Por Jorge Fernández.

El próximo lunes 10 de abril, Elton John pisará nuevamente un escenario nacional. Su pasado reciente lo trajo por estas latitudes hace poco más de cuatro años, donde nos cautivó con su presentación en el festival de Viña del Mar 2013.

Nadie desconoce su calidad vocal, la que si bien, ha tenido matices a lo largo de los años, lo mantiene como uno de los artistas vivos más influyentes del planeta. Menos aún, se puede dejar de mencionar su habilidad multiinstrumental, donde el piano asoma su cabeza por sobre la del resto.

Elton John tiene una fanaticada amplia y fiel, que promete colmar el Movistar Arena y corear cada uno de los temas que desde los lejanos años 70 lo han posicionado en un status supremo de fama y glamour. Con su extravagancia única, el cantautor británico de seguro recurrirá a sus grandes éxitos y mostrará pinceladas inéditas para este rincón de tierra, de su último disco Wanderful Crazy Night (2016), aclamado por la crítica y su público devoto.

Una figura de tal renombre como Sir Elton John no puede ser menos a la hora del músico que lo acompañará esa noche como espectáculo previo. En 2009 lo hizo junto a su compatriota James Blunt. Está vez, el mérito recae en la figura del estadounidense James Taylor, cantautor y guitarrista de 69 años, oriundo de la ciudad de Boston y dueño de una vasta trayectoria musical iniciada a finales de los años 60, pero que, al igual como sucedió con Elton John, tuvo su auge y trascendencia a partir de los 70. Entre sus temas más reconocidos se encuentran los clásicos “Caroline in my Mind” (1968), “Fire and Rain” (1970) y su versión de You´ve Got a Friend” (1971), canción escrita por su amiga Carole King.

Será una noche cargada de emociones y de éxitos, pues cuando Taylor apague los fuegos de su show, Elton John tomará la posta y correrá hasta la meta. Una meta que esperemos tarde en llegar, porque una figura de tal magnitud como la del británico debe disfrutarse de principio a fin, pero sin dejar de lado un desarrollo redondo y extenso que haga masticar el paso del tiempo, morder la alegría del momento y tragar el cúmulo de recuerdos que permanecerán en el interior de cada uno de los asistentes.

Una máquina de producir éxitos visitará uno de los aposentos más importantes de la música en este país, ubicado en el corazón del Parque O´Higgins. Una máquina, que se espera, venga recargada de los temas predilectos para sus fanáticos. Seguramente, estarán en primera fila “Sacrifice”, “Rocket Man” y “Your Song” entre tantos otros. Se espera también lo inesperado, porque cuando se habla de artistas de talla mundial como es el caso de Sir Elton John, la imaginación suele tomar cartas en el asunto y dejarse llevar por la fascinación. Lo maravilloso está, en que muchas veces, estos espectáculos permiten hacer de los idealismos, una realidad insoslayable.

X