Por Sebastián Allende.

Con 30 años de vida, Sexual Democracia es una de esas bandas que ya se encuentran instaladas en el subconsciente colectivo nacional. Dueños de una original propuesta musical que se caracteriza por entregar mordaces y chistosas letras, los valdivianos realizarán la única presentación de este año en Santiago (antes de comenzar su gira por regiones) este viernes 3 de noviembre.

Conversamos telefónicamente con su carismático líder y vocalista, Miguel Barriga, sobre lo que tienen preparado para esta fecha especial en la capital, los recuerdos de sus inicios en la música, del Chile de ayer y de hoy. A continuación, te invitamos a revisar la siguiente entrevista.

Miguel, muchas gracias por contestar nuestro llamado. Nos gustaría comenzar esta entrevista recordando un poco lo que fueron tus inicios. ¿Recuerdas cuándo comenzó tu interés por la música?

Tengo la suerte de ser Barriga Parra, por lo tanto, por el lado materno de mi familia hay mucha música. Hay muchos Parra en Quirihue. Tanto en la Familia, como en el colegio siempre estuve rodeado de música, harto folclor. Por el lado Barriga, eran bastante comediantes, extrovertidos, ahí se dio la mezcla que soy ahora. Además, tuve la suerte de ser cantor, en los pueblos chicos son quienes cantan en las trillas, en los funerales y en distintos lugares. Como no hay radio en el campo, tú tienes que estar cantando todo el día y mis tíos me alentaban. Yo cantaba todo, cuando se me acababa el repertorio cantaba hasta los anuncios de la radio.

Dentro de todo lo que te ha inyectado tu familia, ¿hay alguna influencia que te haya marcado para meterte de forma más seria en lo que es la música?

Todo me influenció. Mi profesor me alentaba mucho a meterme en este arte. Los festivales de la ciudad, de las localidades aledañas, siempre me he sentido apoyado por el pueblo. Para mí, era normal ser famoso y ser artista en todos los ámbitos. Me nutría de todo; de los grupos de la iglesia, de absolutamente todo. Tenía amigos que eran adelantados y escuchaban Kiss, Queen y Led Zeppelin, así me nutría con un poco de eso. Esto fue una base super buena, que ayudó a llevarme muy bien una vez que me instalé a estudiar en Valdivia (que era una ciudad notoriamente cultural) cuando llegué con mis partes folclóricas: me recibieron super bien.

¿A qué se debe el nombre de “Sexual Democracia”?

Me gustaba mucho un café concert que hizo Coco Legrand que se llamaba “Con la camiseta puesta” y después otro que se llamaba “No voten por mí”: me gustaba la onda de esos nombres. El nombre “Sexual Democracia” nace en un paro que viví en la Universidad Austral, que partió bien combativo y que, con el tiempo, se fue chacreando: había perdido todo el sentido. En una actividad, yo fui a tocar algunos temas y, como se me acababa el repertorio, rellenaba con un café concert. De ahí se me ocurrió, como pegaba harto el rock latino y bandas como Los Prisioneros o Valija Democrática (que tenían ese tipo de nombres que pegaban, que llamaban la atención), que yo podría mezclar los dos mundos y le puse “Sexual Democracia”. Sería como que ahora le pusiéramos a una banda los CAE. Durante los años que partimos sonaba harto la democracia y el sexo era pedirlo.

Poseen más de 14 discos editados, destacando verdaderos clásicos como “Buscando chilenos 1″, del cual vendieron más de 100.000 copias y “Buscando chilenos 2”. ¿Qué recuerdos guardan de esos primeros años de carrera?

Eso fue fruto del trabajo y de mostrar una propuesta totalmente distinta a la de otros. En el año 88’ el rock latino chileno había pasado de moda y la sobre propuesta del mismo tipo de producto había producido este bajón. Cuando aparecemos con esta mezcla y parodia con chistes llamó harto la atención, ya que era super abierto y super variado, hizo que la gente se riera mucho y compartiera este material. El pasar de cassette a cassette, provocaba que la gente comprara mucho nuestra música. Era bastante normal la venta de esa cantidad, pues en las tocatas vendíamos mucho.

Miguel, tus letras siempre se han caracterizado por utilizar la ironía y el humor para hacer una crítica de la sociedad chilena. ¿Crees que han cambiado las cosas en estos 30 años? ¿Hay alguna temática que no hayas tocado y que te gustaría abordar en alguna nueva canción?

Son tantas las temáticas que abordo en los distintos discos, que deben ser acortadas para que puedan caer en una canción. Por eso he abortado todas las letras que tengo en obras de teatro, donde tengo mayor espacio para dar mi opinión. He realizado distintas obras de teatro; por darte un ejemplo, con temáticas del lado sentimental, sobre el trabajo, etc. Una nueva temática que he abordado recientemente en música es la discriminación; incluso, hablo de la discriminación de los mutantes, que sea clonado, que venga de la luna: el ser humano va a buscar todo lo posible por discriminar algo.

Me gustaría conocer tu opinión sobre algunas temáticas nacionales: ¿Qué opinas sobre las luchas sociales de las que se habla en estos días, como “educación gratuita y de calidad”, “mejorar la calidad de la salud” y “No más AFP” por nombrar algunas?

Antes, el proceso que llevaba el cantor para grabar algo no era instantáneo. Si querías grabar algo pasabas casi 5 años y, durante ese tiempo, podría cambiar la situación que querías denunciar con tu canto. Ahora la demanda de la gente es instantánea a través de los memes, de Twitter y no es necesario esperar una canción: todos opinan. Me encanta esta época. Lo que si encuentro que falta artísticamente es el sentimiento del miedo. Valoro mucho a mis colegas que se la jugaron durante los años difíciles, porque decían algo con responsabilidad y sabían que se podía venir difícil. Ahora, como que se puede tirar algo al voleo; por ejemplo, se puede decir “Marihuana libre” y falta cachar qué pasa ahí, falta investigación de campo. Yo prefiero que en los mensajes se haga una investigación de campo y después tomar eso para hacer una arista artística. Eso, ahora, lo hago con el teatro.

No puedo dejar de preguntarte por las elecciones presidenciales de este año: ¿Cómo ves la participación de los jóvenes, sobre todo en política, considerando que lideras esta banda que se encuentra tan relacionada con la transición política de los años noventa? ¿Qué opinas de los actuales candidatos políticos que tenemos?

Al interior de la banda he tenido bastantes integrantes, muy buenos músicos que sólo se preocupan de la música; pero de las letras sólo me he preocupado yo, el mensaje político lo he visto yo. Por nombrarte algo, si te das cuenta, el próximo año se van a cumplir 30 años de Sexual Democracia y también 30 años del regreso de la democracia. Hay muchos que no lo valoran, mientras hay una generación que tuvo que pagar mucho por eso. Ahora van a tener educación gratis y nosotros comenzamos la lucha para que pudieran lograr esto. Este juego por la democracia significa respetar al otro, por eso están llegando muchos inmigrantes, porque acá respetamos a la gente. Existe ahora un respeto por la vida, hace 40 años no existía respeto por la vida y es esa la reflexión que no hace el chico de ahora; solo dice “el candidato que hay ahora es penca” y no vota. Ahora, se puede postular sus propios candidatos, elegirlos; a nosotros nos costó harto, tuvimos senadores designados pencas, imagínate que hasta Pinochet fue senador designado. Yo nunca fui de derecha, soy de centro izquierda, encuentro que ser alguien de derecha sin plata es picante, ya que son los únicos que tienen derecho y les da lo mismo ser “güiñas”.

Siguiendo con los recuerdos, ¿cómo ves al Chile de hoy en comparación con el Chile en que se formó Sexual Democracia durante los 80’s?

Ahora es un Chile impensable. Chile es un país bastante entretenido y loco, en donde, yo no sé cómo, la gente saca para pagar las entradas a los recitales de 200 mil pesos, esos que yo sólo veo por YouTube. Esos shows acá se llenan y yo, por 12 lucas, tengo que llamar a cada uno de los hueones. Es un país que se encuentra compensado para un lado, pero descompensado para otro. En las obras de teatro yo lo analizo harto.

Volviendo a lo musical, ¿qué sientes cuando son señalados como pioneros en fusionar el rock pop con distintos estilos como la pachanga y el tropical, sonidos que actualmente se encuentran dentro de los más populares en nuestro país?

En Valdivia me llamó harto la atención la multiculturalidad. Cuando partimos, todos los músicos se acompañaban sin importar los estilos ni dónde tocaban y les daba lo mismo. A partir de eso, nosotros somos una banda totalmente desprejuiciada, que logra abrir las ventanas en donde otros no se atreven por simple prejuicio. Por darte un ejemplo, “Macondo” fue grabada el 93’ y recién se pudo empezar a tocar en el año 98’ con las radios tropicales, todo eso por el prejuicio que existía por el sonido. Siempre ha sido super difícil identificar a una banda que toca de todo.

Ya poseen cerca de 30 años de carrera, siempre con tu figura liderando a la banda. ¿Cuál sería el mejor y el peor recuerdo en estas tres décadas de historia?

El mejor recuerdo es la participación en la primera Cumbre del Rock chileno, ya que fue un rito de sobrevivencia con harto cariño. No estábamos invitados, pero llegamos ahí y con mucha energía. Ese final, cuando grito: “¡Viva el Rock Chileno y la Conchetumadre!” me salió del alma. El peor recuerdo han sido las humillaciones radiales, cuando necesitábamos un apoyo y no lo entregaban. Varios integrantes de la banda se fueron por plata. Cuando fuimos a pedir difusión, íbamos para allá y no nos tocaban. Ahora, tenemos todo un Canal de YouTube para mostrar nuestros temas, por lo tanto, ya no los necesitamos.

Este año estuvieron presente en la celebración de los 10 años de la Cumbre del Rock chileno. ¿Sienten como un reconocimiento el haber estado presente en un evento como este? ¿Qué recuerdos guardan de esa presentación?

Me sentí super a gusto, de la casa. Me hubiera gustado un horario más tarde, ya que fue super rápido. Fue como una “cachita de amantes”, bien a la rápida. Tocamos temas al callo. Yo creo que será una de las últimas cumbres en las que tocaremos ya que, con los 30 años que tenemos, siento que nos merecemos un espacio de avanzada.

Hablando un poco de tu carrera solista, has editado 7 discos y 3 DVD, además de haber protagonizado películas de cine y actuar en obras de teatro, café concert y stand up comedy. ¿Qué es lo que te llevó a seguir este camino distinto a la banda? Dentro de todas estas cosas, ¿qué es lo que más te gusta hacer además de la música?

Siempre he sido artista, yo nací artista: es un don maravilloso con el cual trato de hacer arte con todo lo que me encuentre. Al principio yo tocaba 10 canciones y contaba chistes; ahora, con la banda hablo lo menos posible, canto todo y, gracias a la tecnología, he logrado dividir estos dos mundos. El teatro es otra forma racional de decir las cosas con sketch, con rutinas, alternando con otros actores. Esto me gusta mucho y lo disfruto harto: son distintos momentos de mi vida que disfruto mucho.

Volviendo a Sexual Democracia, ¿qué tienen planeado para el próximo show del 3 de noviembre en Espacio Belloni?

El show de este viernes es el comienzo de la próxima temporada. Buscando el concepto, es el de “stayin alaiv” así, como suena en chileno, “sobreviviendo”. Ahora quiero disfrutar a la banda con la que estoy tocando. La primera parte del show es como un café concert, con canciones chistosas, con música; después, viene la parte pachanga y un intermedio para que compren cd’s y dvd’s; para terminar, viene la parte rockera. Tienen que prepararse para más de 2 horas: para Sexual Democracia es más fácil hacer un show largo que uno corto. Van a ver una banda madura y con muy buena forma en vivo. Lo único que falta es que nos conozcan los más pendex, incluso propuse que para el show de mañana pusiéramos una guardería (risas).

Miguel, para terminar y agradeciéndote tu tiempo, nos gustaría saber: ¿Qué otros movimientos tienen preparados para este año? ¿Cuándo tendremos en nuestras manos nueva música de Sexual Democracia?

Para la gran celebración de los 30 años nos vamos a ir con todo. Hacer un super evento en un recinto grande en donde vamos a poner todas las ganas. Vamos a preparar un disco resumen, tengo ideas para un documental, crear temas nuevos: se viene muchas cosas para próximamente. Vamos a visitar varias ciudades después de este show, pero yo soy de la idea de “donde llaman Boys” (risas).

Sexual Democracia se presentará este viernes 3 de noviembre, a partir de las 22:00 hrs, en Espacio Belloni, Ernesto Pinto Lagarrigue 179, barrio Bellavista. Entradas por Atrapalo.cl. Cupos limitados.

X