Concha Buika en el Teatro Oriente: Encantando el alma
2 de noviembre 2017.

Por Gabriela León.
Fotografías por Gabriel Padilla.

El día de ayer, en el Teatro Oriente, se presentó en nuestro país la cantante española Buika quien junto con su flamenco jazz nos cautivó y encantó a todos.

Concha Buika regresó a Chile para presentarnos su última producción titulada Para Mí, uno de sus discos más diverso y que mezcla estilos musicales, tales como el jazz, flamenco, funk, soul y reggae, logrando un complemento perfecto liderado por la afroamericana.

La noche comenzó con “Sueño con ella”, perteneciente a su disco del año 2013 que recibe el nombre de La noche más larga. Sobre el escenario eran cuatro los músicos que estaban esperando la entrada triunfal de Buika, quién con su vestido oscuro, junto a su bolero de seda blanco, apareció en el escenario recibiendo la ovación de su público que ya se encontraba ansioso de verla una vez más en nuestro país.

Es un agrado ver a esta artista quien tiene la particularidad de no necesitar zapatos, ni maquillaje para cautivar a su público. Tiene carisma, es auténtica, cercana, se ríe y hace reír. Definitivamente compartir con ella, aunque sea desde el segundo piso de un Teatro en la comuna de Providencia, es un buen momento.

La noche continúo con “Si volveré”, de su disco del año 2015, Vivir sin miedo, y cómo bien la cantante explicó ayer en la noche, está dedicada a toda esa gente que pasa día y día trabajando para sacar adelante a la ciudad en dónde vive. Una canción con un buen ritmo de bajo, el que se encuentra acompañado del cajón peruano y la potente voz de Buika, quien nos invitó a escuchar atentamente su letra, su música y a bailar en nuestros asientos al son de esta canción con ritmos de rumba mezclada con un estilo africano.

La cantante no perdió de vista en toda su presentación al público, ya que los animaba, les contaba historias, chistes y si bien, fue un show que se sintió como si fueran pocas canciones (aunque duró casi dos horas), es un concierto que se siente la dedicación al público, ya que no solo nos entrega su gran voz, si no también parte de su historia y de su vida.

Sus músicos también fueron parte importante de esta velada, porque luego de interpretarnos “Siboney” y “Nostalgias” (canción del autor de tangos Enrique Cadícamo), Buika le dedicó importantes y lindas palabras a cada uno de sus compañeros. No fue como en todo concierto dónde solo se nombra al músico y ellos tocan un solo deslumbrante, sino que en esta ocasión la artista se animó a contarnos cómo conoció a cada uno de ellos, cómo se hicieron parte importante de su vida y cómo se unieron en torno a la música.

El show comenzó a terminar con “El último trago” y “Las simples cosas”, dando pie a un espectáculo que no quería terminar, en donde ni su público se quería ir. Un show redondo, completo, de alto nivel, que si bien nos tenía preparado dos canciones más de encore: “Santa Lucía” y la hermosa “Ojos Verdes”, debía llegar a su fin.

Fue un gran viaje por diferentes estilos, diferentes sonidos. Un camino desde el flamenco español, a la música en las villas italianas, pasando por las percusiones de África, para llegar al Teatro Oriente y dejarnos con una sonrisa en la cara y el alma.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario