Cristóbal Briceño en Bar El Clan: Mil caras
7 de junio 2017.

Por Gabriela León.
Fotografías por Agustín León.

Cristóbal Briceño, vocalista de las bandas nacionales Ases Falsos, Los Mil Jinetes, Las Chaquetas Amarillas, Fother Muckers, entre otras, se presentó ayer en un repleto Bar El Clan. Uno de sus lugares favoritos y, como ya ha indicado, donde se siente cómodo de volver a tocar una vez más.

El show comenzó a eso de las 23:30 en una de las noches más heladas en lo que va de este año, pero los que estuvimos allí, podemos asegurar que Cristóbal nos brindó un show cálido que amenizó el ambiente de esa fría noche. Una velada donde, sin más que su guitarra, Squier Telecaster, y con una de las mejores voces de las bandas nacionales en la actualidad, nos cautivó con temas de todas sus bandas y hasta covers de canciones bien romanticonas, un poco “cebollas” incluso, pero que calan hasta los huesos.

Briceño desde el año 2014 nos viene presentando esta carrera en solitario. Con tres discos bajo el brazo, Amigo de Lo Ajeno, Deja un Rato Piola y, el más reciente, Cuerpo a Cuerpo.

El inicio de este show estuvo dado por la recitación del poema “Reír Llorando” del poeta Juan de Dios Peza, inspirado en el actor y dramaturgo británico David Garrick. Cristóbal Briceño nos entregó un momento único, en donde sus dotes en el arte de la oratoria salieron a flote, dejando entrar un silencio que se apoderó del Bar El Clan, en donde todos muy atentos, escucharon lo que Briceño nos quería relatar.

Luego de la declamación de este poema, comenzaron los acordes de “Plácidamente”, canción de su grupo más conocido, Ases Falsos, y que daría el inicio a lo que serían casi dos horas de canciones de un repertorio impredecible, lleno de sorpresas. Entre ellas, canciones que podrían estar en el próximo disco de Ases Falsos, pues como ayer se nos confidenció, ya están los planes para comenzar este año con la grabación de su nuevo material previa selección de canciones. Una de estas canciones inéditas se llama “El viento soplará”, la que no fue escogida para el próximo disco de los Ases Falsos. Es un tema llamativo dentro de su simpleza y su ritmo, pero cargado de sentimientos junto a una letra que, sin duda, será unos de los singles cuando vea la luz en algún trabajo discográfico de Briceño.

La noche siguió con canciones de Los Mil Jinetes, Las Chaquetas Amarillas y su proyecto solista, en su mayoría. “Cuando nuestras mentes”, “Tengo que cuidarme”, “Parte de mí”, “Fuera de mi vista”, “Boleto de bus”, fueron canciones que ayer todos disfrutamos, la mayoría con una copa de vino en la mano, escuchando a uno de los artistas más influyentes de la escena actual. Briceño ayer se notó tranquilo, contento, tuvo tiempo para contarnos historias y para escuchar a su público. Con la calma y su humor que lo caracteriza, ayer fue una velada para recordar y, sin duda, para repetir.

Hubo tiempo también, para cantar covers noventeros, como “A medio vivir” de Ricky Martin, “Si te pudiera mentir” de Marco Antonio Solís y “Daría cualquier cosa” de Chayanne. Temas que ayer nos demostraron que no importa quién las cante. Son canciones que en su núcleo son hermosas y que pueden ser cantadas por el ídolo noventero de la época o por un chico de zapatillas, chaleco y chaqueta de jeans en un bar de Santiago.

Ayer Briceño nos demostró sus miles de caras, sus miles de canciones que nos podría cantar toda la noche. También nos demostró que no importa el lugar, la temperatura, el día ni la hora. Siempre habrá tiempo para escuchar un poquito de tu música, Cristóbal y ayer el público del Bar El Clan lo demostró.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario