19 de octubre / Sala Metrónomo
*Entradas disponibles a través de sistema Passline.com

Definió el sonido de Kyuss y, luego, el de Fu Manchu, para terminar transformándose en uno de los emblemas del género, a través de su proyecto solista. Bjork visitará el país para promocionar la reedición de su clásico ‘Jalamanta’ y repasar su extensa discografía.

null

Casi 20 años debieron pasar para hacerlo realidad. La leyenda del stoner rock mundial Brant Bjork al fin hará su estreno en Chile, cuando el próximo sábado 19 de octubre se presente en Sala Metrónomo, en una jornada que tendrá a los nacionales Yajaira y Vago Sagrado como invitados.

La visita se produce como parte de la gira sudamericana que el estadounidense llevará adelante para promocionar el lanzamiento de la reedición de“Jalamanta”, el disco debut de Bjork en 1999, quien después de dos décadas revisitó para darle una nueva mezcla y masterización, trabajo en el cual contó con Tony Mason, el mismo ingeniero de la producción original.

“Jalamanta es un disco que me cambió la vida. Escuchar las grabaciones 20 años después fue increíble”, dice al respecto Bjork, quien comenzó su travesía musical como baterista de otra leyenda del género, Kyuss -con la que visitaría por primera vez el país, bajo el nombre de Kyuss Lives!, en 2011. Junto a la banda de Palm Desert, la cual co-fundó, Bjork grabó cuatro de sus cinco álbumes.

Tras dejar Kyuss, Bjork se enrieló en otro estandarte del stoner, Fu Manchu, a quienes comenzó produciendo su primer trabajo, en 1994, para tres años más tarde unirse de manera definitiva y grabar cinco discos más, ya como baterista, en un período de cuatro años.

En 1999 decidió poner su nombre al frente y tomar su propio camino. La jugada ya lleva 15 discos a la fecha, en los que ha explorado diversos paisajes dentro de la autopista del stoner. Así, por ejemplo, en el propio ‘Jalamanta’ (1999) se entrecruza con un sonido funk; o en ‘Tres Dias’ (2007), toma la vía del formato acústico; mientras en ‘Somera Sól’ (2007) y ‘God & Goddesses’, saca a relucir los caballos de fuerza de su fuzz.

En total son 35 discos en 30 años de carrera, en los que Bjork ha contribuido, ya sea como músico integrante o invitado, productor y/o compositor. Y no solo eso, también ha servido como promotor tanto a través de su sello Duna Records como del festival Stoned and Dusted, que fundó en 2016. Es gracias a este viaje musical -con estaciones en Kyuss, Fu Manchu, Ché, Vista Chino o su proyecto en solitario- que su nombre se ha transformado en un símbolo del sonido desértico de California y en un puntal en la redefinición del stoner rock a nivel mundial.

Las entradas ya se encuentran disponibles a través del sistema Passline y van desde los $18.000 a $25.000.

Entradas en sistema Passline.com
General: $25.000
Preventa 1: $18.000 (agotada)
Preventa 2: $22.000 (hasta agotar stock)

Deja un comentario