Por Jorge Fernández.

El nombre Reginald Kenneth Dwight quizás no nos diga nada. Que nació un 25 de marzo de 1947 en Londres, tal vez sólo alimente nuestra curiosidad. Si decimos que su seudónimo proviene de dos artistas que lo acompañaron durante sus primeros momentos musicales, cuyos nombres eran Long John Baldry y Elton Dean, recién tendremos los primeros atisbos de reconocimiento ante la enorme figura de uno de los cantantes más influyentes de la música a nivel mundial.

Elton John tenía tan sólo 4 años cuando fue sorprendido por su madre tocando piano a expensas de un tema que había escuchado. Prolífico desde pequeño, a los 11, ya estudiaba becado en la Royal Academy of Music, instancia enriquecedora pero que dejaría tras 6 años debido a su espíritu musical rebelde que le susurraba al oído que lo suyo más que lo clásico, era el rock. Esta influencia marcaría transversalmente su carrera, pues si bien su estilo musical se caracteriza por tener retazos de pop y cultivar las baladas, siempre ha incursionado en el glam y en el rock más puro en compañía de una infinidad de grandes artistas como Queen, John Lennon, The Strokes, entre otros.

Y es que hablar de Sir Elton John, distinción que obtuvo en 1997 al ser nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico, es hablar de una verdadera estrella, quien con sus 70 años recién cumplidos, aún deleita con sus extravagantes y sólidos espectáculos en el que recurre constantemente a sus pelucas y sombreros, encubridores de su temprana alopecia.

En el plano musical mismo, ha tenido un exitoso pasar desde siempre, siendo los años 70 su época de máximo esplendor. En un primer momento esa fama estuvo coprotagonizada por el poeta y letrista Bernie Taupin, con el que compuso grandes clásicos como “Your Song” y “Nikita”, relación que sufrió innumerables traspiés y reconciliaciones, tal como la vida misma de Elton John.

“Rocket Man” (1972), “Don´t Go Breaking My Heart” (1976), “Sacrifice” (1989) y “Can you Feel the Love Tonight” (1994), canción con la que ganó un Oscar a mejor canción original para la película “El Rey León”, son sólo parte de los grandes éxitos que su productiva carrera ha dejado para la posterioridad. Imposible dejar de lado en este escueto listado el tema “Candle in the Wind” tema dedicado a la figura de Marilyn Monroe por allá por 1973, que reescribió y adaptó en 1997 para dedicárselo a Lady Di, tras su muerte en un violento accidente de tránsito. Esta última versión no ha sido interpretada nunca más por Elton John, pues fue hecha sólo para aquel triste homenaje póstumo.

Su vida ha estado nutrida de excesos: problemas con la droga, intentos de suicidio y anuncios de retiro. Por suerte nada de ello se ha llevado a cabo. Tras más de 45 años de carrera musical, Elton John nos sigue entregando lo mejor de sí y eso, los melómanos de todos los tiempos, lo agradecen. Su frescor está en cada concierto, donde junto al piano, su fiel compañero de vida, toca las notas justas de una vida sobrecargada de talento indiscutido.

Elton John y James Taylor se presentan este 10 de abril en Movistar Arena, sin lugar a dudas, un imperdible para cualquier amante de la música.

null

Evento FB: https://www.facebook.com/events/1805552136368195/

X