nuevos desafíos; todo resumido, en lo particular, en dos nuevos discos de estudio. Si bien éstos no cuajaron con el éxito anterior, de igual forma fueron aceptados por aquellos fanáticos devotos y sempiternos. De Both Sides (1993) es posible destacar “Both Sides of the Story” y de Dance Into the Light (1996) la canción homónima incluida. https://www.youtube.com/watch?v=LcNwob_njTY https://www.youtube.com/watch?v=tZnD6HqCKZI Un nuevo milenio emergía y las ganas de Phil Collins por seguir tocando y cantando no se agotaban ni por los años de ruedo, ni por las dolencias de la edad. Nada era impedimento…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario