29 de agosto 2023
Banda invitada: Poema Arcanvs

Por Meryth Smirnoff.
Fotografías por Francisco Aguilar / Spider Prod

Cae la noche y las frías calles santiaguinas generan un eco de oscuridad digno para comenzar la velada que nos esperaba en Club Chocolate, una ansiada cita, un anhelo de melancolía y una catarsis musical sublime a manos de los suecos de Draconian que por primera vez en su vasta carrera musical llegan con sus instrumentos a tierras nacionales para deleitarnos con su Death/Doom Metal.

La vigilia comienza con los resonantes acordes de Poemas Arcanvs, banda nacional formada el año 1992 y que cuenta con 6 discos de larga duración bajo su manto. La voz profunda de Claudio Carrasco envuelve de inmediato el ambiente a eso de las 19:56 pm cuando empieza a sonar “The Crowling Mirrors”. Los riffs rápidos de la guitarra de Igor Leiva sacuden el escenario mientras que la percusión y el bajo acompañan el growling vocal sumando fuerza y profundidad. Una danza oscura entre sus líricas hipnotiza a la audiencia con cada canción que suena, incluyendo un paso por su magistral álbum Iconoclast (2002). La música oscura y reverberante de “The Lighthouse Keeper” mantiene a los espectadores pasmados dentro de la teatralidad melódica de los chilenos que demuestran toda su experiencia sobre el escenario. “Elixir” e “Impressions” se encargaron de transportar a los asistentes a un lugar en donde el tiempo no transcurre y en cuyas narrativas se vieron absortos en la belleza del dolor y el deseo. Finalizan con “Desintegration” a eso de las 20:30 pm con la fuerza sonora de los instrumentos y una maestría musical indudable que el público agradeció con aplausos y ovaciones.

null
null
null
null

Cae el velo del silencio y se puede sentir en el aire la presencia de la nebulosidad de la noche cuando tocan el escenario uno a uno los integrantes de Draconian a eso de las 20:40 pm para probar sus instrumentos generando un fervor inmediato en los fanáticos que a esa hora ya llenaban el lugar. El vuelo etéreo de la voz de Lisa en conjunto con la profundidad y el growl de Anders rompen la calma a las 21:00 pm con “The Sacrificial Flame” perteneciente al álbum Under a Godless Veil (2020) llenando la atmósfera de poesía melódica en interacciones rítmicas que se acompañaron de las aclamaciones de los fanáticos a lo largo de todo el tema.

null
null

“Lustrous Heart” y “The Sethian” envuelven el recinto con su lienzo oscuro de melancolía sumando elementos sinfónicos a la métrica ya conocida de la banda lo que mantiene a los presentes en un sopor de fascinación y encanto mientras acompañan las líricas de cada canción al unísono. La travesía a través del ensueño que genera la agrupación no deja de sorprender y pese a tener la musicalidad doliente típica del Doom Metal se encargan de entregar una mezcla exquisita entre voces guturales, riffs de guitarras enrevesados y las percusiones potentes de Jerry Torstensson que les inyectan una energía descomunal a las letras altamente nostálgicas de Draconian.

null
null

La audiencia aplaude y ovaciona a los suecos cuando comienza a sonar “Sleepwalkers” cuya introducción es conocida por toda la concurrencia gracias a su sonido atmosférico único que es seguido por la delicada voz de Lisa en un murmullo lúgubre pero emotivo que llega al climax gracias a la adición de la voz penetrante y a los instrumentos complejos que lo acompañan. Del álbum Sovran (2015) emerge “Stellar Tombs” hablando de los misterios que representa la existencia en una progresión sónica de ensueño con voces sublimes y un arreglo melódico resonante con letras introspectivas que contribuyen a generar un ambiente intenso y de euforia en la fanaticada que con los brazos en alto aplauden y gritan el nombre de la banda repetidamente al terminar la canción.

null
null

Y desde esa introspección que señala que en la vida siempre hay un momento “cuando hasta la luz del día duele”, pasamos a uno de los temas más conocidos y hermosos compuestos por Draconian: “Sorrow Of Sophia” que se propaga como representación de la sabiduría divina y el conocimiento espiritual quien toma en su propio velo el peso del dolor de un mundo a punto de romperse, condenada a llevar la carga del tiempo consigo. Musicalmente en este tema se puede encontrar el contraste dinámico característico de la agrupación que contempla secciones pesadas e intensas con pasajes mas suaves y melódicos creando un ambiente impactante entre la concurrencia que explota en aplausos, gritos y ovaciones.

null

Continuamos caminando sobre éter de los susurros instrumentados y nos dirigimos hacia la fuerza de “Elysian Night” perteneciente al álbum A Rose for the Apocalypse (2011) el cual sigue sumando un conjunto de melodías intrincadas y complejas en donde se ve una faceta más sombría gracias a la gruesa voz de Anders Jacobsson y al sonido de las cuerdas de Niklas Nord (Guitarra), Johan Ericson (Guitarra) y Daniel Arvidsson (Bajo) que juegan entre oscilaciones rítmicas a lo largo de todo el track que tiene una duración de casi 8 minutos. Le continúan “Seasons Apart” y “The Cry of Silence” que fue presentada por Anders como la primera canción del primer disco lanzado por la banda llamado Where Lovers Mourn (2003). Le siguen “A Scenery of Lost” y “Dishearten” que son coreadas vívidamente por los fans los cuales conocen a la perfección sus evocadoras letras que hablan de la desolación, pérdida y del aplastante peso de la desesperación.

null

La velada se hace infinita e irreal, nos vemos envueltos en los mantos transparentes de la nostalgia y de la agonía que de a poco nos va soltando, dejándonos absortos en admiración. “The Morningstar” y “Pale Tortured Blue” siguen la progresión de creaciones oscuras de la agrupación que hace vibrar el suelo del Club Chocolate. La energía desborda gracias al íntegro performance de la banda en todo momento y Anders, que mantiene una solemne copa de vino en su mano, se encarga de inyectar aún más potencia animando a los partícipes de tan épica velada. Una representación de la inmortalidad y anhelo hacia aquello perdido y que no se puede alcanzar se escucha en las letras de “The Amaranth” desencadenando un estado de euforia en los acérrimos seguidores de la banda que de pie agradecen con aplausos fervorosos. Como recurrencia a las líricas inquietantes y llenas de abrumador desaliento hacia la vida y la muerte, suena el característico sonido apesadumbrado de “Death, Come Near me” que se acompaña con la melódica y suave voz de Lisa creando la sensación de plenitud absoluta en su excepcional presentación que fue reconocida por los fanáticos a lo largo de la noche quienes reiteradamente corearon su nombre.

null

La banda se retira del escenario a eso de las once de la noche dejando al público expectante y a las 23:10 pm Lisa vuelve a sorprender a los presentes deleitando a todos con un retazo de “Akherousia” interpretado exquisitamente a cappella y que solo es interrumpido por el sonido típico de la guitarra introductoria de “Bloodflower” cargando nuevamente de energía del proscenio con el growl poderoso y lúgubre que en yuxtaposición a la voz teatral y melódica femenina captivaron a cada oyente.

Así finalizó el viaje a través de los infinitos ecos de dolor que transmiten las canciones de Draconian, en donde la aflicción se transformó en belleza melódica, en donde los versos encontraron hogar en una dulce voz con formas poéticamente oscuras y en el cual cada acorde se hizo parte del alma de los fanáticos que repletaron el recinto y los cuales encarnarán tempestuosos dentro de sí eternamente.

Setlist Poema Arcanvs:
The Crawling Mirrors
Lighthouse Keeper
Elixir
Impressions
Desintegración

Setlist Draconian:
The Sacrificial Flame
Lustrous Heart
The Sethian
Sleepwalkers
Stellar Tombs
Sorrow of Sophia
Elysian Night
Seasons Apart
The Cry of Silence
A Scenery of Lost
Dishearten
The Morningstar
Pale Tortured Blue
The Amaranth
Daylight Misery
Death, Come Near Me

Encore:
Akherousia (Extracto cantado a Cappella por Lisa)
Bloodflower

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Sobre El Autor

Artículos Relacionados