Por Sebastián Allende.
Fotografía de Justina Bulbarella / Angel Fermin / Cuino Bertino.

J Mena es una de las más destacadas cantantes de música urbana de la potente movida trasandina. Esta artista, que ya posee 2 discos de estudio, acaba de anunciar su primer show en nuestro país para el próximo 25 de octubre en Sala Metrónomo, en donde de seguro pondrá a bailar (y también a pensar) con algunos de sus éxitos como “La Tonta”, “Se acabó” y “La Cobra”.

Para conocer un poco de su música, de su vida, de lo que podemos esperar de su debut en Chile y de su futuro, conversamos vía telefónica con J Mena en la entrevista que puedes revisar a continuación:

J Mena, muchas gracias por conversar con nosotros. Comenzaste vinculada a lo que es la actuación desde muy pequeña, ¿qué fue lo que te llevó a querer cruzar la barrera y lanzarte a una carrera como cantante?

Empecé muy chiquita desde los 9 años. El tema de haber hecho una carrera tan larga de muy pequeña hizo que lo del canto, aunque ya estaba, como que no me animaba a partir de cero. Además que el ser actriz y tirarme a ser cantante, eran condimentos que me hacían dudar para dar este paso. Fue muy importante para mí el poder conocer a Lucas (Biren), quien hoy día y desde hace más de 4 años es mi mánager. Fue él quien me escuchó cantar en un ensayo y fue él quien insistió y concretó esto, lo que me ha llevado a lanzar mi segundo disco. Fue el querer vencer muchos miedos.

Ya asumido todos los miedos y ya instalada como cantante, ¿qué es para ti la música?

Significa todo, la verdad que vengo de una familia muy musical. Nosotros cuando hacemos asados o nos juntamos los domingos a comer pasta con mi familia, en todas las juntas, terminamos con guitarra y piano cantando. Toda la vida en mi casa hubo una batería. Mi mamá toca la batería, la guitarra, el piano. En mi casa siempre hubo pandereta, muchos instrumentos, siempre se tocó y hubo mucha música. Se escuchaba en casa a los Rolling Stones, Ricky Martin, Ráfaga, siempre hubo como una amplitud muy grande de repertorio y, sinceramente, todos cantamos en mi familia: mi mamá, mis abuelos. La música es algo que está muy instalado en nosotros pero que yo no me atrevía a llevarlo a un plano laboral, también debido al tema de la exposición debido a que yo ya era muy conocida por la actuación. Esa misma exposición, a la vez, puede ser un arma de doble filo, ya que pueden juzgar mucho todo lo que se hace.

Para la gente que no te conoce, ¿cómo definirías la propuesta musical de J Mena?

Sinceramente, más allá de la música, que creo que está cada vez más parecida a mi personalidad, lo que realicé en el pasado no me representa mucho. Si bien amo lo que fue “La Tonta”, actualmente lo que realizo es más atrevido, divertido y polémico en un punto si se quiere. Es ahí que se está acercando a cómo realmente soy. Creo que estoy cada vez más cerca en esto, debido a mi manera de hablar, estoy cada vez más suelta en componer cosas más raras, en la forma en como realmente yo hablo y me expreso. Cada vez estoy más fiel a la forma en que soy.

Más allá de la música, intento transmitir un mensaje a las mujeres, bajo una bandera feminista. Tratar de meterme ahora en un ritmo, por decirlo, en clave reggaetón, pero en contra de lo que habitualmente habla este género por parte de los hombres. Habitualmente hablan de cómo deben ponerse y ser las mujeres, que las ponen en 4, que les sacan la ropa, les dan de beber y todas esas cosas. Son canciones que, si bien están buenísimas, cuando freno y escucho las letras, hay algo que no me gusta y no me siento cómoda. Creo que las mujeres necesitamos nivelar eso.

Y en base a lo que me estás contando de la bandera del feminismo, ¿cómo tomas tú la relación con tus colegas que hacen reggaetón y que se han caracterizado por crear canciones con letras misóginas?

Yo no juzgo igual, creo que cada uno es libre de decir y transmitir lo que quiera. Yo sí me quiero hacer responsable de lo que transmito yo y qué hago yo. Para eso mi manera es la ironía y el chiste, por ahí hacer cosas que están como lo fue un poco “Se acabó”, que fue un video de cumbia en donde puse a los bailarines (que eran hombres) con bombachas y así poder demostrar y que vieran que estaba mal lo que estaban viendo haciéndolo al revés. Ese es mi modo, tampoco es hacer la guerra y criticar a los que hacen algo, es simplemente tratar de ponerlo en ridículo cuando yo no estoy haciendo ningún chiste y estoy haciendo exactamente lo mismo que suelen hacer los hombres con las mujeres pero en la inversa. Eso generó mucha incomodidad en la Argentina, hubo bastantes hombres que se ofendieron y eso estuvo bastante buenísimo que suceda porque da a entender que algo está mal cuando son mujeres y están ahí.

¿Entonces lo tuyo va más por provocar o generar algún cambio de pensamiento?

Hay que pensar un poquito. Hay que sacar a la mujer del objeto en el decorado del video en el que hay 3 tipos y hay 50 minas alrededor bailando. Intento sacar a la mujer de ese lugar y creo que una manera es llevar lo mismo al revés y que se sienta esa incomodidad. ¿Por qué está mal llevar a 30 minos afeitados y está bien llevar a 30 minas en tanga? Si en el otro lado genera polémica es porque algo incomoda y no está bien.

Este año acabas de lanzar tu segundo disco titulado La Cobra, el que ha obtenido grandes éxitos en tu país y viene a suceder a otro éxito que fue La Tonta. ¿Qué deseabas transmitir con este disco?

Con La Tonta pasó algo muy extraño, ya que ahora posee más de 70 millones de reproducciones y, para ser sincera, es algo que nunca me esperé en absoluto que pasara con la canción. Este tema se convirtió en un himno en Argentina para las mujeres. Vi que muchas mujeres se sentían identificadas conmigo pero no dejaba de ser algo triste el punto de conexión, ya que la canción trata de una mujer que está en casa, apenada, que no cumple sus sueños, que vivió todo por una persona que no la valoró. Entonces yo sentía un dejo de melancolía con esa conexión y quería volver con algo positivo, volver a levantar una bandera pero de las buenas. Ahí nace La Cobra, como una bandera de reconstrucción. Esto fue un gran desafío para mí ya que, cuando sacas una canción y es un éxito, queda como el chisme de que tuviste suerte y que no volverás a tener el mismo éxito, entonces era difícil volver con la misma cosa. Para mí fue un doble merito el éxito de La Cobra, ya que además el mensaje es distinto y fue muy buen recibido por todos mis fans.

Jime, cuéntanos sobre las colaboraciones que posee este disco.

Estuve con Cazzu en la canción “Quien empezó” y con Ráfaga, con quienes hicimos “Gato”. Son colaboraciones genuinas,100 %, ya que como yo no tengo discográfica no tengo quién me diga con quién grabar. Lo hermoso de ser independiente es que todo es genuino, yo le mandé un mensaje a Cazzu y me contestó, lo mismo con los chicos de Ráfaga: todo surgió como una manera muy orgánica y mágica. Además que, para mí, es un honor trabajar con ambos ya que admiro a los dos muy profundamente. Definitivamente fue un lujo absoluto.

Hablando de tu debut en nuestro país, ¿qué podemos esperar del show que nos entregarás el 25 de octubre?

El show es muy poderoso. Yo doy todo, el máximo de mi aire y de mi cuerpo. Entrené mucho para llegar a cantar en vivo, para no caer en el playback y es un show muy, muy intenso. Todas las canciones del show son una versión nueva que hicimos para que el que venga al concierto escuche algo único, ya que no está en el disco, ni en Spotify, ni en Youtube. Trabajamos mucho para que la experiencia en vivo sea tremenda. Esto es de mucha energía, te diría que la gente que viene se va hasta cansada de solamente verlo, ya que es un show que no para. Tratamos de montar un espectáculo más allá de las canciones, que involucre todo, desde el escenario, el vestuario, las coreografías, la música, en fin: todo. Para el 25 de octubre van a ver canciones nuevas en estreno.

Y para finalizar y agradeciéndote el tiempo para conversar con nosotros, ¿qué se viene en tu carrera para lo que queda de año?

Es una locura lo que está pasando, ya que estamos trabajando de lunes a lunes. Fin de semana de giras y en la semana en el estudio, así que con muchas cosas nuevas que no me dejan contar. Estamos todos trabajando como locos, muy de fan en nuestro proyecto. Van a ver que de aquí a fin de año tendrán muchas novedades, las que están pasando tan rápido que no me queda nada más que agradecer.

El próximo 25 de octubre, en la Sala Metrónomo, esta cantautora argentina llegará para presentarse por primera vez en nuestro país en lo que será el lanzamiento de su segundo álbum La cobra. Las entradas se encuentras disponibles a través del sistema PuntoTicket.

null

Deja un comentario