El célebre cantante de los norteamericanos Mr. Big, Eric Martin, este fin de semana estará tocando en vivo con una banda conformada exclusivamente por músicos chilenos. Junto a Nacho Torres (FHT), Joaquín Quezada (Sobernot) y Felipe Cortés (Crisálida), el reconocido intérprete ofrecerá un show en Concepción y otro en Santiago en el cual tocará canciones del repertorio de la banda que lo llevó al éxito a comienzos de los 90.

Tuvimos la oportunidad de conversar con él antes de su llegada a Chile y aquí les compartimos en exclusiva lo que nos comentó.

¿Como te sientes tocando con este trío de músicos chilenos?

Ha sido genial, son demasiado talentosos. Tocamos en México, Panamá y Colombia hasta ahora y lo hemos pasado muy bien. Ha sido una bendición poder levantarme del sofá después de este tiempo encerrados y salir de los Estados Unidos. Ellos están ansiosos de tocar en Chile. Y yo se que me queda mucha chispa aún, pero cuando estoy en el escenario con ellos, siento que debo aumentar mi nivel para estar a la altura de la energía de ellos. Tengo demostrar que también lo puedo hacer. Chile tiene mucha gente talentosa y estos tres chicos son espectaculares. Todo suena increíble con ellos y estoy seguro que les volarán la cabeza. Estoy orgulloso de que en dos meses sacaran más de 20 canciones de Mr. Big.

¿Y por qué decidiste embarcarte en una gira con canciones de Mr. Big?

Porque no hemos ido de gira desde 2018, por razones obvias. Paul Gilbert está ocupado con sus proyectos solistas, haciendo clases en línea y pasando mucho tiempo con su familia.  Billi Sheehan está con Sons of Apollo, The Winery Dogs y como músico de sesión. Siempre tiene a Mr. Big en la mente, pero está con muchas cosas en este momento. Y yo, quería salir de gira. Mis mellizos ya tienen 17, son super independientes y no necesitan que esté ahí todo el tiempo. Y las canciones ahí estaban, juntando polvo en un estante y yo que las escribí, sentí que estaba en total derecho de poder regresar a cantar y hacer feliz a muchos que esperan escucharlas. Después de dos años sentado en casa, estoy lleno de energía.

¿Y cómo te sentiste en esos peores días de la pandemia? ¿Descubriste alguna habilidad especial que no sabías que tenías?

Me sentí muy mal por todas las víctimas y sus familias. Estoy seguro que más de alguno de ellos fue fan de mi música. Tengo muchos amigos que tuvieron COVID, la mayoría no tuvo muchos inconvenientes, pero otros aún están con algunas secuelas posteriores. Y también ha sido muy loco todo, en la política especialmente. Todo tan polarizado. Las cuarentenas hicieron que mucha gente se pusiera más agresiva y ansiosa, la salud mental se ha ido al suelo. Ha sido todo muy triste. Pero tengo esperanzas. Yo he tenido algo de suerte en la vida, he podido mantenerme bien. Pero aún hay quienes lo están pasando mal. Yo he intentado desde mi influencia hacer que la gent esea feliz de alguna forma. No aprendí ninguna habilidad especial, pero he estado mucho tiempo con mis hijos y eso ha sido lo mejor de todo esto.

¿Qué crees que hizo que Mr. Big fuera exitosa en una época en que el grunge dominaba y el hard rock melódico ya estaba en retirada?

Yo lo he pensado y de verdad es sorprendente que lo hayamos logrado. Pero siento que lo que nos diferenciaba era la musicalidad de nuestra banda, ese dúo dinámico que montaban Paul y Billy y que fue inspiración para tantos otros después. Por supuesto, de más bajo perfil, Pat Torpey era increíble, nuestra arma secreta. Sin su solidez, ellos dos no podrían haber brillado como lo hicieron. Y yo, bueno traigo algo distinto también. Le agrego una onda más soul a la música, no soy muy heavy o estridente.

Y bueno, también el hecho de que lo pasamos muy bien, transmitíamos eso en vivo, y a la gente le parecía atractivo. Además, la radio dicta una tendencia, pero por otro lado, mucha gente tiene visión más amplia y va más allá de lo que sale en los medios. Incluso en esos días, sin internet, sin Spotify. Así que igual muchos llegaban a nosotros de alguna forma. 

¿Por qué tienes tan estrecha relación con Japón?

Japón fue mi primer amor. La primera parte donde saboreamos el éxito. En Estados Unidos éramos bastante underground. Y nos costó destacar allá. Pero en Japón, todo pasó muy rápido. Y para alguien como yo, que no había sido muy exitoso en la vida, eso fue una locura. ¡Llegábamos al aeropuerto y había gente esperándonos! ¡acaso somos Los Beatles? Pasamos de clubes a lugares  muy grandes en menos de un año. Y esto era antes de las computadoras. Todo era a través de cartas. Así que estaba todo el día escribiendo y mandando cartas, respondiendo cartas de Japón que venían con frases tan poéticas como «tu música es mi tesoro». Ha sido una maravillosa relación con Japón. Porque ellos tienen una concepción muy distinta de lo que es el amor. Lo ven como algo que nunca muere. Si terminas una relación, igual pensarás en la otra persona por el resto de tu vida. Ellos aman el amor. Por eso logramos tener esa conexión tan especial. Y los fans nunca nos han abandonado. 

 

 

X