Chinoy en Teatro Nescafé de las Artes: Visita al venusterio de una cárcel mental
26 de Noviembre 2021.

Por Amaranta Cartes.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

El diccionario español define venusterio como “en las cárceles, habitación especial en que las personas presas tienen relaciones sexuales con la pareja visitante”. Este término es justamente el que le da el nombre a la última producción de larga duración de Chinoy, quien la presentó anoche en el Teatro Nescafé de las Artes. Este disco, el quinto del cantautor de San Antonio, fue estrenado en fragmentos, con el lanzamiento de una canción al día entre octubre y noviembre de 2021. Este flujo de canciones estuvo precedido por el lanzamiento del video de la canción “Dices nosotros”, la que cuenta con la ilustre colaboración de Aldo “Macha” Asenjo. Venusterio es una trabajo diferente y experimental, un sonido nuevo para Chinoy, quien deja de lado la guitarra como eje central de las canciones para dar paso a sonidos eléctricos, rituales y orientales, los que combinados con su voz extraterrestre, dan como resultado un universo que adquiere las dimensiones de la habitación carcelaria, pero que son un viaje erótico que se hace solo con la imaginación, fuera del encierro. No cabe duda que las temáticas de la reclusión, el amor y el sexo que emanan del disco, nacen de la experiencia reciente de su autor quien, en medio de las múltiples cuarentenas, pudo compartir y conocer más a quien hoy es su pareja y compañera en creación, la cantante argentina Lucero Van. Además de la colaboración de Lucero, el disco cuenta con la producción del músico y compositor chileno Rodrigo “Chino” Aros, así como con la colaboración musical del cantautor argentino Lisandro Aristimuño en la canción “Loca de mil sueños”.

Pero, ¿en qué ha estado Chinoy en el último tiempo? Esta pregunta surge siempre que un artista reaparece en escenarios luego del tiempo forzado de recogimiento que todos hemos experimentado. Entre 2020 y 2021 Chinoy publicó un libro de poesía –“Pandemónium”– y dos discos. El libro se suma a la colección de sus previas publicaciones poéticas “Ispirón” (2018), “Velocidad Crucero, Felicidad Lucero” (2018) y “Venusterio” (2019). Por otro lado, los discos, Saliendo del otro (2020) y Valpo lo hizo cantar (2021) tienen características muy distintas en cuanto el primero contiene canciones inéditas compuestas en los último años, mientras el segundo corresponde a un disco doble con aquellas canciones por medio de las que Chinoy se dió a conocer ya hace muchos años tocando en bares entre la quinta región y Santiago. Uno es un disco diferente, con nuevas sonoridades y que no tuvo mucho alcance. El otro, una deuda pendiente y saldada.

Es así como llega Chinoy al Nescafé de las Artes a tocar en vivo casi la totalidad del nuevo disco frente a un público que lo echaba de menos. El concierto contó con diferentes estímulos como poesía y video, que sobrepasaron los musical. Con un ambiente exótico, con sonidos tribales de tambores y orientales dados por el sitar en manos de Rodrigo Aros, sonaron las primeras tres canciones de Venusterio: “Sobre música y batalla”, “El dúo dramático” y “Loca del mil sueños”. A esto le siguió la lectura de un poema de “Pandemonium” que complementó el espacio musical con una sonoridad diferente como es la de la voz hablada, que se diferencia mucho, en el caso de Chinoy, con la voz con la que interpreta esa misma lírica.

null

La segunda fase del concierto presentó “Solo tuya y solo tú” y “El hambre de mi musa”, canciones alusivas a elementos propios del erotismo y el amor tanto desde las letras como desde la musicalidad lenta y sugerente. Así se dio paso a la presentación por primera vez y en pantalla gigante del video de la canción que lleva el nombre del disco, que tiene como protagonistas a Chinoy y Lucero en un romance de marionetas de hermosa factura y producción. Se presentó el video con la música interpretada en vivo por sus protagonistas. Este bloque cerró con “Cuando vos haces el amor”, otra de las canciones que más llevan al público al ambiente venusteriano, que dio el pase para escuchar canciones del antiguo repertorio.

null
null

La apertura del tercer bloque estuvo a cargo de Lucero, quien también leyó un poema antes de dar paso a “Y vuelve la luna llena”, del disco de 2015 De loco medieval. Con “Vamos los dos”, el público coreó la interpretación de Chinoy que siempre es diferente. Con sentido del humor y mucha más soltura en el escenario que en sus años previos, el cantante anunció “voy a cantarles una canción nueva… se llama ‘Klara’”, desatando la energía y el entusiasmo del público.

null
null

El concierto retornó al disco nuevo con “Dices nosotros”, a la que inesperadamente y sin presentación previa se sumó Aldo “Macha” Asenjo en la mitad de la canción y dando cuenta de una combinación explosiva que se dió con sus dos voces, siendo una de las canciones más conmovedoras del disco, siguiendo con su atmósfera romántica y sensorial.

null

Para terminar, Chinoy se sentó en la orilla del escenario a tocar la última de Venusterio, “Si se da” y trajo canciones más queridas como “Vuelve a pensar en ti”, dedicada al movimiento feminista y “Que salgan los dragones”. No hizo caso a la petición del público de tocar “Valpolohizo”, pero retornó para tocar “Dulce amor” aludiendo a que “estoy más romántico que nunca”. Se le vió confiado, suelto de cuerpo, enamorado y orgulloso de su trabajo. Las múltiples facetas de Chinoy brillaron en el escenario del Nescafé de las Artes. Verlo en vivo siempre sorprende, porque su poesía nunca suena igual cuando está musicalizada y se transforma en algo distinto con cada interpretación.

Setlist:
Sobre música y batalla
El dúo dramático
Loca de mil sueños
Solo tuya y solo tú
El hambre de mi musa
Venusterio
Cuando vos haces el amor
Y vuelve la luna llena
Vamos los dos
Klara
Dices nosotros
Si se da
Y vuelve a pensar en ti
Que salgan los dragones

Encore:
Dulce amor
Saliendo del otro

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X