Tarja Turunen en el Teatro Caupolicán: La calidad musical que desborda los sentidos

Tarja Turunen en el Teatro Caupolicán: La calidad musical que desborda los sentidos
18 de mayo 2017.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Victor Santibañez.

La gente estaba impaciente por apreciar el espectáculo cuanto antes. Afuera, las calles de Santiago parecían estar cubiertas de escarcha. La lluvia arreció durante las primeras horas de la mañana y poco antes del show se oían truenos por doquier. Quince minutos después de la hora establecida, fueron apareciendo uno a uno los músicos que acompañarían en esa gélida noche a la bellísima cantante de origen finlandés, Tarja Turunen, quien por supuesto, fue la última en pisar el escenario.

Vestida con su habitual tenida completamente negra, la ex vocalista de Nightwish entró con las pilas recargadas en su máxima expresión. Y así mismo se mantuvo durante las casi dos horas que duró el concierto.

Durante la primera parte desfilaron temas como “Demons in You”, “500 Letters”, “Lucid Dreamer” y “Eagle Eye”, los que se encargaron de cimentar el camino de una noche que, poco a poco, iba aclimatando el Teatro Caupolicán.

Como una fanática más, Tarja le rindió pleitesía a un grupo por el cual siente afición. “Supremacy”, canción original de la banda británica Muse, fue interpretada de una manera magistral por la cantante, e inmediatamente a continuación, nos sumergimos en el mundo de la nostalgia inusitada, pues los siguientes acordes que resonaron en el lugar, pertenecían a canciones de la agrupación Nightwish. Así pudimos rememorar el pasado por medio de “Tutankhamen”, “Ever Dream”, “The Riddler” y “Slaying the Dreamer”.

Conforme avanzaba la noche, se iba haciendo más íntima la velada, es por eso que los paños fríos a la compenetración que hasta el momento se vislumbrada en el lugar, fue aprovechada por una breve sesión acústica, donde Tarja y sus músicos irradiaron talento en la interpretación de canciones como “Until Silence”, “The Reign” y la tan popular “I Walk Alone”.

Luego de este letárgico placer, el sonido volvió a explotar en el recinto ubicado en el corazón de la calle San Diego. El espectáculo, en su etapa cúlmine, fue en constante ascenso, con canciones estratégicamente dispuestas para dejar ese sabor dulce que se espera de todo concierto con altas expectativas. “Love to Hate”, “Victim of Ritual”, “Undertaker” y la espectacular y coreada “Too Many” sellaron lo que parecía ser el fin.

Sin embargo, aún quedaba tiempo para algo más, pues tras abandonar el escenario por unos minutos, Tarja Turunen y sus músicos volvieron al ruedo para interpretar los éxitos “Innocence”, “Die Alive” y el cierre definitivo con “Until My Last Breath”.

Hablando un perfecto español durante los nexos entre canción y canción, Tarja mostró su versatilidad y carisma en el escenario. El Caupolicán se rindió a los pies de esta talentosa mujer, que, con su voz, desplante escénico y singular belleza, dejó conforme a todos sus fanáticos, en un show completo y de alta calidad.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Tarja Turunen en el Teatro Caupolicán: La calidad musical que desborda los sentidos 18 de mayo 2017. Por Jorge Fernández. Fotografías por Victor Santibañez. La gente estaba impaciente por apreciar el espectáculo cuanto antes. Afuera, las calles de Santiago parecían estar cubiertas de escarcha. La lluvia arreció durante las primeras horas de la mañana y poco antes del show se oían truenos por doquier. Quince minutos después de la hora establecida, fueron apareciendo uno a uno los músicos que acompañarían en esa gélida noche a la bellísima cantante de origen finlandés, Tarja Turunen, quien por supuesto, fue la última en pisar el escenario. Vestida con su habitual tenida completamente negra, la ex vocalista de Nightwish entró con las pilas recargadas en su máxima expresión. Y así mismo se mantuvo durante las casi dos horas que duró el concierto. Durante la primera parte desfilaron temas como “Demons in You”, “500 Letters”, “Lucid Dreamer” y “Eagle Eye”, los que se encargaron de cimentar el camino de una noche que, poco a poco, iba aclimatando el Teatro Caupolicán. Como una fanática más, Tarja le rindió pleitesía a un grupo por el cual siente afición. “Supremacy”, canción original de la banda británica Muse, fue interpretada de una manera magistral por la cantante, e inmediatamente a continuación, nos sumergimos en el mundo de la nostalgia inusitada, pues los siguientes acordes que resonaron en el lugar, pertenecían a canciones de la agrupación Nightwish. Así pudimos rememorar el pasado por medio de “Tutankhamen”, “Ever Dream”, “The Riddler” y “Slaying the Dreamer”. Conforme avanzaba la noche, se iba haciendo más íntima la velada, es por eso que los paños fríos a la compenetración que hasta el momento se vislumbrada en el lugar, fue aprovechada por una breve sesión acústica, donde Tarja y sus músicos irradiaron talento en la interpretación de canciones como “Until Silence”, “The Reign” y la tan popular “I Walk Alone”. Luego de este letárgico placer, el sonido volvió a explotar en el recinto ubicado en el corazón de la calle San Diego. El espectáculo, en su etapa cúlmine, fue en constante ascenso, con canciones estratégicamente dispuestas para dejar ese sabor dulce que se espera de todo concierto con altas expectativas. “Love to Hate”, “Victim of Ritual”, “Undertaker” y la espectacular y coreada “Too Many” sellaron lo que parecía ser el fin. Sin embargo, aún quedaba tiempo para algo más, pues tras abandonar el escenario por unos minutos, Tarja Turunen y sus músicos volvieron al ruedo para interpretar los éxitos “Innocence”, “Die Alive” y el cierre definitivo con “Until My Last Breath”. Hablando un perfecto español durante los nexos entre canción y canción, Tarja mostró su versatilidad y carisma en el escenario. El Caupolicán se rindió a los pies de esta talentosa mujer, que, con su voz, desplante escénico y singular belleza, dejó conforme a todos sus fanáticos, en un show completo y de alta calidad. >>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario