Por Francisco Aguilar A.

Una de las bandas revelación del pasado 2019, es este combo que, si consideramos la reunión de talentos involucrados, podría optar al título de “superbanda”. Son 11 músicos con orígenes en la fusión, el rap y el jazz, los que dieron vida a este proyecto que combina acertadamente una sonoridad en clave jazzística con las acertadas rimas de Matiah Chinaski. A pesar de lo que declaran los involucrados, musicalmente la orquesta dirigida por el pianista Gabo Paillao, habitual colaborador de Ana Tijoux y Portavoz, hace gala de una sofisticación pocas veces vista en la música independiente.

Un EP y un álbum (Corte Elegante, del 2018) bastaron para que sus audiencias fueran en franco crecimiento y su propuesta fuera reconocida transversalmente. Logro que fue refrendado tanto al ganar su primer premio de “Mejor Artista Revelación” en la feria Pulsar el año pasado, como por la gira europea que emprendieron a fines del año pasado.

La Brígida Orquesta se presentará en la versión 2020 del Festival Womad. Pudimos conversar con ellos, todo el detalle en la siguiente entrevista:

Muchachos gracias por su tiempo, para iniciar cuéntennos, ¿cómo nace la idea de crear La Brigida Orquesta?

La idea fue del Gabo, el Director de la banda, el tenia las ganas de armar una orquesta rapera, el contactó al Matiah para mostrarle unas primeras ideas y arreglos de orquesta que tenia en el computador escritas y el Matiah prendió altiro, se habían topado juntos ya en las tocatas de Portavoz y El FrenteSur (que dirigía el Gabo) entonces el Matiah sabia como trabajaba y apañó al toque a sumarse a este nuevo proyecto.

¿Cómo definirían la propuesta musical que la banda presenta?

Nos gusta verlo técnicamente como una orquesta de corte rapero o una orquesta de jazz piante, así sin más etiquetas, tiene rap por la historia rapera del Matiah y jazz por la historia orquestal de la mayoría de nosotros pero no busca ser rap ni jazz, para los flojos es jazzrap.

¿Cuáles son sus principales influencias?

Como somos varios (11 músicos) las influencias son más bien individuales, a modo de orquesta convergemos en los trabajos de orquesta de Mingus (Charles Mingus), Quincy Jones, nos gusta los colores oscuros como el disco de MF DOOM y Madlib (por nombrar algo más rapero) de acá de Chile La Orquesta Huambaly (la original) es una referencia importante, varios de nosotros tuvimos de maestro a don Carmelo Bustos, mítico integrante de la Huambaly.

La mayoría de los integrantes de la banda participan en otros proyectos musicales, ¿Cómo logran compatibilizar sus tiempos para poder canalizar sus energías en La Brígida Orquesta?

Somos todos músicos de profesión, eso significa que vivimos haciendo música, es nuestra vida, los ensayos son parte de ello, igual que las tocatas, se fija un día de ensayo y listo, nos conocemos hace años así que nos resulta bien simple.

Su puesta en escena ha tenido manifestaciones teatrales en vivo, ¿Cómo nace esa idea, qué buscan entregar con estas representaciones?

Lo pidió la música, nacieron personajes de forma natural, bien casual, el disco “Corte Elegante” comenzó a girar entorno a un color circense y no lo censuramos, al contrario, quisimos jugar con ello, de ahí nació la idea de armar el “Atraco al Teatro” que no era teatro musical, era una propuesta de show musical con intervenciones teatrales y más que entregar algo queríamos vivir la experiencia, ir más allá de la música y fue pulento, aunque para nosotros la música es lo fundamental.

A la hora de componer, ¿generan una comunión entre todos los integrantes para sellar sus ideas o tienen algún método en particular?

Se trabaja como orquesta, tenemos un director musical que a su vez es el compositor y arreglista, entonces el Gabo arma las bases (armonías, líneas de bajo y baterías) sobre eso el Matiah escribe sus letras (también escriben letras el Tomás y el Gabo) y luego el Gabo escribe el arreglo de vientos sobre la pista (también escribe el Tauber, 1er trombón) eso se lleva al ensayo, lo montamos y listo, se nos hace bien simple, el Ep y el Corte Elegante los trabajamos así.

Es imposible no hablar de la crisis social que vive nuestro país, según su visión, ¿Cuál es el rol del músico en estos procesos sociales?

Venimos de una parte de la sociedad donde se ve toda la mierda de cerca, hay que saber pegarse la cachá y reflexionar en cuanto a nuestro entorno pero hablar de roles u obligaciones no es algo que queramos hacer, vivimos el arte haciendo música todo el año, hicimos el “Corte Elegante” mucho antes de que estallara todo esto y vamos a seguir haciendo música con las mismas ganas de vomitarlo todo.

En abril se viene el plesbicito que decidirá si se llevará a cabo una nueva constitución, ¿Cómo ven ese proceso desde su perspectiva artística?

“Nuestra bandera es negra y tiene una calavera en el mástil del barco” decíamos hace 2 años y seguimos en eso, el arte es nuestra trinchera, el eslabón más bajo de la cadena de importancias en este país exitista y tercermundista, para nosotros es vida.

Se presentan este año en el Festival Womad, ¿qué les parece presentarse en este evento lleno de distintas manifestaciones artísticas?

Nos parece bien, seguimos con ganas de tocar, para nosotros el arte es muy importante así que nos parece bacán ser parte de una instancia así.

¿Qué tienen pensado realizar en su show en el festival?

Desde nuestro regreso de la gira a Europa venimos presentando un show con nuestro Ep, el “Corte Elegante” y un par de cosas nuevas que estrenamos por allá así que Womad será parte de eso.

Para finalizar, ¿Cuáles son los planes de La Brígida Orquesta para este 2020?

Lanzamos a finales del año pasado (2019) un Ep en vivo que grabamos en Berlín y ahora se viene el Ep de estudio, ojalá pal primer semestre. De eso no hay mucho más que decir, esta bien avanzado ya pero preferimos que la música hable por si sola.

Las entradas para el Festival Womad están disponible en su web www.womad.cl Los valores son $5.000 para cada jornada y un abono de $12.000 para los tres días. Vecinos y vecinas de Recoleta e Independencia tienen precio rebajado de $3.000 acreditando su domicilio en la entrada del festival. Niños y niñas hasta 12 años junto a adultos mayores tienen acceso liberado.

Deja un comentario