Dios Salve a la Reina en Teatro Caupolicán: Mucho más que un tributo
27 de abril 2018.

Por Guillermo Ziem.
Fotografías por Agustìn León.

El pasado viernes se vivió en el Caupolicán una fecha memorable, Dios Salve a la Reina, los rosarinos que encarnan hace ya 20 años al grupo británico Queen vinieron a traernos un espectáculo que no pertenece a una fecha determinada, pero con contenido conocido, vigente y vivo. Hablar de una banda tributo que ocupa un escenario, entre las esferas más herméticas de músicos, suena a algo sin mucho valor, considerado como un tabu, pero hay que hilar más fino para comprender qué ha llevado a esta agrupación a transformarse en un fenómeno mundial que arrastra multitudes de fanáticos.

Dios Salve a la Reina nace en Argentina en 1998 cuando sus integrantes Pablo Padin en la voz, Francisco Calgaro en la guitarra, Matías Albornoz en la batería y Ezequiel Tibaldo en el bajo, se unieron para simplemente hacer música. Inicialmente la banda la formó Tibaldo, quien reclutó gente con gustos en común para hacer material propio y entretenerse en ello y, luego, se le unió la dupla Padin y Albornoz, pero el sello de la marca fue la incorporación definitiva de Calgaro.

Sin embargo, la magia aun no sucedía. Entre el material que mostraban en sus primeras presentaciones, se destacaba la manera que tenían para interpretar los cover de Queen que eran parte del show. Tal fue el impacto que la banda comenzó a profesionalizar su sonido, pero les faltaba el ingrediente más evidente: emular la imagen del cuarteto original. Ya Pablo Padin, por naturaleza, se parecía a Freddie Mercury y los demás integrantes comenzaron a mimetizarse con sus respectivos alter ego, lo que los llevó a ganar algunos concursos televisivos, ganando un premio que incluía mostrarse en un club en Inglaterra, factor que fue decisivo para internacionalizar su espectáculo con una gran recepción por parte del público británico. Comenzó, entonces, la representación viva de los espectáculos de Queen como una apertura dimensional que nos lleva a algún momento pasado del tiempo.

Hoy, 2018, con 20 años de trayectoria y siendo la banda tributo a Queen más reconocida a nivel planetario, no nos podríamos referir a Dios Salve a la Reina como un grupo de covers, sería un error gigantesco y una falta de respeto a los artistas. Consideraremos a Dios Salve a la Reina como un todo, un espectáculo artístico en vivo del más alto nivel además de ser la única posibilidad que tenemos, en la actualidad, de poder experimentar lo que pudo ser ver un show de Queen en vivo, con Freddie, y sentir lo que miles sintieron en los 70s y 80s. Hoy, a 27 años de la partida del gran Freddie Mercury, quien nos dejó un legado musical incalculable que solo algunos pocos pueden atreverse a presentar, Dios Salve son los encargados de revivir esa magia para el público.

Nuestro Teatro Caupolicán, escenario de varios de los mejores del espectáculos, nuevamente se engalanó para presentar a los argeninos: el teatro se llenó ordenadamente con una amplia variedad de edades entre los asistentes, quienes más tarde, expectantes, con las palmas llamaban a los artistas, los que no se hicieron esperar. La magia estaba latente y el paso de la luz a la oscuridad del recinto fue la llave de ingreso a lo que nos convocaba. La banda comenzó el espectáculo con un gran tema, “One Vision del disco A kind of Magic” de 1985 y pegado a él, vino el ritmo pegadizo de “Tie Your Mother Down” del disco a Day at The Races de 1976. Ya demostrada la energía, el show fluye como cualquiera de los que realizó Queen en los años 80s. Viene a la luz un clásico para los fans, “In The Lap of the Gods (revisited)”, para luego volver a la época de oro en los 80s “A Kind of Magic”, del álbum del mismo nombre nos hace recordar las imágenes del Magic Tour de 1985 de los británicos en pleno, pero lo que vimos es una buena representación de los mismos.

El show continua con un tema que poco se mostró en vivo por los originales, “Spread Your Wings” del álbum News of the World del año 1978, con una sólida interpretación vocal de Padin, la que continua en su propia versión del solo vocal de Mercury en el Live at Wembley 86, los 2 minutos más recordados del rock. “Under Pressure” fue el tema que continuó con el espectáculo, cercano y único en un estilo prestado, Padin se empodera de su representación, sin perder pisada de lo que Mercury habría hecho en ese momento. “Another One Bites the Dust” del disco The Game de 1980 fue otra interpretación genial. El show ahora va hacia 1985 y “Who Wants to Live Forever”, llegó a nuestros oídos en una sentida interpretación del cuarteto rosarino. Así, la emoción del momento no cede y ellos tampoco: Francisco Calgaro subió solo al escenario acompañado de su guitarra y comenzó la reconocida melodía del más grande clásico de amor de Queen, “Love of my Life” del álbum A Night at The Opera del año 1975, con el siguiente, continuaron en la etapa del art-rock tan clásico de Queen, ahora con otra rareza poco mostrada, “You Take my Breath Away”, para luego mostrar el gran tema “Somebody to Love”, ambos del disco A Day At The Races de 1976.

El momento es ahora para Calgaro, quien acompañado del equipamiento oficial usado por Brian May, se encargó de representarlo con un talento propio, único y fusionado al de nuestro héroe en un solo de guitarra que solo la mente del británico pudo dar la mecha para encenderla. Luego de esa muestra fue el momento de “Hammer to Fall” y “I Want to Break Free”, ambas del álbum The Works en una impresionante versión, muy enérgica, la banda demuestra lo que sabe hacer. En ese momento en que se pensó que nada nos sorprendería, los rosarinos nos presentan un tema que nunca formó parte de un show de Queen mientras Mercury estuvo con nosotros, se trata de “You Dont Fool Me”, del disco Made in Heaven de 1995, material que el frontman dejo grabado como herencia futura para la banda. Si bien todo el show es un clásico, aquí fue donde se destacaron más unos que otros temas.

Los sintetizadores se apoderaron de la interpretación de “Radio Gaga”, luego “Crazy Litle Thing Called Love” del disco The Game de 1980 para luego poner la guinda en la torta con el tema de todos los tiempos, el que vio nacer el video clip, aquel tema incomprendido y que en su grabación solo Freddie sabía cómo sonaba en sus pensamientos y que dio tanto sentido a varias generaciones de fanáticos del rock, “Bohemian Rhapsody”. Nada que decir, una interpretación magistral. Si pensamos que ya habíamos visto todo, aún nos quedaba show y, como dijo un gran representante deportivo “porque no tenemos nada”, “I Want it All”, del disco The Miracle de 1989, nos lleva a una época maravillosa en la infinita creatividad de los británicos.

Muy al estilo de sus caracterizados se dio el espacio para presentar “Big Spender” de Shirley Bassey de 1967, solo para dar sentido a cómo se auto describía el propio Freddie. Y como si tanto espectáculo no fuera suficiente, Dios Salve a la Reina continuó su impecable show con “We Will Rock You” del álbum News of the World para entrelazarla con “Friends Will be Firends” y finalizar con “We are The Champions”, una triada fantástica utilizada como arma infalible para terminar de estrujar de emoción los corazones de los fans.

Luego de la clásica coronación del público la banda se retiró del escenario y todos felices comenzaron a abandonar el recinto, pero quedaba algo. Los músicos subieron raudos a escena para interpretar “Don´t Stop me Now”, casi una declaración y ya nada nos sorprendería más. Dios Salve a La Reina es una banda real, no hacen covers, ellos interpretan a Queen. Durante el concierto vimos gente llorar de emoción, nosotros quizás nos contuvimos por asombro, pero no es algo que pueda dejar a alguien indiferente. Es un corte transversal en algún momento del tiempo que nos permite disfrutar hoy, lo que fue en algún momento poder vivir un show de Queen. Larga vida al rock y que Dios Salve a la Reina, por muchos años más.

Setlist:
One Vision
Tie Your Mother Down
In The Lap of The Gods (revisited)
A kind of Magic
Spread Your Wings
Freddie Solo
Under Pressure
Another one Bites the Dust
Who Wants To Live Forever
Love of my Life
You Take my Breath Away
Somebody to Love
Guitar solo
Hammer to Fall
I Want to Break Free
You Don´t Fool me
Radio Gaga
Crazy Little Thing Called Love
Bohemian Rhapsody
I Want it All
Big Spender
We will Rock You
Friends Will Be Friends
We are The Champions

Encore:
Don´t Stop me Now

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario