Shakira en Chile: Un dorado resplandor

Shakira en Chile: Un dorado resplandor
Estadio Nacional, 30 de octubre 2018.

Por Pamela Cabello.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Una de las mujeres ancla de la música chilena es la encargada de fraguar el escenario para el show que acaba con la larga espera de diez años. La tremenda Francisca Valenzuela, quien ha construido un camino musical, basado en la calidad de sus melodías y letras, que por lo demás, grafican lo que sucede con nuestra generación, telonea lo esperado.

Letras con carácter, con la misión de concientizar el espacio de la mujer en nuestra sociedad, lo que ha conseguido un impacto potente a nivel nacional y extranjero, ya que se ha conseguido posicionar en los mejores escenarios. Por lo anteriormente dicho, es que esta vez no podía ser otra. Con un show que se ha ido transformando con el paso de los años, Francisca Valenzuela, va encendiendo al público asistente al Estadio Nacional este pasado 30 de octubre. La artista calentó motores con sus mejores éxitos, temas como “Quiero verte más”, “Afortunada” y de lo más reciente “Tómame”, acompañada de excelentes músicos y bailarinas, quienes al igual que ella, se conectan potentemente con su público.

Siendo las 21:00 horas en punto, se apagan las luces del colosal Estadio Nacional, colmado de cintillos dorados y brillo, emergiendo desde el público una tremenda ovación que erizaba la piel de cada asistente al show, expectantes, llega el momento más esperado de la noche. Provocando mayor ansiedad en los asistentes, el escenario se colma de músicos, quienes tocando una melodía, reciben a la gran Shakira.

Haciendo eco de sus éxitos más antiguos, suena un remix de “Estoy aquí”, “¿Dónde estás corazón?” y luego, una de sus más recientes, “Perro fiel”. La energía presente en el espectáculo la entrega principalmente ella, Shakira, quien desde sus inicios ha incorporado elementos fuera de lo común que hacen de su show algo realmente impactante. Cada movimiento de su cuerpo, crea la sensación de que la cantante se encuentra “conectada con un cable a la música”, electrizando cada extremidad, dando un espectáculo visual muy entretenido de presenciar.

Habiendo algunos problemas de audio al comienzo del espectáculo, Shakira logra enfocar la atención de los asistentes en la real calidad de su actuación, una puesta en escena realmente completa, un escenario imponente, luces y fuegos artificiales que dan énfasis a cada canción, gráficas coloridas y atingentes a o que se escucha, hacen de éste, un concierto realmente de clase mundial.

Un mar de globos dorados, hacen alusión al nombre del tour que la trae a nuestro país en esta ocasión, “El Dorado” resplandece la nublada noche de Santiago de Chile. Al observar alrededor, emociona los rostros de impacto de la fanaticada, la que corea cada tema interpretado por la artista.

Comienza a sonar en el ambiente, las melodías del Medio Oriente, lo que nos avisa que se viene uno de sus éxitos que la llevaron al trampolín de la fama, con su traje característico de la danza del vientre, aparece en el centro del escenario, dispuesta a cautivar con sus movimientos, bailando al ritmo de “Suerte” nos da clase del sentido del espectáculo. Colmando el entorno de su hermosa voz e inigualable carisma.

Dirigiéndose hasta el brazo central del escenario, el cual la incorpora entre el público, acompañada de sus músicos, intencionan un hermoso momento mágico, el que pertenece al bello tema de sus comienzos “Antología”, siendo coreado a todo pulmón por su público. Seguido de lo anterior, suena una mezcla llena de ritmo y sensualidad “Loca” y “Rabiosa” son enlazadas para hacer bailar sin parar a cada uno de los asistentes.

Ya entrando en el desenlace de la noche, existe un nuevo cambio de vestuario, el que le da realce a lo que prontamente sonaría, con una hermosa gráfica, aludiendo a la falta de oportunidades en base a la educación en los niños de diferentes lugares del mundo, Shakira, colmada de emoción, interpreta el tema “Toneladas”, la que traspasa su letra a los corazones de los presentes.

Despojándose del hermoso vestido dorado, suenan los acordes de “Hips Don’t Lie” la que se complementa de bellas danzas y hermosos colores, logrando euforia entre el público, el que se sorprende por el acercamiento de la cantante, quien se introduce en el público, regalando un encuentro con quienes han esperado ansiosos su regreso a nuestro país.

Como broche dorado, “La Bicicleta”, éxito con sonidos colombianos, que se ha convertido en uno de los más grandes éxitos de esta talentosa mujer latinoamericana, quien ha forjado su carrera a punta de calidad musical, reinvenciones rítmicas y estéticas, constante conexión con su público y indiscutiblemente, con un sentido del espectáculo que reina en su corazón.

Setlist:
Clandestino (DJ intro)
Shakira Evolution (intro
Estoy aquí / ¿Dónde estás corazón?
Loba
Si te vas
Nada
Perro fiel
Underneath Your Clothes
Me enamoré
Inevitable
Chantaje
Gods (Interludio)
Suerte (Whenever, Wherever)
Underwater (Interludio)

Amarillo
La tortura
Antes de las seis
Antología
Can’t Remember to Forget You
Loca / Rabiosa
Bicicleta (Interludio)
La La La (Brazil 2014) / Waka Waka (Esto es África)
Kids (Interludio)
Deja vu
Toneladas
Hips Don’t Lie
La bicicleta
Clandestino

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Shakira en Chile: Un dorado resplandor Estadio Nacional, 30 de octubre 2018. Por Pamela Cabello. Fotografías por Francisco Aguilar A. Una de las mujeres ancla de la música chilena es la encargada de fraguar el escenario para el show que acaba con la larga espera de diez años. La tremenda Francisca Valenzuela, quien ha construido un camino musical, basado en la calidad de sus melodías y letras, que por lo demás, grafican lo que sucede con nuestra generación, telonea lo esperado. Letras con carácter, con la misión de concientizar el espacio de la mujer en nuestra sociedad, lo que ha conseguido un impacto potente a nivel nacional y extranjero, ya que se ha conseguido posicionar en los mejores escenarios. Por lo anteriormente dicho, es que esta vez no podía ser otra. Con un show que se ha ido transformando con el paso de los años, Francisca Valenzuela, va encendiendo al público asistente al Estadio Nacional este pasado 30 de octubre. La artista calentó motores con sus mejores éxitos, temas como “Quiero verte más”, “Afortunada” y de lo más reciente “Tómame”, acompañada de excelentes músicos y bailarinas, quienes al igual que ella, se conectan potentemente con su público. Siendo las 21:00 horas en punto, se apagan las luces del colosal Estadio Nacional, colmado de cintillos dorados y brillo, emergiendo desde el público una tremenda ovación que erizaba la piel de cada asistente al show, expectantes, llega el momento más esperado de la noche. Provocando mayor ansiedad en los asistentes, el escenario se colma de músicos, quienes tocando una melodía, reciben a la gran Shakira. Haciendo eco de sus éxitos más antiguos, suena un remix de “Estoy aquí”, "¿Dónde estás corazón?" y luego, una de sus más recientes, “Perro fiel”. La energía presente en el espectáculo la entrega principalmente ella, Shakira, quien desde sus inicios ha incorporado elementos fuera de lo común que hacen de su show algo realmente impactante. Cada movimiento de su cuerpo, crea la sensación de que la cantante se encuentra “conectada con un cable a la música”, electrizando cada extremidad, dando un espectáculo visual muy entretenido de presenciar. Habiendo algunos problemas de audio al comienzo del espectáculo, Shakira logra enfocar la atención de los asistentes en la real calidad de su actuación, una puesta en escena realmente completa, un escenario imponente, luces y fuegos artificiales que dan énfasis a cada canción, gráficas coloridas y atingentes a o que se escucha, hacen de éste, un concierto realmente de clase mundial. Un mar de globos dorados, hacen alusión al nombre del tour que la trae a nuestro país en esta ocasión, “El Dorado” resplandece la nublada noche de Santiago de Chile. Al observar alrededor, emociona los rostros de impacto de la fanaticada, la que corea cada tema interpretado por la artista. Comienza a sonar en el ambiente, las melodías del Medio Oriente, lo que nos avisa que se viene uno de sus éxitos que la llevaron al trampolín de la fama, con su traje característico de la danza del vientre,…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario