The Adicts en Blondie: que nunca nos falte el punk de cada día
10 de marzo 2019.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Domingo por la tarde, el sol no termina de caer y las calles de la ciudad no parecen tan abarrotadas como es habitual. Incluso la Alameda se vuelve serena. Eso por lo menos se vislumbra por encima, porque bajo la superficie, a la altura del metro Unión Latinoamericana se comienzan a reunir un grupo de cabezas en punta y chaquetas de cuero. Es la Blondie el lugar, y aquellos seres que también se multiplican en las afueras del recinto son fanáticos que vienen a saborear su punk de cada día en el que destaca una banda como telón de fondo: The Adicts.

El Outsider Festival incluyó dos bandas antes de la presentación estelar. Ambos nacionales con claros tintes sociales, involucrando la actualidad en sus letras y metiéndonos sus ideas contestarias con argumentos sólidos en medio de guitarras altisonantes.

KeRuede abrió los fuegos de lo que se vivió como una perfecta instancia de punk. La banda, conformada solo por mujeres, desolló los estereotipos con música ácida y contestaria teniendo la figura femenina como protagonista de sus letras, las que no se andaban con medias tintas ni metáforas superfluas. Lo de KeRuede fue portentoso y atractivo, especialmente en canciones como “Masacre”, “Y qué” y la bullada “Boom”.

nullnull

La banda que subió al escenario a continuación fue Faltan Money$. Esta vez solo hombres en el escenario, quienes tenían una clara influencia de los españoles de La Polla Records. De este pedazo del concierto también surgieron excelentes canciones, las cuales, en su mayoría hablaban de la malograda sociedad y la corruptela indolente de políticos y del sistema. “Líderes” y “Situación de Calle” son solo un par de ejemplos para corroborar tal aseveración. Breves tributos a Sui Generis con “Aprendizaje” o a Víctor Jara con “Las Casitas del Barrio Alto”, fueron atractivas intros para dialogar con su bien recibida presentación, la cual terminó con las aplaudidas “Gigante Egoísta” y “Siervo”.

nullnull

Pero esta nutrida dosis de talento nacional fue solo el comienzo de la noche pues cuando aún faltaba para que el reloj marcara las 21 horas, salieron a escena los británicos de The Adicts, banda que cuenta con más de 40 años en el ruedo y que sigue tan viva como siempre. Atuendos característicos, ambiente inquieto y los papeles al viento, cubriendo el sudor de los fanáticos que se agolpaban lo más cerca posible de la tarima que sostenía a los dueños de composiciones tan adictivas como ellos mismos.

null

Los sonidos característicos del soundtrack de La Naranja Mecánica, el blanco inconfundible de la agrupación y la vestimenta siempre estrafalaria de Keith “Monkey” Warren, quien abría sus brazos al viento y en su rostro pintado y en su mirada penetrante se visualizaba una explosiva mezcla entre Alex de Large y The Joker, hizo que, desde los primeros acordes, los fanáticos se rindieran a sus pies. “Let´s Go” y “Joker in the Pack”, ambas de ese glorioso segundo disco cargado de clásicos llamado Sound of Music de 1982, del cual también pudimos escuchar, entre otras, “Easy Way Out” y “Chinese Takeaway”.

null

Mientras los sempiternos integrantes de The Adicts iban sudando la gota gorda, Warren se descascaraba paulatinamente, sacándose capas de ropa tras cada momento del show. Para el final, el torso ya estaba desnudo y la pintura del rostro discurría a su propio ritmo. Entre medio, paraguas con luces estridentes, serpentinas por doquier, balazos de papeles metálicos, uno que otro peluche y sombreros copados de cerveza tirados al público. Y es que todo era una fiesta. Todas las canciones eran coreadas por los cientos de fanáticos y los mosh y las sonrisas y la excitación se multiplicaban a mansalva.

null

No parar jamás no siempre es motivo de cansancio. Conforme avanzaban las canciones, se veía más vitalidad. Esto es solo un ápice visual de lo que The Adicts es como banda, pues si bien, tuvieron varios episodios en su carrera en que parecieron perder el rumbo, salieron a flote y no solo se han quedado con sus éxitos de antaño sino que han seguido componiendo. Discos como All the Young Droogs (2012) y And it Was So! (2017) así lo demuestran. En el concierto, sin ir más lejos, sonaron a todo pulmón las canciones “Horrorshow” y “Gimme Something to Do” que forman parte de esta actualidad y vigencia musical. Ya para el final, el repertorio selecto de éxitos como “Bad Boy” y “Viva la Revolution” se encargaron de poner fin a un espectáculo sinigual.

null

Ya pasadas las 10 de la noche, el aire estaba denso, pero no por desprender rabia sino la más viva felicidad de sonidos que permanecen siempre latiendo en nuestras cabezas. Y es que hay que alimentarse de punk cada día. Sin dietas ni prohibiciones. Y si el cóctel de sonidos se acompaña de un show de proporciones dinámicas y originales, bienvenido sea el quedar así de satisfechos.

Setlist:
Let´s Go
Joker in the Pack
Horrorshow
And it was So
Tango
Easy Way Out
Johnny Was a Soldier
Numbers
Troubadour
I am Yours
Angel
Day Dreamers
Fuck it Up
Talking Shit
You´re All Fools
Just Like Me
My Baby Got Run Over by a Steamroller
Crazy
Who Spilt My Beer?
Chinese Takeaway
Bad Boy
Gimme Something to Do
Viva la Revolution
You´ll Never Walk Alone
Symphony no.9 (Ode to Joy)

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE KERUEDE PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE FALTAN MONEY$ PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE THE ADICTS PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario