Colors Night Lights Summer Edition: con todo el groove del verano
Velódromo Estadio Nacional, 24 de enero 2019.

Por Francisca Neira.
Fotografías por Javier Martínez.

Ayer jueves 24 de enero se llevó a cabo una nueva versión de las Colors Night Lights, ahora, en su versión veraniega. Desde temprano en la tarde las puertas del velódromo del Estadio Nacional abrieron para recibir a los asistentes que estuvieran dispuestos a soportar a pleno sol los 32 grados que calentaron la capital en lo que fue el mejor ejemplo de una tarde veraniega. Solo entrar al recinto ñuñoíno hacía presagiar una buena onda que un rato después quedó completamente en evidencia cuando tanto el público como los vendedores de comida, guardias presentes tarareaban animados las canciones de Gondwana o se movían alegres al ritmo de Donavon Frankenreiter.

Con una puntualidad inglesa que se repetiría durante el resto de la jornada, a las cinco en punto de la tarde salieron a escena los nacionales de Gondwana quienes en la mitad de la primera canción ya tenían bailando a un público que, poco a poco, comenzaba a llenar los espacios disponibles y que se movía al ritmo al ritmo del reggae del fin del mundo que, a ratos, se fusionó con conocidas canciones de grandes artistas como The Police o sus coterráneos de Chancho en Piedra.

Lejos de lo que se pudiera pensar, ni el calor ni el sol apuntando directo al escenario fueron impedimento para que la agrupación comandada por Mc Jona ofreciera un show de primer nivel en el que definitivamente brillaron los clásicos como “Changa Langa”, “Dulce Esperanza”, “Sentimiento Original” o “Guerra”, pero que tuvo uno de sus puntos más altos en el cierre de la presentación de los chilenos, cuando sonó el cover de “Could You Be Loved”, original de Bob Marley, en un notable split con “Superstition” de Steve Wonder. Sin dudas, un momento para el recuerdo que funcionó como la antesala ideal para una tarde cargada de buena música y mejor energía.

El segundo número estuvo a cargo del californiano, Donavon Frankenreiter, que llegó a estas tierras con su groove playero construido a base de una guitarra distendida y protagonista que de un momento a otro bajaba su intensidad para abrir el espacio necesario en el que aparecía la voz suave y amable del también surfista. La potencia de la batería, por cierto, entregaba el ritmo y energía que impedía que aquello que veíamos y escuchábamos sobre el escenario se confundiera con una fogata estival y se irguiera más bien como fiesta a la orilla del mar, algo que también fue claramente sostenido en el sonido profundo del bajo que completaba el formato de trío en el que esta vez se presentó Frankenreiter.

El público, como era de esperarse, reaccionó de la mejor forma ante la presentación de quien diera sus primeros pasos musicales junto a Jack Johnson, meciéndose de un lado a otro y coreando cada canción, llegando, incluso, a recibir el micrófono y compartirlo para corear “I Don’t Matter”, uno de los tracks más prendidos de la jornada.

Por suerte, a medida que pasaba el tiempo, el calor comenzaba su retiro y la espera para ver el debut en Chile de Sticky Fingers fue un poco más ameno entre pelotas de playa y flotadores que saltaban de un asistente a otro, entre quienes se ubicaban más cerca del escenario. La aparición del quinteto hizo estallar a la audiencia en gritos y solo bastaron un par de acordes para poner a todos a saltar y cantar, acompañando el setlist de una banda que en sus diez años de carrera musical ha aprendido muy bien como encantar a su público, fluyendo entre la fiesta y la balada.

Así, el sonido vintage de Sticky Fingers, en gran parte a cargo del tecladista Freddy Crabs, cobró protagonismo especialmente en “Gold Snafu” y, cómo no, en el tema que lleva su nombre y, ya hacia el final de la primera parte de la hora y media de su presentación las luces, que comenzaron a evidenciarse con el ocaso, acompañaron las melodías sensuales y cadenciosas que los australianos bien saben mezclar con el reggae y el rock que tan rápido genera variadas reacciones, todas positivas eso sí, en un público que (se nota) vino a verlos.

Tras una pequeña pausa fuera del escenario y ante la insistencia del público, los músicos volvieron al tablado con una sección más íntima a punta de cuerdas y voces, para terminar con un reggae mezclado con un synth pop que levantó el volumen y la fiesta. “Deberían haber cerrado” fue un comentario que más de una vez se escuchó en el pasto del velódromo.

De todas formas, el número programado para el cierre de la jornada causó tanto o más furor que su antecesor. Y es que el regreso de Wiz Khalifa a Chile generó, desde un comienzo, altas expectativas respecto de la promesa de prender una fiesta y hacer bailar a cuántas personas llegaran al velódromo. Y, efectivamente, así fue.

Con una intro realizada solo por sus músicos recortados en negro sobre el escenario, el ambiente terminó por estallar cuando el estadounidense apareció en escena con su rapeo característico y la actitud desenfadada que acompaña tanto a sus letras como a cada una de sus presentaciones. “Reefer Party” y “Real Rich” sonaron alto mientras las pantallas tras el músico se movían frenéticamente intercambiando imágenes, colores y el nombre del protagonista de la noche. Como en toda fiesta, no podía faltar un momento de cadencia y sensualidad que llegó de la mano de “Hopeless Romantic”, un track que utiliza los sonidos actuales, cercanos al trap y que hicieron que muchos se abrazaran entre sí o bailaran lentamente al ritmo de lo que escuchaban.

Sin dudas, la más reciente jornada de la versión estival de Colors Night Lights, logró lo que muchos festivales dejan al debe: conciliar distintos sonidos que imperan en actualmente en el mainstream, en una sola noche, un solo escenario, para un mismo público, armando una jornada en la que cada tiempo se respetó fielmente y en la que cada artista disfrutó de un protagonismo particular, haciendo vibrar a una audiencia relajada, presta a pasarlo bien sin contratiempos que lo impidieran.

Setlist Wiz Khalifa:
B&Y
On My Level
You and Your Friends
Reefer Party
Or Nah
Paranoid
We Dem Boyz
Real Rich
Fr Fr
Mesmorized
23
Molly
Sucker for Pain
Next Episode
No Sleep
YWF
So High
Hopeless Romantic
See You Again

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE GONDWANA <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE DONAVON FRANKREITER <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE STICKY FINGERS <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE WIZ KHALIFA <<<

X