Socías, Espinoza y Espinosa en “El Amor es más fuerte”: Carcajadas al Cubo #SantiagoComedyFest

Socías, Espinoza y Espinosa en “El Amor es más fuerte”: Carcajadas al Cubo
Centro Arte Alameda, 28 de julio 2017.

Por Nicolás Morán.
Fotografías por Leonardo González.

En el marco del Santiago Comedy Fest, asistimos a la primera patita de este festival que reúne a los exponentes más conocidos del Stand Up chileno en la actualidad, y que pretende responder a la alta demanda de entretenimiento nuevo.

Distintas generaciones de humoristas que se juntan con el objetivo de hacer una radiografía a diversos temas del acontecer nacional e internacional, pasando por temas que son atemporales. Cosas de las que sin importar el tiempo que pase, causarán desde risa hasta incomodidad. Ese humor que puede resultar cáustico fue el corazón de esta presentación, en lo que llamaron, “El amor es más fuerte” y se presentaron este viernes, para cerrar la semana, Ignacio Socías, Lucas Espinoza y Benito Espinosa, quienes se subieron al escenario del Centro Arte Alameda a sala llena.

Dentro de los detalles más curiosos, es el que los 3 comparten como plataforma de lanzamiento de su trabajo el Youtube, que muchas veces puede ser criticado por los más puristas del humor, pero que a la hora de hacer ir a la gente, es increíble la convocatoria que pueden llegar a tener. Nunca había visto tanta gente en el Centro Arte Alameda, ya que cerca de 300 personas asistieron a la presentación.

Fue un show muy esperado, que contra todo lo presupuestado, partió con un retraso de tres cuartos de hora y con un montón de personas haciendo fila afuera, pero por suerte, cerca de las 21 horas, al igual que cuando se abre solo la puerta de adelante en la micro, nos amontonamos para ingresar a la sala.

Para partir, sale el Julián Casablancas chileno, Lucas Espinoza, quien, en un arrebato de genialidad, mencionó temas realmente tabú en Chile, como lo puede ser que Karol Dance tenga un millón y medio de seguidores, o que pasaría si Super Pollo terminara auspiciando conciertos porque no se consiguieron alguna marca de whisky bueno. Interactuó con el público, haciendo énfasis en la infidelidad y la soltería, cosa a la que los asistentes respondieron encantados. La mente tras “Proyecto Lupa” hizo lo que quiso sobre las tablas, y le funcionó porque tiene, por suerte, un carisma para decir cosas incómodas y que no te den ganas de asesinarlo por ello.

El segundo fue Ignacio Socías. Este tricampeón nacional de cartas Pokémon y comediante ñoño, nos presentó una rutina que apunta mucho hacia el público que va, por ejemplo a la Comic Con. De esas nuevas generaciones de tipos que les gustan los juegos de estrategia, de rol, el animé o los cómics. Centrado en sus experiencias personales tanto en el amor como en el sexo o la política, se llevó aplausos al por mayor por su rutina fresca y por destacar elementos comunes a nuestra cultura del día de hoy, como lo puede ser la soberbia con la que crecerán los niños que solo han visto ganar a Chile, o esa curiosa combinación de gente de derecha e Internet, que, dicho sea de paso, puede terminar siendo semillero de comentarios muy divertidos, porque cuesta creer que haya gente que conteste así.

La tercera parte estuvo a cargo del Beno Espinosa, quién, con un humor mas ácido y político que puede bordear lo esquizofrénico para muchos, cerró las presentaciones individuales de la noche. Muchas veces para tocar un tema que puede resultar hasta ofensivo, el sarcasmo es un arma no menor, que Benito sabe usar a la perfección, y que con un humor muy similar a lo que nos muestra en “Dejen Algo”, nos recordó que es tan famoso como cualquier futbolista de Palestino, Don Rorro o Pato Achurra, y de hecho es tan conocido como artista que llega al punto de pedir aplausos “espontáneos”, porque sabe lo que vale. En este caso no se salvó nadie, ni el tipo que sale de la cárcel y vende dulces, la niña gótica que vive con la abuela o la señora que ama y fantasea con Pedro Engel.

Para finalizar, subieron todos los comediantes al escenario y Espinosa empezó a entrevistar a la gente que tuviera alguna crisis vocacional, porque es un tema recurrente en la juventud chilena, pero es una lástima que no todos podamos alojarnos en un hotel si nos pasa.

El punto es que mientras Beno trabajaba, Ignacio y Lucas supervisaban al obrero, aprovechándose de que Espinosa es flaco, moreno y de izquierda. El show cierra con una ovación, la noche acabó y hasta ahora nos acordamos y nos reímos, así como ellos se ríen del público, porque les pagaron por verlos. Y como podemos escuchar en cualquier capítulo de “Frente Fracasados” o “Dejen Algo”: El capitalismo lo ha hecho una vez más.

A continuación les dejamos una galería fotográfica de lo ocurrido:


 

Socías, Espinoza y Espinosa en "El Amor es más fuerte": Carcajadas al Cubo Centro Arte Alameda, 28 de julio 2017. Por Nicolás Morán. Fotografías por Leonardo González. En el marco del Santiago Comedy Fest, asistimos a la primera patita de este festival que reúne a los exponentes más conocidos del Stand Up chileno en la actualidad, y que pretende responder a la alta demanda de entretenimiento nuevo. Distintas generaciones de humoristas que se juntan con el objetivo de hacer una radiografía a diversos temas del acontecer nacional e internacional, pasando por temas que son atemporales. Cosas de las que sin importar el tiempo que pase, causarán desde risa hasta incomodidad. Ese humor que puede resultar cáustico fue el corazón de esta presentación, en lo que llamaron, “El amor es más fuerte” y se presentaron este viernes, para cerrar la semana, Ignacio Socías, Lucas Espinoza y Benito Espinosa, quienes se subieron al escenario del Centro Arte Alameda a sala llena. Dentro de los detalles más curiosos, es el que los 3 comparten como plataforma de lanzamiento de su trabajo el Youtube, que muchas veces puede ser criticado por los más puristas del humor, pero que a la hora de hacer ir a la gente, es increíble la convocatoria que pueden llegar a tener. Nunca había visto tanta gente en el Centro Arte Alameda, ya que cerca de 300 personas asistieron a la presentación. Fue un show muy esperado, que contra todo lo presupuestado, partió con un retraso de tres cuartos de hora y con un montón de personas haciendo fila afuera, pero por suerte, cerca de las 21 horas, al igual que cuando se abre solo la puerta de adelante en la micro, nos amontonamos para ingresar a la sala. Para partir, sale el Julián Casablancas chileno, Lucas Espinoza, quien, en un arrebato de genialidad, mencionó temas realmente tabú en Chile, como lo puede ser que Karol Dance tenga un millón y medio de seguidores, o que pasaría si Super Pollo terminara auspiciando conciertos porque no se consiguieron alguna marca de whisky bueno. Interactuó con el público, haciendo énfasis en la infidelidad y la soltería, cosa a la que los asistentes respondieron encantados. La mente tras “Proyecto Lupa” hizo lo que quiso sobre las tablas, y le funcionó porque tiene, por suerte, un carisma para decir cosas incómodas y que no te den ganas de asesinarlo por ello. El segundo fue Ignacio Socías. Este tricampeón nacional de cartas Pokémon y comediante ñoño, nos presentó una rutina que apunta mucho hacia el público que va, por ejemplo a la Comic Con. De esas nuevas generaciones de tipos que les gustan los juegos de estrategia, de rol, el animé o los cómics. Centrado en sus experiencias personales tanto en el amor como en el sexo o la política, se llevó aplausos al por mayor por su rutina fresca y por destacar elementos comunes a nuestra cultura del día de hoy, como lo puede ser la soberbia con la que crecerán los niños que…

0

Calificación del usuario : 4.88 ( 2 Votos)
0
Nicolás Morán

Profesor y Fan de los osos panda

Deja un comentario