Por Sebastián Allende.

Es una de las figuras más destacadas de una generación poblada de voces y solistas femeninas que nacieron durante la primera década de los 2000. Una prueba de esto es que, el año 2016, Mariel Mariel ganó el Premio Pulsar a la Mejor Artista y Disco de Música Urbana, confirmando así su crecimiento luego de más de siete años de carrera en México. Además, este sábado 27 de enero será una de las artistas que se subirá a escena en la versión 2018 de la Cumbre del Rock Chileno +.

Para conocer sus impresiones sobre lo que significa participar de este gran evento, conocer algo de su historia y de lo que le preparará este 2018, conversamos telefónicamente con Mariel Mariel en la siguiente entrevista que pueden revisar a continuación:

Mariel, muchas gracias por atender nuestro llamado. Para comenzar esta entrevista, nos gustaría saber sobre tus inicios, ¿cómo nació tu interés por la música?

Mi interés por la música es algo bien natural, ya que en mi casa era el oficio de mi papá y mi mamá era bailarina, vibraba con la música. Mis abuelos fueron profesores de arte, de literatura. Había una estimulación de base, siempre presente. En la adolescencia tuve revelaciones que me condujeron a decidirme hacer esto. Mi mamá decía que yo lloraba afinado cuando era guagua (risas). Siempre hice música, esto viene de antes.

Entonces, ¿qué significa para ti la música?

La música para mí es inspiración, salud, trabajo, diversión. Creo que es la parte buena, la parte que todo lo sana y es el ladrillo de mi construcción.

Para los que no los conocen, ¿cómo definirías la propuesta de Mariel Mariel?

Mi propuesta musical se llama “Flow Latino”. Es una mezcla de lo que tiene que ver con la música urbana: por eso flow, por eso colaborar mucho, por eso viajar por el continente, por eso improvisar, por eso el amor por el baile, por la mezcla. Latino es porque se inspira en la música latina, en los ritmos, en las células que vienen de antes, que vienen desde lo folclórico, que pasan por lo popular y lo romántico, pero que están puesto en un lenguaje alternativo, si lo podemos llamar así.

¿Cómo ves la participación de las mujeres en la música, siendo que este medio, durante muchos años, ha sido catalogado como machista?

No solo nos quedemos en este medio, yo creo que es problema súper universal. Todas las sociedades y todos los estilos desde el comienzo de la música, la docta, la historia del rock, todo es predominante masculino. Si no vamos a lo folclórico, también. El tema patriarcal dominante que anula a las mujeres viene de antes. Tiene que haber una construcción y un tiempo para incentivar. Es por eso que esto de no callar es muy importante, ya que debe haber un incentivo, una seguridad de las niñas para que se permitan vibrar, ser seguras de ser auténticas, ya que todos los referentes que tenemos son masculinos. Derrocar eso y pasar a la etapa siguiente es un periodo al que le estamos poniendo mucho análisis y conversación. Por eso me gusta decir que el “Flow Latino”, se escribe con F de feminista; ya que las cosas que te van saliendo, la autenticidad que es tu flow, tu manera especial de hacer tus cosas, tenga una identidad importante de mujer y/o respeto a las mujeres.

¿Cómo fue para ti el reconocimiento recibido en Pulsar y participar en festivales como Ruidosa?

Lo de Pulsar fue para mí importante, ya que simbolizó las ganas para volver a Chile que yo tenía. Viví nueve años en México y volví el año pasado para comenzar a construir desde acá. Haber sido premiada en la categoría de música urbana para mí fue súper importante. Imagínate que yo, cuando comencé a hacer música, me sentí súper incomprendida por los raperos a mi alrededor y los funkeros que no me iban a permitir tener un lugar: la verdad fue muy difícil. Yo empastaba antes, siento que tengo una herencia de música chilena por mi papá. Siento que hay que sacarle mucho partido a esta estética de música urbana, da para mucho. Fue un bello reconocimiento. Es raro, porque me dieron el premio Pulsar y no me invitan al festival. Me siento reconocida hasta la mitad por el mundo de Pulsar.

Ruidosa es una comunidad bella y que valoro mucho, muy simbólico para mí. No sé si actualmente sigue la Fran (Valenzuela) liderando. Hay que reconocer las ideas originales, ella es quien lazó la pelota con esto ya que, dentro de todo lo privilegiada que es, es muy humilde, comparte toda su experiencia. Eso nos ha permitido construir una escena femenina muy importante desde Santiago. Todos los días a través de las Redes se comparte información importante.

¿Qué significa para ti, el trabajo con el productor Andrés Landon?

Significa la solidez de una idea. Significa un trabajo que partió de manera súper natural. Él llegó siendo el bajista de mi primer disco (No me despierten!, editado el 2007) y el talento del Landon fue algo que me llamó mucho la atención, tiene características que lo hacen muy valioso, ya que tiene demasiado bagaje musical. Es un líder que lidera a través de la humildad. En estos momentos, él es el capitán del proyecto Mariel Mariel y esperemos que esta receta de “flow latino” que estamos cocinando siga dando hartos platos, hartos sabores. Seguimos trabajando juntos el nuevo disco en Chile. Es una persona que sabe mucho y tiene mucho para dar. Hay que escuchar para entender de lo que hablo; es por ello que, a Andrés Landon, yo lo recomiendo mucho.

A la hora de componer, ¿posees alguna influencia o artistas que sean llamados a ser guías para ti?

Como esto es “flow latino”, siempre viene de lados distintos. Hay una cierta rutina profesional que consiste en sentarse en el estudio de la casa a grabar y coleccionar ideas. También me gusta ir al estudio y que otra persona esté manipulando los controles y que esté haciendo producción y dirección musical. Agarro una guitarra, me pongo a cantar sola. Me gusta mucho el silencio. La calle me sirve mucho, me gusta andar en micro, eso me inspira caleta.

¿Cómo fue para ti la experiencia de participar en el show de Natalia Valdevenito el pasado 6 de enero en la Blondie? Cuéntanos de la relación que mantienes con ella y sobre lo que las une.

Fue bacán, justo veníamos llegando de una gira por México y nos bajamos del avión y comenzamos el año con ese show. La Blondie estaba llena. Tocamos el Landon y yo. Es rico el público de la Blondie y de la Natalia, los “monos” abiertos de mente, abiertos de cabeza, listos para todo. Lo pasé muy bien en ese concierto. Me encanta salir de carrete con la Nata, somos amigas, entonces como que ponernos en el escenario es hacer lo mismo, pero, cuando estás en el escenario, es el estado máximo.

Pasando a otro tema, este año serás parte de la Cumbre del Rock Chileno +, evento que ya es una verdadera institución en nuestro país. En este sentido, ¿te sientes parte del espectro musical nacional? ¿cómo crees tú que tu música se ubica en ese universo?

Me siento parte, sí; desde mi origen, como chilena. Hay cosas por las que me siento menos chilena al haber vivido tanto tiempo afuera. No es fácil adaptarse a un país en donde hay cierta frialdad, hay mucho prejuicio que nos hace caer en la ignorancia muy fácilmente. Como somos un país con historia militarizada, creemos que las cosas son blancas o negras y fíjate que no es así. Uno que ya viene con años de tener la cabeza más abierta, a que las cosas se pueden hacer de otra manera. Acá falta mucho aprender; en ese sentido, creo que me alineo más con los nuevos chilenos, esos que vienen de afuera y están generando problemáticas muy importantes. Me alineo mucho con todas las colonias migrantes. Es ahí donde se genera la dualidad: Soy Mariel la de aquí y la que no es de aquí también. Creo que tengo una raíz fuerte con la música del norte y del sur de Chile. Mi música, es de una chilena que tiene una sensibilidad que mira al mundo y que recorre.

¿Qué se siente ser parte de un mega evento como lo es la Cumbre?

Es entretenido, es un festival en donde represento a las mujeres. Yo estoy celebrando estar ahí. Estoy pensando cómo resumir, en 20 minutos, lo mejor de mí. Con lo que cuesta mediatizarse con un proyecto independiente, espacios como estos son importantes.

¿Algún artista que les llame la atención en la edición de este año?

Me gustaría ver a la Javi con Ángel Parra; también quiero ver a Cecilia, quien es, para mí, la mejor interprete que hemos tenido. Me parece bello que haga una presentación a esta altura de su vida. Quiero ver al Portavoz y al Rulo, que yo lo quiero harto.

Mariel, para ir finalizando te agradecemos tu tiempo para conversar con nosotros en Parlante.cl. Cuéntanos, ¿cómo se viene el 2018 para Mariel Mariel?

Se viene el nuevo disco que estoy haciendo, más viajes que estoy armando. En estos momentos, estoy en un plano más gitano y no planeo mucho por años. Espero que la gente aprenda a perderle el miedo al bailoteo loco; creo que mi música se conecta bastante con eso, con conocer nuestro cuerpo, con valorarlo, respetarlo y liberarlo. Creo que este año será otro año importante para las mujeres que estamos hablando, pensando, analizando y haciendo círculos de protección entre nosotras. Hay que estar alerta porque, no porque se estén hablando de estas cosas, van a dejar de suceder. Siente que se viene otro año de agitación para nosotras y ahí voy a estar.

A partir de las 14:10 hrs el escenario Gato Alquinta se llenará de ritmo y color con la presentación de Mariel Mariel. En esta instancia, todos los presentes podrán disfrutar de lo mejor del “flow latino” que viene cultivando esta particular artista, quien espera que este 2018 siga aumentando su tribuna, que la tiene ya instalada en el país que la vio nacer.

null

Aún quedan entradas a la venta a través de la plataforma Ticketek. Los niños menores de 11 años no pagan, siempre y cuando estén acompañados por un adulto responsable.

X