Brujería en Teatro Cariola: Viva la Raza
23 de abril 2022.

Por Sebastián Allende.
Fotografías por Javier Martínez.

Las celebraciones por los veinticinco años de Raza Odiada, el celebre segundo disco de la banda Brujería, nos traería al encuentro con esta agrupación en el Teatro Cariola, en una noche que de seguro estaría marcada al extremo de las guitarras. Lanzado en 1995, éste álbum, es quizás, el más importante de la nutrida discográfica del grupo, que los llevó al reconocimiento internacional que mantienen hasta la actualidad y que tuvo una “formación” de lujo en su grabación: Juan Brujo como vocalista, Dino Cazares “Asesino”, Shane Embury “Hongo” y Billy Gould “Güero sin Fe”, los 3 contribuyendo en las guitarras y pistas de bajo, Pat Hoed “Fantasma”, en el bajo y en las voces, Raymond Herrera “Greñudo” en la batería, y el clásico Pinche Peach, en los gritos. La jornada es larga y tras los embistes de Keep It Real, The Noise Bastards, Gordom y Traumatic Noise, el Cariola ya se encontraba repleto y listo para recibir los machetazos de Juan Brujo y compañía.

null
null

Una cerveza es perfecta para acompañar la espera, la que se ve interrumpida una vez que suena por los parlantes, el discurso amenazador de Pete Wilson, y si, saben los presentes lo que se viene y se comienzan a aglutinar al escenario, ya que comienza la misa negra de Brujería con “Raza odiada (Pito Wilson)”. No existe el descanso en un espectáculo de esta banda, suenan brutales “Colas de rata”, “Echando chingasos” y “La migra”, para sentir la potencia y la furia de las canciones de Juan Brujo, quien es acompañado en escena con Sangrón y el carismático Pinche Peach, el que comparte y apoya al Brujo con las voces y se mueve constantemente de un lado del escenario al otro estimulando a los presentes.

null
null

Hubo un tiempo que se hablaban muchas leyendas acerca de está banda: de que eran buscados por el FBI, de que Juan Brujo era un líder satanista, que estaban metidos en bandas narcotraficantes, eran muchos los mitos que surgían alrededor de estos maestros del grindcore, y quizás al escuchar como suena muy fuerte “Revolución”, que nos llega como si fuera una declaración de principios: “Viva Zapata, viva Chiapas, Viva México, viva la revolución”.

null
null

“Consejos narcos”, “Almas de venta”, “La ley de plomo” suenan brutales, para así, continuar masacrando las cabezas de los presentes, gracias a la potente interpretación que nos entrega Anton Reisenegger en guitarra, o como es conocido en esta banda, El Criminal, Nick Barker en la batería y Jeff Walker en el bajo, quienes completan el soporte para la agrupación de Juan Brujo que sigue liderando la noche y dándonos con canciones como “La ley de plomo”, “El patron” y “Padre nuestro”, canciones que son parte del festejado álbum que hoy suena en plenitud y nos tiene adentrados del mundo de Brujo, ese que nos habla de satanismo, revolución, proinmigración , narcóticos y narcotráfico.

null

La “misa negra” continuó su curso con “Brujerizmo”, “Marcha de odio”, entre otros, hasta llegar al esperado cierre con “Matando Güeros” canción en la cual podemos apreciar los machetes, el mosh desenfrenado, que tomaría un poco de calma y que se da una pausa para disfrutar, reír e incluso bailar con “Marijuana”, aquella canción que fue creada para parodiar ese hit noventero que fue “Macarena” que tanto sonó por aquellos años hasta aburrir. Tras la foto final de rigor, las puertas del recinto se abren para decir adiós a esta brutal agrupación que nos entregó un show demoledor a costa de machetazos sonoros.

Setlist:
Raza odiada (Pito Wilson)
Colas de rata
Echando chingasos (Greñudo locos II)
La Migra (Cruza la frontera II)
Revolución
Consejos narcos
Almas de venta
La ley de plomo
Los tengo colgando (Chingo de mecos II)
Sesos humanos (Sacrificio IV)
Primer meco
Hermanos Menéndez
El patrón / Padre nuestro
Ritmos satánicos
Brujerizmo
El desmadre
Marcha de odio
División del norte
Satongo
Matando güeros
Marijuana

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X