Por Francisco Aguilar A.
Pauta por Bernardita Ponce.

Yael Meyer Barbarach, empezó a tocar piano a los 5 años, escribir canciones a los 8 y tocar guitarra a los 13. Al terminar el colegio, partió a Boston a estudiar música y tiene su propio sello, KLI Records. Ha lanzado 3 discos y el primero de ellos fue reconocido como uno de los 50 mejores del año por la revista Rolling Stone. Sus canciones han sido parte de la banda sonora de películas chilenas y series norteamericanas.

Para saber sus impresiones sobre ser parte de la Cumbre del Rock Chileno + 2018, conocer más de su historia y de lo que tiene preparado para este 2018, conversamos telefónicamente con la artista, en la siguiente entrevista que pueden revisar a continuación:

Yael, gracias por tu tiempo. Para comenzar esta entrevista, nos gustaría que nos contaras ¿Cómo nació tu interés por la música?

Partí en la música cuando tenía 5 años, por una decisión de mis padres, empecé a estudiar piano en la escuela moderna de música y después muchos años más con diferentes profesores. Como a los 8 años empecé a componer mis canciones y a los 13 logré cambiarme del piano a la guitarra. Ahí participe en distintos festivales interescolares, ganando varios y estando así en hartos escenarios, para poder así identificarme a mí misma en el rol de músico. Cuando estaba en tercero medio, decidí que me quería dedicar a la música de forma profesional y postulé a una beca para estudiar música y partí a Estados Unidos cuando salí del colegio. Estudie 3 años y medio en Boston y después volví a Chile, lanzando mi primer disco, produciéndolo y haciendo yo misma la ingeniería, es decir, hice el disco entero. Después me volví a Estados Unidos a probar suerte.

Hablemos de tu primer disco Common Ground, ¿Cómo fue el proceso de componer tu primer larga producción?

Ese disco partió con una canción que era un proyecto para una clase que tenía que hacer, la idea era componer y producir un tema. Me gusto como estaba quedando y lo hice en parte para probarme a mí misma que podía producir un disco. Después decidí seguir y ocupar esta oportunidad de compartir con toda esta gente de todas partes del mundo, que se iba a acabar pronto, ya que todos volveríamos a nuestro lugar de origen y seguiríamos con nuestras vidas. Además, recopilar esta experiencia de colaboración tan diversa. Partió con esa idea y me fui motivando a medida que hacia el disco, con varias colaboraciones de amigos y artistas que después se dedicaron a sus propios proyectos y otras composiciones mías.

En 2011, lanzaste tu segundo disco Everything Will Be Alright y el primero bajo tu propio sello KLI Records. ¿Cómo fue esa experiencia?

En verdad todos los discos los he editado yo sola, bajo mi propio sello, pero este no tenía un nombre. Yo ejecutaba todas las labores, la promoción, producción, distribución, todo. Entonces surgió de forma bien orgánica, al decir que es algo que yo ya estoy haciendo, lo lógico era establecerlo como algo más concreto, ponerle un nombre y echarlo a andar.

Ese disco tuvo un excelente recibimiento y fue parte de bandas sonoras de películas chilenas y series de Estados Unidos. ¿Cómo se dio este proceso?

Eso fue parte de las labores del sello discográfico, el buscar oportunidades de comercialización de la música y fue una decisión consciente de querer que mi música estuviera en esos espacios por un tema de generar las utilidades y los ingresos que necesitaba para poder haciendo música y ganarme la vida. También para poder difundir mi música a más lugares en el mundo, me pareció que la televisión y el cine eran avenidas súper potentes y lindas para poder llegar a lugares que de otra forma no hubiese podido.

El 2014 publicaste tu tercer álbum, el primero con un sencillo en español. ¿Por qué decidiste empezar a escribir y cantar en español?

La verdad es que mucha gente, por muchos años, me preguntaba ¿cuándo en español? y yo siempre decía que el español era mucho más difícil de escribir y no quería forzar nada al componer. Cada canción es como un ser y tiene una identidad. Si la canción nace en español, será en español y si es en inglés, lo mismo. Esta nació en español, no fue forzado, no fue algo que yo dijese que iba a hacer. Escribí un poema hace muchos años, antes de mi primer disco y al trabajar en este disco me encontré con él, lo vi y comencé a cantarlo, sentí que era un lindo aporte y una introducción a otro espacio que no había tenido la oportunidad de compartir pero que si quería expandir en mi repertorio.

¿Cuáles son tus referentes musicales?

Tengo muchos referentes, en cada disco son distintos, así como una va creciendo, se va nutriendo de diferentes cosas. Al hablar de este momento, puedo mencionar a Florence and the Machine, Arcade Fire, Imagine Dragons, Sigur Rós, Natalia Lafourcade. Mis influencias son variadas y diversas.

El año que recién termino recibiste el premio Presidente de la República, ¿Qué significo para ti ese reconocimiento?

Los reconocimientos siempre son difíciles de cuantificar, porque primero es muy lindo que reconozcan tu trabajo y esfuerzo, pero por otro lado, uno trabaja muy duro, pero no por el reconocimiento, sino por el amor y la pasión de hacerlo. Por un lado es maravilloso y lo agradezco y significa mucho para mí, pero por otro, no me gusta basarme mucho en ese tipo de cosas, porque siento que uno debe hacer la pega igual.

Hablemos un poco de los festivales en los que has podido participar. El año 2012 fuiste parte de Lollapalooza Chile. ¿Qué te pareció esa experiencia?

A mí me encanta tocar en festivales, es una de mis cosas favoritas de hacer, me encanta compartir con otros músicos, la vida en el backstage con personas que uno no tendría la oportunidad de compartir en un ambiente tan rico, que no se da mucho. Esa sociabilización y colaboración de espacios con otras personas de la industria. Me encanta esa parte y en cuanto al público, es siempre rico un espacio que reúna a gente tan diversa. Es linda la oportunidad de compartir tu música con tus fans y gente que no lo es, y que ojalá que a los que no te conocen, les guste lo que haces.

¿Alguna anécdota del show en Lollapalooza Chile?

De Lollapalooza lo que más me gusta es que es un show familiar, la gente va con sus niños. Es rica esa experiencia de estar tocando y ver desde el escenario personas de todas las edades. Chiquititos bailando en los hombros de los papás, hasta gente más mayor y todo lo que pasa entre medio, donde la música trasciende el rango etario.

¿Estás escuchando algo en este minuto, alguna recomendación que pudieses darnos?

Escucho bien poca música, como placer, escucho poco. Hay muy pocas bandas que me lleguen al corazón y me muevan. La verdad es que la mayor parte del tiempo que escucho música es por trabajo, por buscar referencias y por el sello. Al escuchar algo, tiendo a disectar todo, analizar cada instrumento y cada parte, es una pega mental, me cuesta escucharla tranquila. Entonces prefiero el silencio.

Estas invitada a la Cumbre del Rock Chileno +, una de las vitrinas más importantes de la música nacional. ¿Qué significa para ti ser parte de esta edición?

Me emociona. Me encanta ser parte de este encuentro de grandes artistas y músicos chilenos en un mismo espacio. Es una instancia súper linda, rica y poderosa. Feliz y honrada de ser parte de esto.

¿Qué te parece la parrilla programática de este año? ¿Algún show que quieras ver?

Quiero tratar de ver lo máximo posible, de todo. No se cuánto rato me pueda quedar, pero me encanta ver lo que están haciendo otros músicos. Quiero ver a María Colores, somos bastante amigas y quiero estar apoyándola y a las demás mujeres que van a estar exponiendo su arte porque no somos muchas, sin desmerecer a los machos, que hacen una gran labor.

Sobre tu presentación, ¿qué tienes preparado?

Voy a estar compartiendo un adelanto de lo que va a ser mi próximo EP en español, vamos a tocar 2 canciones nuevas en español y vamos a tocar una canción nueva en inglés que es de mi próximo disco.

Al hablar de la música chilena, ¿tienes alguna visión del estado de ésta por estos días?

La industria está creciendo mucho, yo que soy parte del gremio independiente y que me muevo entre lo independiente y el mundo más “mayor”, ya que tengo relación con sellos y editoriales, me doy cuenta que la industria ha crecido ene estos últimos cuatro años, a raíz de un gran esfuerzo que está haciendo IMI Chile, el Consejo de Cultura, Pro Chile, varias áreas del ministerio y parte del lado independiente de la industria musical, por desarrollar el género en Chile, lo que da mucho espacio a nuevas bandas, para que surjan y tengan espacio. Así que mi visión es que la música chilena está creciendo, falta mucho por hacer, pero vamos por buen camino y lo que me gustaría ver más, es más unión entre los músicos chilenos, más instancias de compartir, y de crear lazos de colaboración. Menos competencia y más colaboración.

Al analizar el uso de la tecnología para la creación y distribución de la música, ¿Cual es tu opinión al respecto?

En la creación, cada uno puede hacer lo que quiera, lo que lo haga feliz y le salga del corazón, que lo inspire. Puedes usar lo que te interese, si quieres usar máquinas, vamos, si quieres usar instrumentos, vamos. Si quieres mezclar ambas, adelante. En la creación deben haber pocas reglas, ahí es donde está la innovación, donde cada uno usa los instrumentos de forma diversa, de forma única, para que cada música tenga su propia sonoridad y su propia identidad y hace lindo el proceso de creación y compartir. En cuanto a la difusión, las redes sociales y el mundo digital, ha ampliado muchísimo el rango de poder difundir y distribuir música para cualquier persona, siendo posible que cualquier artista, en cualquier etapa de su desarrollo como artista, pueda usar estas redes que antes no existían para llegar a distintas partes del mundo, lo que me parece súper bueno, lindo y potente. Creo que lo único que falta, y mucho, es que las plataformas de streaming, que dicen ser el futuro, pero son el presente, estén hechas para los creadores de música, no solo para los dueños de la plataforma, que son los que ganan plata. La legislación avanza mucho más lento que la tecnología y el modelo de negocio esta creado para los desarrolladores y dueños de la tecnología, no para los músicos. Esa balanza debe cambiar, para que los artistas podamos seguir creando.

Durante toda nuestra conversación, el concepto de música ha estado presente. Si pudieras definir lo que te produce ésta, en una palabra, ¿cuál sería esa?

Despertar y transformarse.

Para finalizar la entrevista, nos gustaría que nos contaras, ¿qué planes tienes preparado para el resto del año?

Uf, muchos. Yo creo que lo más importante es compartir este nuevo EP en español que creo lo lanzaré con diferentes singles, antes de lanzar el EP como tal. Posteriormente introducir el disco que tengo preparado para fines de este año o quizá principios del 2019. Empezar a compartir la nueva música que he estado gestando los 2 últimos años de mi vida, que ha sido un proceso súper fuerte y la música ha sido un aliado muy importante en este proceso. Creo que han salido canciones muy lindas y de las cuales estoy muy orgullosa y que quiero empezar a compartir con la gente y que ojalá les guste, se conecten y formen parte de su vida, también.

A partir de las 13:30 hrs, el escenario Gato Alquinta, será testigo de la presentación de Yael Meyer, la que presentará parte de su nuevo trabajo, mezclado con lo más relevante de sus anteriores producciones.

null

Aún quedan entradas a la venta a través de la plataforma Ticketek. Los niños menores de 11 años no pagan, siempre y cuando estén acompañados por un adulto responsable.

X