Por Tomás Soto.

Una enfermedad extraña asecha a la población, la comida es escasa y solo existe una regla para mantenerse seguros, No salir de noche. Es así, como el joven director norteamericano Trey Edward Shults nos presenta su más reciente creación, “It comes at night” pero que a Chile llega con el título, “Viene de noche”.

¿Alguna vez te has planteado hasta que punto llegarías para mantener a salvo a tu familia de los males que podrían existir en una gran epidemia o hipotético apocalipsis?, ¿Qué medidas tomarías? Y es que suena un poco descabellado pensar o imaginar algo semejante, pero es allí justamente donde nos sitúa la película.

El film nos introduce en una casa rústica en medio del bosque, en la cual vive una familia conformada por el matrimonio entre Paul (Joel Edgerton) y Sarah (Carmen Ejogo) además de su hijo de 17 años Travis (Kelvin Harrison Jr). Estos aparentemente viven en una situación muy particular, ya que en el mundo se esta propagando una fuerte pero desconocida enfermedad, de la cual no hay ninguna posibilidad de vivir, es por esto que se han propuesto seguir un par de reglas para que las cosas funcionen con “normalidad” y así, nadie se vea afectado, dentro de las cuales se encuentra la de no salir al bosque de noche y que además solo exista una entrada y salida, aquella puerta roja.

Una noche, la familia ve interrumpida su tranquilidad, debido a escuchar a alguien queriendo ingresar a su casa, el sujeto es Will (Christopher Abbott), quien se excusa diciendo que se encuentra en la misma situación que ellos y que estaba dispuesto a hacer un trueque para que ambos se vieran beneficiados, esto claro trae consigo el mudarse junto a su esposa Kim (Riley Keough) y su hijo a la casa de Paul. La asociación de estas dos familias tiene como estrategia principal el poder cuidarse y ayudarse entre sí ante una posible amenaza, pero lo que no saben es que cada miembro de la casa es una posible amenaza, nadie debe confiar en uno u otro y solo deben apelar a su conveniencia y beneficio propio, ya que los monstruos o enfermos no se encuentran afuera, si no que en su propia casa.

“Viene de noche”, es un thriller psicológico el cual nos propone algo distinto y que muchas veces no estamos acostumbrados a ver en la pantalla grande, puesto que la historia o conflicto que nos propone en un principio puede ser de aquellos ya vistos con anterioridad, epidemias, casa alejada en el bosque y un padre que quiere hacer el papel de héroe para salvar a los suyos.

Lo que diferencia esta película y hace que destaque por entre las demás, es que toda aquella trama es solo una introducción para poder dar rienda suelta a la verdadera representación que quiere conseguir el director, busca que el espectador se cuestione distintas cosas y que le surjan diversas interrogantes, tiene como propósito comunicar por ejemplo el hecho de que muchas veces somos nosotros nuestros propios monstruos o que aquello que tanto nos intimida se encuentra dentro de cada uno en nuestro diario vivir, también el desear proteger con tanta fuerza algo o alguien nos puede llevar a volvernos locos, creando una paranoia interna que por consecuencia nos lleva a actuar de manera irreconocible, sin diferenciar entre el límite de lo que está bien y lo que no.

Igualmente hay que destacar las buenas tomas de cámara que tiene el film, que con solo mostrar los ojos de un personaje puede transmitir demasiado, esto acompañado de que casi todo ocurre en penumbras y muchas veces la única luz que acompaña al actor es la de solo una lámpara, otro detalle a considerar.

La película se estrena este próximo jueves 29 de junio y está completamente recomendada para quien esté dispuesto a entregarse por completo a una propuesta diferente o que sea seguidor de este género, de lo contrario no tendrá el impacto que se busca.

Deja un comentario