The Cardigans en la Cúpula Multiespacio: una ilustre dulzura escandinava
15 de marzo 2019.

Por Rodrigo Guzmán.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

La música forma parte esencial de movimientos históricos, además de estructurar distintas modas. Esto, para el músico que busca algo más que generar ingresos, puede ser un arma de doble filo porque, junto con musicalizar distintos contextos históricos, su obra puede caer con rapidez en el olvido y la intrascendencia. Y esto es, justamente, lo que no sucede con el conjunto sueco The Cardigans.

El colectivo escandinavo liderado por Nina Persson se presentó anoche en la Cúpula Multiespacio, para interpretar todos los cortes que han vuelto a los Cardigans algo similar a una institución del pop rock noventero. Ante un recinto lleno, todo comenzó a las 21:59 minutos en una muestra de rigurosidad y excelencia sueca a toda prueba, que estructuró la presentación de los escandinavos de principio a fin. De este modo, Persson y compañía asestaron el primer golpe de manera precisa y segura: “Erase/Rewind” fue la encargada de dar inicio a la presentación de los Cardigans, quienes se mostraron confiados, mesurados y sobrios a lo largo de toda su presentación. Junto a “Hanging Around” y “My Favourite Game”, el reposado y melodioso single fue una de las tres puntas que recordaron uno de sus álbumes más exitosos, Gran Turismo, editado hace algo más de 20 años, y que fue también el álbum que catapultó a los suecos hacia la órbita global, cargados de un sonido melancólico, dulce y oscuro a la vez. Tras el aplauso cerrado del público asistente, compuesto casi exclusivamente de personas entre los 30 y 40 años, vino la puesta en escena de “Little Black Cloud”, “You’re The Storm”, “Feathers & Down” y “Live & Learn” bajo una misma fórmula en la que los sintetizadores de Lars-Olof Johansson y las cuerdas de Peter Svensson suministraron la base atmosférica y melódica que iba y venía entre la melancolía y la dulzura de un sonido tierno por esencia. Con todo, se debe advertir que el sonido Cardigans cambia de manera leve en directo, pues el bajo de Magnus Sveningsson dota de cuerpo y grosor a los distintos tracks de los suecos, toda vez que utiliza cierta distorsión en su instrumento, al igual que su colega en la guitarra, generando así un sonido algo más abrasivo que lo enseñado en sus álbumes de estudio.

null

Uno de los puntos altos de la noche llegó con la interpretación de “For What it´s Worth”, que fue coreada con amplitud por los asistentes. Luego de esto, vino un bloque de dulzura y suavidad con métrica de balada ante la puesta en escena de “And Then you Kissed Me”, “Don’t Blame your Daughter” y “Holy Love”. Esta última, interpretada desde el sosiego y la docilidad absoluta que tan bien trabaja el conjunto escandinavo. Tras esto, la calma se fisuró levemente ante la escenificación de “Communication” y una esperada “My Favourite Game”, track coreado de manera masiva por toda la concurrencia.

nullnull

Luego de una breve pausa y de los correspondientes vítores del público que clamaban por la fina presencia de Nina Persson, se sucedió uno de los momentos más emotivos de la noche. Tras un breve monólogo de la vocalista, quien pidió perdón por su español en más de una ocasión, presentaron una versión bilingüe de “Gracias a la Vida”, de la imprescindible Violeta Parra. Antes interpretarla, Persson aclaró que ellos, desde su infancia, habían crecido escuchando la melodía y letra de tan ilustre composición, recordando así a la cuantiosa comunidad chilena radicada en Suecia. Este hecho no fue menor, pues trajo a la memoria las gestiones humanitarias de Harald Edelstam, embajador de Suecia cuando el golpe de Estado de Pinochet dejaba sus primeras víctimas. El diplomático escandinavo dio asilo a más de 600 perseguidos políticos en una muestra de gallardía y valor de la que pocos pueden jactarse ante una dictadura criminal como la chilena.

null

Estos refugiados políticos fueron quienes diseminaron la cultura chilena y latinoamericana en el país escandinavo, cuyo producto se pudo observar anoche, mientras Persson y compañía interpretaban en español unos versos profundos que daban gracias a la vida por haber dado tanto, por haber dado “el sonido y el abecedario”. Tras el homenaje, tan original como sorprendente, a la compositora chilena más insigne de la historia nacional, vino un aplauso cerrado y extenso, donde se pudo advertir la devoción y adoración que los escandinavos generan en estas tierras. Sin dejarse caer en la ebriedad de la gloria, Persson animó al público a seguir con la fiesta, mientras aclaraba que la próxima composición tampoco les pertenecía. De dicho modo, se sucedió un cover muy sui generis de “Iron man”, original del cuarteto de Birgmingham, Black Sabbath. Solo un conjunto como Cardigans podría, en efecto, hacer una versión de Sabbath prescindiendo de la tan mentada oscuridad y estridencia de Iommy y compañía y de tal modo fue como sucedió. Tras una hábil transición hecha a modo de mix, vino la interpretación de “Carnival” y finalmente “Lovefool”, para cerrar de manera precisa un concierto que fue disfrutado a concho por sus asistentes.

null

Luego de la presentación de The Cardigans en Chile, quedan algunas cosas claras. A pesar de no editar material nuevo desde Super Extra Gravity (2005), el conjunto sueco demuestra solidez, fiato y solvencia musical en sus conciertos, proponiendo un sonido limpio y ejecutado según la tradicional perfección escandinava lo sugiere. Junto con esto, es notable advertir que los Cardigans aún mantienen una capacidad de convocatoria, pues a ratos, el Teatro La Cúpula pareció quedar pequeño ante una concurrencia que clamaba por la música de los suecos. Por último, luego de la presentación de anoche, queda claro que The Cardigans no son una banda que sobrevive gracias a un mero ejercicio de nostalgia pues los covers, interpretados de manera ejemplar junto al despliegue de detalles sonoros y escénicos, hacen del conjunto escandinavo mucho más que una simple banda de pop rock.

Setlist:
Erase/Rewind
Little Black Cloud
You re The Storm
Feathers & Down
Live & Learn
For What it´s Worth
Hanging Around
Holy Love
And Then you Kissed Me
Dont Blame your Daughter
MarveL Hill
Fine Wine
My Favourite Game
Communication
Gracias a la Vida
Iron man/ Carnival
Lovefool

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario