Playa Gótica y su disco Amigurumi: De lo más playa a lo más gótico, un mix de sensaciones

Por Fernanda Pugin.

Playa Gótica lleva aproximadamente dos años haciendo su música electro-pop. Hace un par de años, la noche santiaguina los unió cuando Fanny conoció al resto de los integrantes en un bar. Por otra parte, Cristóbal tocaba en Dënver y Carlos tenía un dúo con Fanny y otro con Cristóbal. Es decir, distintas redes los unían.

Tal como la noche los unió para formar la banda, Amigurumi plasma el cómo se conocieron en sólo el título de la placa. El significado de la palabra japonesa, se refiere a una especie de tejido a crochet con el que se hacen muñequitos y respecto a estos últimos, se cree que poseen un alma y que, con buenos deseos, se convierten en fieles amigos.

El disco cuenta con 13 canciones y 4 interludios. Hay ciertas canciones que marcan la esencia de Playa Gótica como “Bailando”, “Darkbalada” y “Bikini”, es decir, concentran en menos de cuatro minutos: sonidos que explotan, pop bailable y ruidoso

Obviamente, el poderoso timbre de Fanny es una de las razones del porqué uno se siente tan atraído por ese electro pop delirante. En canciones como “Soy Noche”, “La Pasajera” y “Extraños Visitantes”, Fanny llega a las notas más altas y a sus – ya antes vistos- gritos, que mezclados con los ruidosos instrumentos nos regalan, en su mayor esplendor, lo que es Playa Gótica y su versatilidad.

La canción “Extraños Visitantes”, probablemente mi favorita, nos da un pasaje de escapada del pop sintético que estamos acostumbrados a escuchar. La canción trata de imitar sonidos “math-rock”, y es en este tipo de canciones que vemos la versatilidad de Fanny y su banda.

La canción “Boy George”, nos muestra pequeños guiños de reggae y new wave. Otro de los singles –los cuales aminoraron la espera del CD- fue “Pigman (aburrida en la tienda)”, que nos deja entrever un poco lo que era Fanny pre-Playa Gótica, con un sonido noise predominante. También, encontramos en el disco, “Darkbalada”, donde muestras su lado oscuro más que en cualquier otra canción del álbum, y también “Isla Negra”, donde el pop se lleva toda la atención.

Si bien, el minutaje del disco es muy largo, hace que la espera de los años que lleva la banda presentándose en los escenarios, haya valido la pena. Es que ya no nos conformaremos con sus pocos singles, sino que tenemos toda una placa musical para nuestro deleite.

Hace ya un tiempo, leí que Fanny dijo que “eran muy lúdicos y también muy oscuros”. La verdad es que este trabajo musical los muestra casi a tajo abierto, ya que tenemos los dos extremos: las canciones que te hacen bailar y las que sacan el lado más podrido de tu alma.

Puedes descargar el disco de Playa Gotica en Portaldisc: http://portaldisc.com/disco.php?id=16049

Por Fernanda Pugin. Playa Gótica lleva aproximadamente dos años haciendo su música electro-pop. Hace un par de años, la noche santiaguina los unió cuando Fanny conoció al resto de los integrantes en un bar. Por otra parte, Cristóbal tocaba en Dënver y Carlos tenía un dúo con Fanny y otro con Cristóbal. Es decir, distintas redes los unían. Tal como la noche los unió para formar la banda, Amigurumi plasma el cómo se conocieron en sólo el título de la placa. El significado de la palabra japonesa, se refiere a una especie de tejido a crochet con el que se hacen muñequitos y respecto a estos últimos, se cree que poseen un alma y que, con buenos deseos, se convierten en fieles amigos. El disco cuenta con 13 canciones y 4 interludios. Hay ciertas canciones que marcan la esencia de Playa Gótica como “Bailando”, “Darkbalada” y “Bikini”, es decir, concentran en menos de cuatro minutos: sonidos que explotan, pop bailable y ruidoso Obviamente, el poderoso timbre de Fanny es una de las razones del porqué uno se siente tan atraído por ese electro pop delirante. En canciones como “Soy Noche”, “La Pasajera” y “Extraños Visitantes”, Fanny llega a las notas más altas y a sus – ya antes vistos- gritos, que mezclados con los ruidosos instrumentos nos regalan, en su mayor esplendor, lo que es Playa Gótica y su versatilidad. La canción “Extraños Visitantes”, probablemente mi favorita, nos da un pasaje de escapada del pop sintético que estamos acostumbrados a escuchar. La canción trata de imitar sonidos “math-rock”, y es en este tipo de canciones que vemos la versatilidad de Fanny y su banda. La canción “Boy George”, nos muestra pequeños guiños de reggae y new wave. Otro de los singles –los cuales aminoraron la espera del CD- fue “Pigman (aburrida en la tienda)”, que nos deja entrever un poco lo que era Fanny pre-Playa Gótica, con un sonido noise predominante. También, encontramos en el disco, “Darkbalada”, donde muestras su lado oscuro más que en cualquier otra canción del álbum, y también “Isla Negra”, donde el pop se lleva toda la atención. Si bien, el minutaje del disco es muy largo, hace que la espera de los años que lleva la banda presentándose en los escenarios, haya valido la pena. Es que ya no nos conformaremos con sus pocos singles, sino que tenemos toda una placa musical para nuestro deleite. Hace ya un tiempo, leí que Fanny dijo que “eran muy lúdicos y también muy oscuros”. La verdad es que este trabajo musical los muestra casi a tajo abierto, ya que tenemos los dos extremos: las canciones que te hacen bailar y las que sacan el lado más podrido de tu alma. https://www.youtube.com/watch?v=Vonxc8H_pOs Puedes descargar el disco de Playa Gotica en Portaldisc: http://portaldisc.com/disco.php?id=16049

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario