Caetano Veloso e hijos en Teatro Coliseo: Brotando esperanza
26 de septiembre 2019.

Por Jaime Farfán.
Fotografías por Felipe Morales.

Caetano Veloso está agradecido y pone ante el altar sus tesoros más preciados. En respuesta, un cálido recibimiento obtuvo del público chileno, durante la noche de ayer en Teatro Coliseo, cuando el icónico músico brasileño se presentó junto a sus hijos Moreno, Tom y Zeca. Habiendo formado parte del Lollapalooza de este año, es una nueva fecha en Chile del bello espectáculo Ofertorio, cuya atractiva propuesta artística minimalista ha recorrido Brasil y gran porción de Latinoamérica.

Fuerza y figura incomparable del tropicalismo, con más de cincuenta discos y un indiscutible reconocimiento internacional, el patriarca reunió el talento familiar a lo largo de un delicado repertorio de temas acústicos, una mirada hacia una herencia repleta de clásicos. Pero en Ofertorio, el foco no es el trabajo de Caetano, también hay canciones de los retoños, y hermosas reinterpretaciones, en un recorrido guiado por los senderos de la nostalgia.

null

Todos los caminos llevan a Roma y la historia no transcurrió distinto para Moreno, Zeca y Tom. Habiendo heredado el talento y la irreverencia del progenitor, cada uno ha logrado desarrollar su propia trayectoria e inquietudes, y en el contexto de esta presentación, expanden el espectro de la paleta de colores que Caetano genera con su música. La magia que logran reunidos se hizo evidente desde los primeros acordes de “Baby”, himno fundamental de Veloso y Gal Costa, cuando el hipnótico universo sonoro construido por los Veloso envuelve rápidamente los oídos del recinto de Nataniel Cox en aires de mar y ensueño.

null

La mayoría del público estaba cerca de la media edad, incluyendo varias parejas y familias con sus hijos. La destacada escenografía, uno de los últimos trabajos de Helio Eichbauer, generó un encuentro repleto de amor y música. Un cortinaje amarillo intenso, interrumpido por un círculo rojo similar a un sol naciente y una cuerda anudada, fueron recurso suficiente para que las luces otorgaran la versatilidad. La iluminación fue la encargada de dirigir la emocionalidad de la presentación, pasando de los cálidos naranjos a profundos rojos y un azul electrificante, entregando cautivantes amaneceres según cada canción.

El minimalismo también se palpó en la línea de instrumentos, incluyendo tan solo unas cuantas guitarras, teclados y percusión, principalmente un plato y un cuchillo, interpretados por el formidable hermano mayor, Moreno. Tal simplicidad resaltó la hermosura de los sonidos de temas como “Um passo a frente” y “How beautiful could a being be”, en la cual las palmas acompañaron los deliciosos ritmos conjurados por la cerámica.

null

Caetano destiló seguridad, sin perder nada de poderío ni sensualidad en su profundo tono de voz. Es el líder de la banda, sin embargo, nunca el protagonista, toma un rol secundario mientras dirige las tiernas voces de sus hijos. En “De Tentar Voltar”, Tom se une a Moreno en una melancólica melodía donde ambos timbres hacen juego perfecto, y en “Ela de Eu”, el padre se suma a la atrapante poesía de guitarra, panderos y silbidos. A su vez, el ritmo tropical de “Reconvexo” o “Genipapo absoluto” sacude los cuerpos en los asientos y acapara las ovaciones, en un show que no ahorró en baile, anécdotas y camaradería.

null

Hacia el final, Caetano aprovechó de demostrar su aprecio por Chile con una emocionante rendición de “Volver a los 17”, acompañada por varias voces de los presentes. Un público que se fue definitivamente enamorado de la propuesta familiar de Ofertorio, y de la magia pura y talento que brotaron a raudales entre los hipnóticos colores del Teatro Coliseo. Mediante su descendencia las palabras de sabiduría de Caetano recobran energía, en tiempos de caos y gobiernos indiferentes. Energía que hace brotar la esperanza, con la certeza de que dentro del pecho de los Veloso late la misma sangre.

Setlist:
Baby
O seu amor
Boas vindas
Todo Homem
Genipapo absoluto
Um passo a frente
Clarão
De tentar voltar
A tua presença morena
Trem das cores
Alexandrino
Oração ao Tempo
Alguém Cantando
Ofertório
Reconvexo
Um só lugar
O leãozinho
Ela e eu
Não me arrependo
Um canto de Afoxé para o Bloco do Ilê
Força estranha
How Beautiful Could a Being Be
Canto do um povo de um lugar
Volver a los 17 / Tonada de luna llena
Deusa do amor
Tá escrito

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario