Tony MacAlpine, Firewind y Enigma encabezaron StgoProg Fest 2018: Virtuosismo mágico al son del Rock

Tony Macalpine, Firewind y Enigma encabezaron StgoProg Fest 2018: Virtuosismo mágico al son del Rock
Blondie, 9 de marzo 2018.

Por Guillermo Ziem.
Fotografías por Alicia Martínez.

El viernes por la noche se abrió en la capital, específicamente en Club Blondie, un espacio para lo más selecto del universo progresivo: Tony MacAlpine, Firewind y Enigma nos dieron cátedra del estilo. En la intención de aunar el género al son del rock progresivo, un recinto lleno recibió a StgoProg Fest, a cargo de Spider Prod, marca connotada de muchas de las recientes y próximas visitas del género que desembarcan a este lado del globo.

Siendo las 19:00 suben a escena los nacionales de Enigma, encargados de abrir el espectáculo. Sus artífices son Álvaro Paci en guitarra, Nelson Montenegro en voz, José Antonio Vásquez en batería y Sebastián Bello en bajo, quienes fueron clave al momento de crear una plataforma en el metal nacional. Es importante mencionar que la banda ya tiene 25 años de trayectoria, algo no menor en nuestro abanico musical. Enigma se encargó de repasar a lo largo de su setlist, temas de su última placa Irreversible (2016) con “Los 33”, “La marcha del fuego” y el tema que le da título al disco, “Irreversible”, así como de su prehistoria con “Sirvientes del dinero”, del disco Espacios Vacíos, también pudieron mostrar del disco Laberinto (2008) el tema “Héroes”, para cerrar su breve pero fructífera presentación con “Inquisidor” del álbum Voces Disidentes (1995). Una banda que ha labrado su camino a fuerza de empeño y paciencia, pero que ve los frutos de su trabajo en la acogida del público que los vitorea.

Luego de la pausa evidente, el escenario se preparba para un estreno en Chile. Luces apagadas y comienzan los sones de lo que aparenta un relato épico: está comenzando el primer show de Firewind en nuestro país. Firewind es una banda griega de power metal formada en 1998 por Gus G., quien tiempo más tarde se luciría como un virtuoso guitarrista ocupando el espacio de Zakk Wylde, desde 2009 hasta 2017, en la banda de Ozzy mientras estaba de gira, un trabajo no menor, sin embargo, siempre se daba el espacio para mantener viva la llama de Firewind. A lo largo de estos 20 años la agrupación se ha sometido a varios cambios de integrantes, siendo la última la que vimos ayer, Gus G. en guitarra, Henning Basse en la voz, Petros Christo en bajo, Bob Katsionis en teclado y guitarra y finalmente Johan Nuñez en la batería. En este periodo el grupo ha lanzado 11 álbumes, siendo el último Inmortals (2017), el que nos trajeron en una impecable presentación.

Volviendo al show, la banda inicia estrepitosamente con “Ode to Leonidas”, un himno inspirado en la épica cultura griega, haciendo alegoría a la fortaleza y resistencia helénica; “We defy”, extraído también de Inmortals continua imparable con el show al ritmo de impecables set de baterías y guitarras. “Few against many” vuelve con la carga imparable de una máquina de rock que se ve reforzada con “Between Heaven and Hell” del álbum del mismo nombre del año 2002, que nos lleva al pasado de una forma magistral, demostrando que Firewind merecía hace mucho estar en entre los mejores. El turno es de “World on Fire”, del disco Days of Defiance de 2010 que nos termina de confirmar que Henning Basse es el frontman que mejor define el estilo extendido del heavy metal que la banda profesa en una constante interacción entre la banda y su público. Firewind es un exponente excepcional que, por sobre todo, demuestran humildad desde el virtuosismo.

Para continuar se elige “Fire And Fury”, del album Burning Earth de 2003 y “Hands Of Time” nos trae de vuelta a su último disco en una muestra constante de prolijidad en escena, con un sonido impecable e impresionante, pese a lo pequeño del local que se sentía como el más grande estadio o un magnífico coliseo para amparar tímpanos que reventaban tras cada acorde. Nuevamente un track de Inmortals con “Lady of 1000 Sorrows” una power ballad con estilo de vieja escuela que suena impresionante. No hay tiempos para descansos ni intermedios, y la banda continúa, “Mercenary Man” del disco The Premonition de 2008 hace reverencia a su misión en la vida: llevarse a sus fans por delante, con el permiso de ellos.

Y comienza la cuenta final con “Tyranny” de Forged A Fire de 2004 que nos dice que esto se acaba aunque aún faltaba algo: “Falling To Pieces” del disco Allegiance de 2006 fue la guinda de la torta y la pastelería completa en un show en que la cercanía con el público fue magnífica. En este último tema Gus G., baja corriendo por el costado del escenario y, sin mediar guardias ni obstáculo alguno, sale por la reja hacia el público y lo toca íntegro desde la cancha, donde los fans muy respetuosos se tomaron fotos con el ídolo, lo tocaron, lo halagaron y eternos etcéteras, pero, como dicen por ahí, con respeto, tanto así que las uñetas pegadas a su guitarra con las que bajó, fueron la misma cantidad con las que volvió al escenario. Un show impecable, impresionante, que quizás se subestimó en más de una oportunidad, pero siendo su primera visita al país, marca un antes y un después para recibirlos con más fuerzas a futuro.

Pero eso no era todo, aún quedaba la presentación de Tonny MacAlpine, que en su currículum vitae trae vivencias como guitarrista y tecladista de rock progresivo que ha acompañado a Mike Portnoy, Steve Vai y muchos más. No obstante, en esta oportunidad trajo luz propia para brillar con su virtuosismo. MacAlpine, de 58 años, fue acompañado por su banda en la que el bajista es Peter Griffin y Gergo Norlai está a cargo de la batería, un lujo de banda en la que, sin duda, la marca registrada es el sello MacAlpine.

El set estuvo compuesto por una introducción que fue seguida de “Chrome Castle” y “Epic”, las que fueron solo el puntapié inicial para un show en el que se escuchó heavy metal, blues, jazz, rock y, transversalmente, “todo”, música de buen gusto. “Kingz Rhapsody” nos mostró la potencia cruda y genial de la banda en escena, luego “Autumn Lord” y “Tears of Sahara” siguieron con un show potente en todo aspecto, demostrando que MacAlpine tiene un sitial más que merecido entre los grandes de las 6 cuerdas.

El show sigue y no para, con espectadores absortos del virtuosismo de Tonny y compañía quienes parecen no querer terminar su show y siguen con “Key to the City”, “Time and Test” y “Kings Cup”, para luego invitar a Gus G. a tocar en “Sacred Wonder” en una muestra de la que uno, como espectador, ya no podía decidir qué ver y oír. “Dream State” y “Porcelain Doll” nos transportan a paisajes impensados y, con breves palabras MacAlpine, nos cuenta de la felicidad de estar en Chile y ser tan bien recibido. “Concrete Garden” nuevamente nos deja ver imágenes y lugares impensados, ilustrados en octavas musicales preciosas y geniales. Pero el show ya no daba para más y el último tema elegido fue “Napoleon Puppets” una canción con mucha fuerza, ideal para el cierre de un evento de la mejor calidad.

StgoProg Fest terminó y nos dejó un grato recuerdo: el poder escuchar en vivo a tres bandas que hacen lo suyo en su área, el título “progresivo” resulta casi un agregado ya que, finalmente, lo que allá vimos fue rock, en diferentes corrientes y paseando por lo impensado del pentagrama musical, algo que pocas veces se disfruta de la forma en la que en un local como Blondie nos puede permitir. Como el buen dicho criollo dice “la casa es chica pero el corazón es grande” y, así, esperamos con ansias ya una próxima versión de este neonato festival.

Setlist Enigma:
Los 33
Sirvientes del dinero
La marcha del Fuego
Héroes
Irreversibles
Inquisidor

Setlist Firewind:
Ode to Leonidas
We Defy
Few against many
Between Heaven and Hell
World on fire
Fire and Fury
Hands of time
Lady of 1000 Sorrows
Mercenary man
Tyranny
Falling to Pieces

Setlist Tonny Macalpine:
Intro
Chrome Castle
Epic
Autumn Lords
Tears of Sahara
Key of the City
Time and Test
Kings cup
Sacred Wonder
Dream State
Porcelain doll
Concrete Gardens
Napoleon Puppets

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE FIREWIND <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE TONY MACALPINE <<<

Tony Macalpine, Firewind y Enigma encabezaron StgoProg Fest 2018: Virtuosismo mágico al son del Rock Blondie, 9 de marzo 2018. Por Guillermo Ziem. Fotografías por Alicia Martínez. El viernes por la noche se abrió en la capital, específicamente en Club Blondie, un espacio para lo más selecto del universo progresivo: Tony MacAlpine, Firewind y Enigma nos dieron cátedra del estilo. En la intención de aunar el género al son del rock progresivo, un recinto lleno recibió a StgoProg Fest, a cargo de Spider Prod, marca connotada de muchas de las recientes y próximas visitas del género que desembarcan a este lado del globo. Siendo las 19:00 suben a escena los nacionales de Enigma, encargados de abrir el espectáculo. Sus artífices son Álvaro Paci en guitarra, Nelson Montenegro en voz, José Antonio Vásquez en batería y Sebastián Bello en bajo, quienes fueron clave al momento de crear una plataforma en el metal nacional. Es importante mencionar que la banda ya tiene 25 años de trayectoria, algo no menor en nuestro abanico musical. Enigma se encargó de repasar a lo largo de su setlist, temas de su última placa Irreversible (2016) con “Los 33”, “La marcha del fuego” y el tema que le da título al disco, “Irreversible”, así como de su prehistoria con “Sirvientes del dinero”, del disco Espacios Vacíos, también pudieron mostrar del disco Laberinto (2008) el tema “Héroes”, para cerrar su breve pero fructífera presentación con “Inquisidor” del álbum Voces Disidentes (1995). Una banda que ha labrado su camino a fuerza de empeño y paciencia, pero que ve los frutos de su trabajo en la acogida del público que los vitorea. Luego de la pausa evidente, el escenario se preparba para un estreno en Chile. Luces apagadas y comienzan los sones de lo que aparenta un relato épico: está comenzando el primer show de Firewind en nuestro país. Firewind es una banda griega de power metal formada en 1998 por Gus G., quien tiempo más tarde se luciría como un virtuoso guitarrista ocupando el espacio de Zakk Wylde, desde 2009 hasta 2017, en la banda de Ozzy mientras estaba de gira, un trabajo no menor, sin embargo, siempre se daba el espacio para mantener viva la llama de Firewind. A lo largo de estos 20 años la agrupación se ha sometido a varios cambios de integrantes, siendo la última la que vimos ayer, Gus G. en guitarra, Henning Basse en la voz, Petros Christo en bajo, Bob Katsionis en teclado y guitarra y finalmente Johan Nuñez en la batería. En este periodo el grupo ha lanzado 11 álbumes, siendo el último Inmortals (2017), el que nos trajeron en una impecable presentación. Volviendo al show, la banda inicia estrepitosamente con “Ode to Leonidas”, un himno inspirado en la épica cultura griega, haciendo alegoría a la fortaleza y resistencia helénica; “We defy”, extraído también de Inmortals continua imparable con el show al ritmo de impecables set de baterías y guitarras. “Few against many” vuelve con la carga imparable de una máquina…

0

Calificación del usuario : Sé el primero
0

Deja un comentario