Por Jaime Farfán.

Transcurría el 10 de enero del 2016, el día de la muerte de David Bowie. Múltiples personas a lo largo del mundo mostraban su pesar, y buscaban su propia manera de homenajear al músico. En Chile, a través de las redes sociales, destacó la intervención de Natalia, una joven que modifica el letrero de la estación de metro santiaguina Los Héroes, para que se pudiera leer “We can be Heroes”. Se viralizó con rapidez, constituyendo un ejemplo de la canción como un ícono popular incluso dentro de nuestro país.

https://www.youtube.com/watch?v=jBuwC4VJi50

“Heroes” es uno de los temas más conocidos de Bowie, y fue lanzado un 23 de septiembre, hace ya 40 años. En ese momento no fue ningún éxito, no coronó ninguna lista de singles ni tampoco el Billboard. Sin embargo, actualmente, no se puede negar su influencia en la cultura popular, transformándose con el tiempo en una especie de himno. Su huella se palpa en el cine y en la televisión, en el mundo de la música, a través de múltiples covers, y en la gente, a través de acciones como la intervención de Natalia.

La historia de su creación es conocida. Por el año 1976, David Bowie se muda a Berlín del Oeste buscando escapar de las adicciones y de la controversia, mientras se encontraba en un estado mental totalmente debilitado. Berlín no era la mejor ciudad para vivir por esa época. Estaba dividida en Oeste y Este, en medio de la Guerra Fría, y aún se encontraba marcada por las cicatrices de la Segunda Guerra Mundial. El muro que la atravesaba, para impedir que la población intentara pasar de un lado para otro, estaba coronado por torretas con soldados vigilando constantemente, siempre dispuestos a disparar. Entre las calles de esta ciudad marcada por la post-guerra, bajo la sombra del muro, el músico buscaba paz mental y encontró inspiración.

Bowie se refugia y graba mayoritariamente en el Estudio Hansa, a pocos metros del muro, en conjunto con diversos colaboradores. Su acompañante de apartamento es Iggy Pop, mientras que también están el músico inglés de electrónica, Brian Eno, y su productor, Tony Visconti. Junto a ellos graba lo que formaría parte de su mejor música, reunida en lo que es conocido como la trilogía de Berlín, los discos Low, Heroes y Lodge.

“Heroes” fue el primer single del álbum homónimo, y cuenta la historia de dos amantes, uno del este y otro del oeste de Berlín, buscando un momento juntos, aunque sea por un solo día. Es una canción sobre un amor que no puede ser. Esta temática nació después de que Bowie encontrara a Tony Visconti besando a la corista Antonia MaaB, en las proximidades del muro. Visconti estaba casado, así que constituía una especie de relación condenada.

El tema fue escrito con la ayuda de Brian Eno y sus sintetizadores, mientras que Robert Fripp de King Crimson aportó con la guitarra, cuyo sonido es producido prácticamente por feedback. Contiene uno de los desempeños vocales de Bowie más destacables, con una fuerza que se incrementa a medida que avanza la canción. Es música con amplitud, un efecto logrado gracias al sistema de grabación usado por el productor Visconti, que consistía en tres micrófonos para capturar la voz. El primero se ubicaba a veinte centímetros, el siguiente a seis metros y el último a quince metros. A medida que la canción progresaba, este sistema obligaba a Bowie a cantar más fuerte para activar el micrófono más lejano, desactivando el anterior. El cantante está casi gritando hacia el final de la canción, enterrándose entre los instrumentos. Similar a la pareja luchando contra la adversidad.

Con su temática de nosotros contra el mundo y su música amplia y grandilocuente, “Heroes” se construye con un poder emocional que aún resuena. A través de estos 40 años, diversos artistas han querido aportar con su propia visión y homenajear a Bowie como fuente de inspiración. Entre ellos destacan King Crimson, ya siendo parte de su catálogo permanente, Motörhead, la versión de Peter Gabriel, incluida en el OST de Stranger Things, Oasis, Janelle Monáe para Pepsi, y el remix de Aphex Twin, que contrasta la versión original con la de Philip Glass. Además, recientemente, y después de tocarla en vivo durante el último tour, Depeche Mode lanzó su propia versión para celebrar el aniversario de la canción.

“Heroes” es una flor rara que nace en medio de la adversidad y marca un hito con David Bowie y sus colaboradores en su peak creativo. Cuarenta años después ya forma parte definitiva del cancionero básico mundial, un tema icónico para muchos. Su letra, su música, las comillas, tienen la capacidad de elevar a cualquiera a los altares de la gloria, invitándonos a celebrar nuestras propias victorias cotidianas. Bowie nos recuerda que todos podemos ser héroes, aunque sea por un solo día.

Deja un comentario