Por Francisco Aguilar.
Revisión y edición por Sebastián Allende.

Maida Larraín hizo sus primeras armas como una reconocida actriz de teatro y comediante, pero siempre asociado a una de sus grandes pasiones, el cantar.

Lo Poco que Sé (2017) fue el nombre del primer disco editado por esta artista que este año nos vuelve a sorprender con material propio titulado Quiero Gritarlo, en donde se sumerge a los ritmos bailables cargados de reflexiones sobre el empoderamiento femenino en tiempos actuales y que tendrá su lanzamiento con un gran show el miércoles 23 de octubre en el Teatro Nescafé de las Artes.

Para conocer sobre su música, el rol de la mujer en el arte y más conversamos con esta cantautora en la siguiente entrevista que podemos revisar a continuación:

Maida, gracias por tu tiempo. Para comenzar, cuéntanos, ¿En que momento de tu vida y como es que decides dedicarte a la música?

Toda la vida he estado vinculada a la música, desde muy chica empecé a cantar y tocar piano. En la adolescencia hice mis primeras canciones, siempre supe que me dedicaría a cantar. Tuve una infancia donde la música y el escenario siempre estuvieron presentes en mi cotidiano, era lo que más disfrutaba y mi manera de expresarme plenamente.

¿Cómo definirías tu propuesta musical?

No me gusta encasillarme en ningún estilo, creo que las protagonistas de mis canciones son las letras y desde ahí busco las sonoridades y ritmos que las acompañen y enriquezcan. Si tuviera que definir musicalmente el estilo, diría que es un pop acústico de raíz folclórica, pero quizás eso vaya cambiando, no me cierro a nada, amo la música y amo aprender, probar y cambiar.

Al pensar en referentes en tu música, ¿qué nos podrías mencionar?

Me gusta mucho la música latinoamericana y también los cantautores de habla hispana. Admiro profundamente a Natalia Lafourcade, me parece muy luminosa su propuesta. También me gusta mucho el Kanka por su sentido del humor y letras inteligentes, y últimamente lo que más escucho es Ana Prada, Muerdo, Vicente García, Pedro Piedra, Jorge Drexler, Kevin Johansen, Rozalén. Y los clásicos desde la adolescencia Silvio Rodríguez, Fito Páez, Charly García, Mercedes Sosa y Eva Ayllón.

Al hablar de tu primera placa Lo poco que sé, ¿qué buscabas mostrar en esta entrega?

Era mi primer disco y quería experimentar, aprender y descubrirme y como me gusta mucho el folclor, la idea fue centrarse en los ritmos latinoamericanos. Ese tipo canciones que siempre han estado en el inconsciente colectivo, y letras que hablaban sobre mujeres que desde su cotidiano e historias anónimas traspasan sus saberes y aprendizajes de generación en generación.

Ahora lanzas Quiero Gritarlo, ¿Cuáles son las diferencias con tu anterior producción?

Para empezar este disco es conceptual, es un “viaje”, o mi propio manual de liberación. Cada canción tiene un paréntesis con su significado y si lo ves en orden, cada paréntesis es un paso, un descubrimiento, un aprendizaje. Creo que este segundo disco es bastante diferente al anterior porque además incorporé el humor que me fluye con mucha facilidad. La ironía o sentido del humor en el modo de decir me permiten jugar.Creo que la risa es sanadora. Además, está más cercano al pop, aunque mantiene lo acústico. Este disco es un trabajo muy personal y significativo para mi, me refleja con claridad.

El single de este nuevo disco, que lleva el mismo nombre de éste se ha transformado en un himno para muchas mujeres, ¿qué buscabas expresar con este tema?

Desde chica muchas veces he sentido que no encajo, que no soy suficientemente flaca o linda y que por lo tanto no merecía el éxito, así de crudo, llevándome a sufrir trastornos alimenticios para intentar ser lo que no soy, eso es puro sufrimiento y estrés constante, y empece a conversar con otras mujeres y todas habían pasado por situaciones de no aceptación de su cuerpo. Además después de tener a mi hija no se me permitió volver a una obra de teatro en la que actuaba hace años por estar más gorda y eso fue muy duro para mi porque yo además consideraba que ese papel no requería de una actriz delgada, claramente el director pensaba lo contrario. Esta canción es en honor a las mujeres, porque estamos cansadas de tener que ganarnos un lugar en el mundo por nuestro físico y además ser buenas madres, trabajadoras, sexys, femeninas y millones de etiquetas más que no nos dejan ser libres. Y nosotras mismas podemos ayudarnos entre nosotras a que eso cambie.

Tu música reflexiona sobre el empoderamiento femenino, ¿Cuál es tu visión sobre la mujer en 2019?

Creo que la mujer del 2019 es una mujer abierta a quererse tal y como es, a valorarse y dejar atrás sus complejos. Una mujer cada vez más dueña de si misma y que está viendo que hay miles y diversas formas de vivir, que no es obligación seguir un camino pauteado, que no debemos hacer nada que no nos haga sentido profundo y espero que además cada vez nos importe más lo que pensamos nosotras de nosotras mismas y no lo que piensan los demás de nosotras. Espero que este viaje nos conecte con lo que somos y queremos, y también con nuestro mundo interior y así nos desconecte del consumo excesivo y de ser objetos de compra y venta.

A la hora de hacer música siendo mujer, ¿es más difícil?

¡Absolutamente si! Basta con ver las cifras de los festivales, hay muchos más hombres en los escenarios que mujeres. Siento que se está abriendo camino pero aun falta mucho. La sensación es que hay un prejuicio, que nosotras tenemos que ultra demostrar que valemos para que se nos abran las puertas y eso es agotador, pero estamos trabajando en que eso cambie. Hay plataformas como la Matria, Ruidosa y Musap que invito a seguir en instagram para apoyar a las Mujeres Músicas.

Eres actriz y comediante, ¿cómo reflejas esas otras facetas artísticas en tu música?

Me gusta mucho hacer videos clips, y ahí sacar el lado actoral, me divierte. Y además en algunas de las letras de las canciones me gusta jugar con la ironía y el humor. Me encanta teatralizar las situaciones transformándolas en letras para mis canciones, la comedia es lúdica y para mi componer es un juego, y me siento una niña sin pensar en el tiempo cuando estoy en eso, puro goce!

Tu show lo abrirá Javiera Contador con una rutina de stand up comedy, ¿Cómo se gesta esta participación?

Yo quería abrir el show con comedia, y encontrar una mujer en ese ámbito artístico para mezclar disciplinas y complementar el show. La energía de la Javi me encanta, la admiro como mujer, como profesional, y me gusta la honestidad de su trabajo así que cuando accedió a abrir el concierto fui muy feliz.

¿Con que nos encontraremos en tu show este 23 de octubre en el Teatro Nescafé?

Podrán disfrutar del disco entero Quiero gritarlo, algo del disco anterior y un adelanto de lo que quiero lanzar el próximo año. Es un concierto con la banda completa que está de lujo, tengo mucha suerte de tener un equipo de trabajo tan profesional y además buenas personas.

Para cerrar y agradeciendo tu tiempo, cuéntanos sobre tus planes en lo que queda de este año y lo que se viene en 2020.

Lo que se viene es video clip de algunas canciones y quizás colaboraciones con otros artistas, no quiero adelantar mucho. Y para el próximo año, tengo preparado un single en respuesta a “Quiero gritarlo”, una canción que me encanta porque aporta nuevo punto de vista.

El próximo miércoles 23 de octubre, la cantautora Maida Larraín regresa al Teatro Nescafé de las Artes, esta vez para estrenar su segunda placa discográfica dentro del ciclo Mujeres íntimas. En la oportunidad será acompañada por la destacada actriz Javiera Contador quien mostrará una parte de su show de stand up, para así calentar los ánimos al inicio del concierto de la cantautora chilena. Venta de entradas en boleterías del teatro, Comunidad de las Artes y por sistema Ticketek

null

Deja un comentario