Comienza a quedar atrás la pesadilla cultural que trajo la pandemia y los espacios musicales se vuelven a reabrir. El próximo 23 de abril, y luego de una experiencia empírica con Lollapalooza 2022 que no trajo ninguna consecuencia en alza de casos de COVID 19, se realizará el Ritual Fest en el Estadio Santa Laura. Un evento que congregará a artistas nacionales y foráneos de variados estilos, como Paloma Mami, Bomba Estéreo, Miranda y Javiera Mena, entre muchísimos más.

Uno de los convocados a ser parte de este nuevo encuentro masivo con la música son Los Espíritus, banda argentina que con su mezcla de rock y ritmos latinoamericanos está pasando por su mejor momento artístico. Conversamos en exclusiva con su cantante y líder, Maxi Prietto, quien nos contó cómo están viviendo este regreso a Chile y este nuevo despegue del arte que por dos años ha estado tan relegado a un segundo plano.

¿Cómo viven este regreso a Chile después de tres años?

Estamos muy contentos. El ultimo show que hicimos en Chile fue presentando Caldero. Fue una noche muy divertida, así que estamos con muchas ganas de estar ahí de nuevo.

¿Qué les pareció esta invitación a un festival tan variado como el Ritual Fest?

Nos gusta presentarnos en vivo en donde sea, en realidad. Nos parece muy interesante poder tocar en festivales así, que cada día se abren más en muchos lados. Es buenísima esa apertura cultural.

¿Qué podemos esperar de esa presentación?

Estaremos presentando nuestro último disco Sancocho Stereo, pero será un repertorio en que repasaremos toda nuestra discografía. Estará todo bien repartido, con presencia de canciones de todos nuestros discos.

¿Qué recuerdos tienen de las visitas anteriores?

Siempre lo pasamos muy bien cuando vamos con Los Espíritus. Nos causa mucha gracia que cada vez que vamos allá, comemos comida peruana. ¡Por favor llévennos a comer comida chilena esta vez! Por favor recomiéndennos un lugar. La comida peruana me encanta, pero ahora queremos probar su comida.

¿Te gusta algún artista chileno?

Alejandro Jodorowsky me ha marcado mucho, desde el cine y todo lo que él involucra en su arte y su visión. Me abrió la cabeza un montón. Musicalmente, me encanta Violeta Parra y Los Jaivas, que son una gran influencia para Los Espíritus.

¿Cómo vives esto de traspasar fronteras con tu música?

Es un sueño hecho realidad porque desde muy chico toco la guitarra y en grupos, y siempre soñamos con dedicarnos a esto. Ahora cuando giramos, nos damos cuenta de todo lo que lo disfrutamos. No solo por tocar frente a público, sino también por esa posibilidad de entrar al estudio y seguir grabando y experimentando. Es un camino mágico.

¿Qué te inspira a escribir canciones?

No es una sola cosa, no es que haya algo puntual que sea disparadora. Muchas veces nos ponemos a trabajar sin ningún pito de partida, Solo enchufamos los instrumentos, tocamos, nos vamos conectando y de pronto aparece una palabra y comienza a aparecer la canción. Emerge todo eso que tienes dando vuelta, que a veces tiene que ver con algo que te pasa, algo que para en el mundo, algo social, algo profundo. Es una puerta que se abre y puede surgir lo que sea.

¿Qué sentiste cuando comenzó la pandemia y muchos planes debieron postergarse?

Al principio fue un misterio total. Parecía una película de ciencia ficción en la que estábamos todos inmersos. No me podía creer que todo eso fuera sin querer. Pero paralelo a eso, siempre tuve la fantasía de ver el mundo detenido y por algunos días eso se compló. Salía a la calle y todo había parado. No había producción, el mundo y el capitalismo se había vuelto inútil. Fue una sensación rara. Pero tuvo esa parte más triste que a todos nos dejó ciertas heridas. Pero en la música, más allá de los shows, en lo artístico tuve mucho actividad y creación con mi grupo y otros proyectos, así que estuve bastante activo.

¿Qué rol cumple Sancocho Stereo dentro de su discografía?

Es un disco que sigue la búsqueda que se inició con Caldero, que tiene que ver con, desde lo rítmico y sin perder de vista los sonidos del rock, tratar de fusionar estilos que nos remiten mucho a la salsa y al paso que hemos tenido por Colombia, Ecuador, México y Cuba. Nosotros que somos un grupo de rock con percusiones, esas influencias nos abrieron un nuevo espectro. Así que hay mucho de eso, pero ahora se sumó que contamos con muchas colaboraciones. Eso nació con lo de la cuarentena ya que, al estar encerrados, de alguna forma queríamos igual interactuar con otros artistas y derribar fronteras.

¿Y reciben quejas de sus fans por los cabios de estilo?

No, para nada. O por lo menos no me enteré. Hicimos un streaming en cuarentena y recibimos muchos comentarios positivos de todo Latinoamérica. Fue muy grato recibir cariño desde Colombia, Medellín, ya que desde ahí nació toda esta influencia. Al experimentar cosas nuevas siempre hay un riesgo, pero no nos parece que nos hayamos alejado mucho del rock y del formato de canciones. Nosotros nos vemos bajo la premisa básica de que, si a nosotros nos gusta, a otros les puede gustar. Tal vez no sea el mismo público de antes. Tal vez es uno nuevo.

Esta búsqueda que cambia disco a disco tiene que ver con una energía interna que nos mueve y hasta ahora siempre tuvo aceptación. No me imagino como serpia crear un disco pensando en tener aceptación. Nunca lo hemos hecho.

Están lanzando un disco cada 2 años, el 2023 debería llegar otro bajo ese ritmo. ¿Están ya preparando nuevo material?

Ya tenemos varios demos listos. Estamos trabajando también un sonido con un cierto carácter determinado, así que tal vez nos demoremos un poco más. Queremos que sea distinto y que no se parezca tanto a los anteriores.

X