Alex Anwandter presentó «Amiga» en el Teatro Caupolicán: Un artista integral
30 de julio 2016.

Por Jorge Tello.
Fotografias por María Loreto Plaza.

Después de mucho tiempo de anhelo, la noche de ayer se realizó el tan esperado y anunciado concierto de Alex Anwandter. Desde hace rato, la fanaticada sabía que se venía el lanzamiento de su último disco “Amiga” pero la fecha era la que en primera instancia no se conocía, pero no faltó mucho para que la agenda de varios, culminara julio con uno de los buenos conciertos que nos puede brindar un artista con mucho recorrido, lo que sin dudas no es fácil, mantenerse vigente, tener un público constante y a la vez que se amplíe con el correr de los años, en estos tiempos resulta una proeza, sin dudas, Alex lo consiguió, pudo, como pocos, llenar hasta el último rincón del Teatro Caupolicán, con locaciones agostadas desde hace varios días, lo que a mi parecer, lo posiciona como un artista popular, entre un público que pudiese ser algo alternativo, pero que a simple vista, quedó claro que la transversalidad de los presentes, fue aglutinada por un espectáculo de primer nivel, no tan sólo por la calidad del show, sino también por la organización, puntualidad y todo lo que rodea a un evento bien hecho, lo que se agradece y se explica por el gran tiempo que hubo desde la programación hasta la realización.

Eran ya las 21:00 hrs cuando las luces del teatro se apagaron y el telón de fondo se iluminó para dar paso a innumerables imágenes, variadas pero conceptuales, con personajes como Frida Kahlo, Gabriela Mistral, Pedro Lemebel, David Bowie, Victor Jara, Violeta Parra, posterior a ellos, fotos del dictador Pinochet y otros personajes, además de la caricaturización de los medios y humoristas hacia la homosexualidad y la diversidad, lo que reflejaba la transgresión cultural, más bien retraso que aún existe no tan solo en nuestro país sino que, en distintos lugares del planeta hacia ese tema que la sociedad conservadora, retrograda pero poderosa se ha encargado de que sea controversial, secuencia que finalizó con la palabra “Venceremos”, momento en que se apagó la pantalla, y las luces centrales acompañaron el ingreso del artista nacional, con singular apariencia de punkrocker ochentero, con su pelo muy bien peinado hacia un costado, con una chaqueta de cuero y bototos negros ultra brillantes, a lo “Stranger Things”, dando inicio así al concierto.

Alex Anwandter prometió un show extenso, lo que se cumplió a cabalidad, fueron exactamente dos horas cuarenta bastante bien armadas, un maestro del baile, con canciones muy reconocidas de su repertorio en el inicio, junto con el single que da por nombre a su último álbum, que fue con el que abrió su entrega.

Fue un verdadero recorrido de su trayectoria, con canciones de Teleradio Donoso, Odisea y de lo más actual que posee, incluso la primera interpretación en vivo de su canción “Manifiesto” donde se vivió un momento muy intimo y una posterior ovación pocas veces vista. Además de ella, el repertorio conllevó un sin fin de éxitos como “Rebeldes”, “Casa Latina” y “Tatuaje”, entre otros, donde de vez en cuando, el artista se comunicaba con el público y manifestaba sinceridad y simpatía, donde la retribución era instantánea, fue así que destacó a su madre, recordó a su abuelo, además del proceso que lo llevó a estar donde está.

Como una jornada redonda, hubo un par de sorpresas como la presencia de José Seves de Inti-Illimani, interpretando a dúo la canción “Cordillera”, posterior a él fue Gepe quien siguió incrementando las buenas sensaciones que dejó el recital, dejando todo con “Mundo Real” y “Tormenta”.

Luego de una hora y media de show, Alex dejó el escenario, pero bastaron sólo cinco minutos para que pudiese volver con un atuendo distinto, reincorporarse para silenciar con su presencia, el vitoreo que del público se hacía sentir.

Con un final muy dulce gracias a las últimas canciones que tenía para ese momento, como “Cabros”, “¿Cómo puedes vivir contigo mismo?” y “Amar en el campo”, con un cierre explosivo y colorido que culminó la fiesta, pescamos un auto y nos fuimos bien lejos, tal cual lo dijo Alex.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X