Deicide en Chile: Un pacto inexorable con sus fanáticos
Blondie, 18 de agosto 2017.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Victor Santibañez.

El escenario estaba armado con esa sensación mortecina de un espacio que estaría dedicado a la atracción heterogénea de un espectáculo visceral. El inicio estaba proyectado para las nueve de la noche, sin embargo, todo comenzó con cinco minutos de antelación. Los norteamericanos no se hicieron esperar y en cuanto los cables estuvieron conectados, se dio inicio a la entrega del más puro sonido musical del Death Metal de la mano de Deicide, quienes deleitaron a los presentes con una muestra categórica y completa de su larga trayectoria musical.

La Blondie, espacio donde se llevó a cabo este concierto, ya estaba con su máxima capacidad una hora antes de que empezara el show estelar. La razón de este suceso la marcaron los teloneros Recrucide, banda nacional que, en media hora, nos entregó la primera gran dosis del metal más duro y polémico. Ad portas de la presentación de su nuevo disco The Cycle y recorriendo sus grandes temas en sus más de 20 años de carrera ininterrumpida, la agrupación fue ovacionada tras cada tema interpretado.

Deicide, el plato de fondo, dejó todo en el escenario y cumplió como correspondía. Su fiel fanaticada gritaba y aplaudía con fervor inusitado cada canción, las que variaban entre clásicos de su época de máximo esplendor como “Oblivious to Evil” y “Trifixion” e incorporando, además, canciones de su última etapa tales como la aplaudida “In the Minds of Evil” de su disco homónimo del 2013.

La voz gutural de su siempre controversial frontman, Glen Benton, acompañado de su compañero de vida, Steve Asheim, son la cara visible de esta agrupación cuyos inicios datan de hace 30 años atrás. Pese a los cambios continuos desde que los hermanos Hoffman partieron, las guitarras no han parado de sonar y las letras anticristianas aludiendo a la proximidad innegable de lo que provoca la devoción por el inframundo, resuenan con desagrado entre los más puristas, pero causan pleitesía supraterrenal entre quienes los tienen posicionados en el pedestal más alto del Heavy Metal junto a otros grandes representantes como Cannibal Corpse.

Los brazos en alto, el meñique y el índice invocando en dirección al escenario, chaquetas de mezclilla, de cuero, con parches alusivos a otras bandas de la legión metalera. El crudo y extasiado vaivén de las largas cabelleras onduladas, moviéndose hacia adelante y hacia atrás. Todo parecía un anacrónico despertar. Era la esencia noventera la que apareció en el lugar. Esa de los cassettes grabados, de las poleras negras, de los audífonos ensordecedores. Deicide vino a hacer lo suyo y terminó siendo todo eso que se esperaba.

Más importante aún, que rendir tributo a deidades del inframundo o trazar críticas enceguecidas antirreligiosas, Deicide vino a Chile a dejar en claro que su pacto más estrecho en con los cientos de fanáticos, quienes adoran fervorosamente su calidad musical.

Setlist:
Scars Of The Crucifix
When Satan Rules The World
In The Minds Of Evil
They Are The Children Of The Underworld
Death To Jesus
Oblivious To Evil
Trifixion
Mephistopheles
Serpents Of The Light
Blame It On God
Dead But Dreaming
Once Upon The Cross
Kill The Christian
Deicide
Sacrifical Suicidal
Homage For Satan
Dead By Dawn

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE RECRUCIDE PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE DEICIDE PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario