Por Gonzalo Manzo.

Desde las entrañas de la persistente escena artística de la región de Valparaíso, surge un trabajo fonográfico ferviente de expresión, con una fuerte carga de riffs de guitarra y un arsenal rítmico que sacuden nuestros oídos y pensamientos. Luego de Soponcio (2013), Fuerza Oculta (2014) y Radio-Lógica (2017), llega el cuarto trabajo de estudio de la banda de fuzzrock bizarro Soponcio, ganadores del Hard Rock Rising en 2017 como mejor banda de rock en Latinoamérica. Se trata de Descenso, donde encontramos los cortes “Ansiedad” (cuyo videoclip a cargo de Luis Gonzales fue estrenado hace unos días) “Kolilla” (primer sencillo publicado por la banda), “Visión Skelet” y “Escapes”, los cuales vienen a refrescar y reafirmar el sonido del trio oriundo de Quintero. Paralelamente a las cuatro canciones que componen el registro, se van sucediendo unas volátiles secciones instrumentales que funcionan como verdaderos anfitriones sonoros, quienes van hilando sensaciones entre parajes desoladores y atmósferas resilientes. Sobre esto y más nos conversó Wazón, vocalista, guitarrista y fundador del power trio porteño.

Saludos, Wazón, y muy buena tarde. Felicidades primero que todo por su nuevo trabajo discográfico y por el videoclip “Ansiedad”. Al experimentar la primera escucha, se nota una aparición de estas entidades sonoras que nos van “presentando” cada canción en el insert del álbum, y que nos remontan a otros momentos de experimentación sonora dentro de su discografía en que se incluyen, intros y samples, por ejemplo. ¿Qué nos pueden contar sobre estas introducciones?

Estos jams nacen después de un largo tiempo de pausa creativa en que logramos concretar nuestros sentires comunes como miembros de la banda. Surgió un espacio de improvisación en que confluyeron libremente estas ideas que van dialogando entre sí, las cuales están estrechamente relacionadas a las temáticas abordadas en el álbum y que pudimos plasmar gracias al apoyo de Área Chica Estudio. Fue como un ejercicio para volver a retomar ese camino místico que tiene a veces la música. Esa magia de tener esa conexión con el otro que toca contigo, por lo que siempre estamos haciendo introducciones como para darle un valor agregado, algún detalle especial que le de algún misticismo, alguna rareza. Que le de alguna identidad extraña al tema en sí.

Excelente, siempre se valora el esfuerzo por regalarnos un poco más de ustedes en sus producciones. ¿Qué nos pueden contar sobre la temática general del álbum?

El tema de las aves viene desde el 2019, desde mi propia observación hacia las golondrinas que en su vuelo primero descienden hasta ras de suelo para posteriormente encumbrar hacia las alturas. El concepto a su vez se relaciona con el hecho de que como banda nos encontrábamos en “descenso”, sin mayor cuidado, esperando y sabiendo que podremos salir de este estado de encierro e incertidumbre eventualmente. Teniendo en consideración que siempre oscilamos entre subidas y bajadas, metafóricamente hablando, el descenso es parte de la vida, es algo que a veces podemos disfrutar, aprender de él, ya que al final todo siempre sube, todo tiene que subir, todo sale a flote. Para mí el concepto de la golondrina es bien inspirador, volar a ras de piso es un tema, un tema que lo hacemos nosotros quizás sin darnos cuenta. A veces volamos alto, bajamos, y a veces volamos a ras de piso, jugando con fuego, cometiendo errores.

Buena manera de abordar estas simbologías tan inspiradoras ¿Qué puedes mencionar sobre el uso del arte gráfico en la presente entrega?

La carátula de “Descenso” tiene colores que vienen a renovar un poco la paleta que siempre nos ha acompañado que es la del rojo y el negro. Nos encontramos en una búsqueda constante que va mudando la piel de “Soponcio”, no solo a nivel sonoro y gráfico, sino que también a nivel conceptual, lírico y técnico. Siempre estamos buscando algo creativo y algo que tenga relación con lo que suena. Es un tema de gustos también. Todos pueden interpretar la música de diferentes maneras a través de un diseño diferente.

Para quienes aún no escuchan “Descenso”, ¿qué nos pueden contar sobre las letras?

Las letras si bien tratan sobre varias cosas, todas tienen relación con lo mismo. El proceso compositivo y lírico fue lento. Primero nos enfocamos en la música para luego pasar a las líneas vocales, dependiendo siempre de cómo vaya fluyendo cada canción. A veces nos demoramos poco y a veces mucho, dependiendo de lo que requiera la música. “Kolilla” habla de alguien que fuma y reflexiona sobre todo lo que ha pasado en su vida. El aprendizaje desde la cuna hasta los días de hoy. El humo del cigarro que está a punto de acabarse sin saber qué pasará cuando ponga ese cigarrillo en el cenicero y comience una nueva etapa en su vida. El tema está 2muy abierto a interpretaciones al igual que los demás.

Ansiedad habla de lo mismo. Una persona que se siente internamente desesperada por entregar amor, cariño, estabilidad a él mismo y a otros. Una mezcla de sensaciones, desear algo que finalmente te hace daño, ese deseo de estar siempre ayudando, creando una situación cómoda para los demás que te envuelve en un círculo vicioso. Puedes enfermarte, etc.

“Visión Eskelet” y “Escapes” son maneras de evadir o sobrellevar un poco tanta presión, la estupidez de la sociedad, de nuestros gobernantes y el momento en que estamos viviendo. Tratar de conllevar la realidad con un buen riff, letras simples y potentes… y actitud, más que nada.

Estos cuatro temas son una forma de afirmar nuestra banda y de afirmarnos a nivel anímico, madurando nuestra música, dándole más poder al ánimo que estamos teniendo los músicos y los que escuchan música. Siento que se logró expresar nuestra alegría, tristeza, ansiedad, un tema un tanto oscuro considerando también el contexto en que fue concebido el álbum

Sin duda, temáticas que nos resuenan a muchos en el actual escenario sanitario. Ahora, ¿En qué contexto fueron creadas y registradas estas cuatro canciones?

Coincidió que me encontraba componiendo las primeras canciones de este álbum cuando se produjo el estallido social y posterior revuelta en que no daba más la injusticia de la cual es víctima la gente. También se dio frente al panorama sanitario, el encierro, todo lo cual ha tenido repercusiones a nivel psicológico, financiero, etc… Cuando haces música a veces el mismo cuerpo te pide que hagas algo. Es por esta razón que los temas puede que tengan un sabor especial, se fueron, así, desarrollando con tiempo, hasta que tuvimos una conversación con la gente de Hiss Records, acordando grabar este nuevo registro en sus dependencias. Primero “Kolilla”, luego “Ansiedad”, “Vision Skelet” y “Escapes”, fueron trabajados con harta dedicación, de forma bien íntima y acentuando el momento actual que vive mucha gente, la soledad, la desesperación.

Interesante la forma en que se fueron dando las cosas en esta ocasión ¿Cuál fue el aporte de Hiss al sonido de “Descenso”?

Hiss Records nos aportó mucho en la parte de orden, sonido, más que nada en soporte técnico. Darle menos delay a algunos pasajes, menos distorsión, por ejemplo. También en otorgar el sonido noventero que nos gusta, bien vieja escuela. Con harto chorus, harta potencia para conseguir un sonido singular, nos asesoraron en temas más técnicos, más sonoros y más en relación a digitalización. Estamos en conversaciones para grabar un segundo E.P. con ellos también.

En cuanto a expectativas y resultados, ¿qué esperaban ustedes en miras de la gestación del E.P. y cómo resultó este nuevo viaje por las dimensiones soponciales?

La expectativa como banda era retomar la creatividad y el entusiasmo de volver a hacer música, volver a mostrar nuestra sonoridad, volver a nuestro público. Confiamos y dejamos todo en manos de Hiss. Queríamos armar algo concreto con cabeza, cuerpo y pies. Quedamos contentos con el trabajo obtenido. La música es un gran apoyo y ayuda para la gente en términos psicológicos. Quisimos hacer esto, hacer este E.P. para aprovechar el tiempo y poder dar nuestro granito de arena musical en estos tiempos. Una decisión apurada pero bien cocinada, dándose todo de manera bien fluida. Si bien el álbum no se ha podido difundir como corresponde, hemos tenido una buena recepción. La gente ha captado la onda un poco fría, densa, entre esperanzador y triste. Se nota que le ha interesado a la gente en términos de sonido, ondas y sensaciones.

Recuerdo ir a tocatas en 2018 y ver el puesto de Bombtrack Distro que incluía entre su arsenal de material físico de bandas, el Fuerza Oculta, por lo que intuyo que no es nuevo el nexo. ¿Cómo surgió el vínculo con ellos, cómo fue el proceso y el resultado?

Desde que partió la pandemia han surgido sellos que buscan generar producciones físicas con álbumes ya existentes, ellos nos ayudaron sustancialmente en la producción de los cassettes y los discos. Nos ofrecieron este apoyo ya que vieron la seriedad de nuestro trabajo y trayectoria. Se dio una conexión seria, queremos hacer más cosas más ambiciosas, codo a codo con otros grupos también para ir juntos a festivales y otros eventos. Esperamos ir creciendo y poder exportar música nacional a otros lugares, todo lo cual viene muy bien sobre todo a bandas autogestionadas.

La química que hemos tenido para trabajar ha sido muy importante. Fuimos trabajando en la promoción, colaborando mutuamente y conociéndonos. Quedamos super contentos con el apoyo de ellos esperando que toda esta escena vuelva a salir a flote, y de manera más profesional.

Ahora, para irnos despidiendo ¿Qué pueden adelantar a sus seguidores sobre el futuro de la banda?

Hay un montón de proyectos que tenemos en base al E.P., por ejemplo, el videoclip de “Ansiedad” que publicamos hace poco, queremos hacer más videos como el de “Kolilla”, sacar una segunda edición en cassette, hacer live streamings, entrevistas. También queremos sacar merchandising: poleras, parches, uñetas, etc… Quizás nos vamos a Argentina. Hay hartas sorpresas que estamos tanteando, dado el contexto actual es difícil organizarse y tener proyectos, pero lo estamos haciendo, estamos aspirando a cosas grandes. Por el momento nos enfocamos a sorpresas digitales, siempre estamos actualizando nuestras RRSS, estamos en constante movimiento para sobrellevar el panorama y volver con más fuerza cuando regresemos a los escenarios. En conclusión, va lenta la cosa, pero nos ha ido bien, procurando que todo sea lo más productivo y efectivo posible.

Muchas gracias por tu tiempo, Wazón, quedamos atentos a cualquier novedad sobre la banda ¿Algún saludo o consejos que quieran dar a su audiencia?

Sigan rockeando, sigan escuchando música chilena, apoyando la escena. Sigan haciendo música los músicos, sigan haciendo arte quienes estén ligados a las expresiones artísticas. Sigan desarrollándose, amando a sus familias, a sus seres queridos, a sus amigos, a sus parejas, a la música, a sus instrumentos, a la vida, a los animales y ¡que nos escuchen mientras hacen todo eso! Jajaja. Sean buenas personas, sean justos. Escuchen nuestra música, siéntanla, lloren, rían. Lo importante es que sepamos que somos personas de luz y oscuridad. Podemos entregar una ayuda, una música, abrazo, un baile, un poema. Hagan lo que quieran hacer, no piensen tanto en el dinero. Esperamos que valoren nuestra música, sientan lo que hacemos y que sea un aporte para ustedes. Les pedimos que nos sigan, que nos esperen, estamos haciendo cosas y madurando como banda, estamos trabajando en lograr cosas más mágicas en términos de distorsión, de composición, tratando de abarcar todo lo posible para llegar bien con el concepto y el arte que entregamos como banda: Soponcio.

Reminiscencias del rock noventero y del grunge, stoner y punk rock, psicodelia y experimentación sonora es lo que encontramos en este nuevo registro fonográfico en el que sentimos cómo los torrentes eléctricos de la música son vertidos en nuestros oídos, susurros de una estética musical cálida y orgánica que da muestra de una auténtica transmutación que va posicionándonos, como auditores participantes, de frente hacia nuestros propios dolores y miedos, para llevarnos hacia momentos de éxtasis, purga y reflexión, tal como como las golondrinas que llegan a lo más bajo de su vuelo para finalmente impulsarse, emergiendo libres hacia los cielos. En memoria de Bob Soponcial.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.